Diario El Este

Inicio De Interés Agresiones en la caravana de migrantes y un trasfondo para evaluar.

Agresiones en la caravana de migrantes y un trasfondo para evaluar.

por Damián Muñiz

Unos mil hondureños partieron de San Pedro Sula, Honduras, el 13 de octubre de 2018, algunos con el objetivo de llegar a México para pedir asilo; otros con el fin de llegar a EUA. Todos empujados por la pobreza y violencia en su país de origen. Desde esa fecha, en lo que quedaba del año, partieron otras cuatro caravanas más con el mismo objetivo a las que se le fueron sumando países como El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

Esa modalidad se repetiría mas tarde en el 2019, aun con Trump en el poder de los EUA y con amenazas de quitarles los subsidios a sus países de origen si estos gobiernos no impedían que la caravana desista del objetivo, mientras que el gobierno de México pidió apoyo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para atender a los migrantes. Andrés Manuel López Obrador, quien hacía días que había asumido la presidencia de México, prometió dar visas de trabajo para los migrantes hondureños y abogó por que se les garantizaran sus derechos y seguridad y se les brindara apoyo.

Donald Trump se fue dejándole el lugar a Joe Biden, que si bien tiene una política más flexible, su vicepresidenta, Kamala Harris, en sus primeros actos se pronunció en contra de la migración latina a su país.

Aun asi, las caravanas de migrantes no cesaron y en estos momentos se está llevando adelante una la cual está atravesando la provincia de Chiapas, México. Y como era de esperarse, están sufriendo violencia física y malos tratos en el país mexicano.

La carava de migrantes de casi un millar de personas, incluidos menores edad,  se puso nuevamente en marcha luego de denunciar que el estado mexicano los tenían retenidos impidiéndoles el avance con el fin de que se le venciera la visa en el país.  

Esta caravana está transitando por México desde entre tres y cuatro meses.

Fue asi como en las últimas horas, luego de decidir continuar con el rumbo al país del norte partieron desde refugios en la ciudad mexicana de Tapachula, fronteriza con Guatemala, pero después de tres operaciones de contención en un recorrido de unos 100 kilómetros desde la frontera sur solo avanzaron entre 150 y 200 personas hasta el municipio de Mapastepec, en Chiapas. Allí, fueron interceptados con “agresiones” por parte de policías y guardias nacionales mexicanos cuando se encontraba en el estado de Chiapas, en su rumbo a pedir asilo a Estados Unidos, denunció este martes un ex comisionado nacional del Instituto Nacional de Migración (INM) del país mexicano.

“Sobre los eventos recientes habría que hacer una distinción muy clara entre las que son medidas de contención del flujo migratorio y lo que son agresiones injustificadas del todo, que configuran delitos por parte del INM o de la Guardia Nacional; esa separación hay que hacerla”, expuso el demandante en entrevista con el medio Imagen.

Estas agresiones y este mal trato hacia los migrantes, en su mayoría haitianos, salvadoreños y venezolanos, se dieron al tiempo de que el gobierno de Biden, diera marcha atrás con la decisión judicial votada por la mayoría de los conservadores que constituye la Corte Suprema, la cual avalaba la idea de que cada persona migrante que pasara por México antes de llegar a Estados Unidos debería esperar del lado mexicano la aprobación de su demanda de asilo y volviera con el polémico, pero efectivo Protocolo de Protección de Migrantes, conocido como “Quédate en México” impuesto en la era Trump.

Durante las primeras olas migratorias, el presidente hondureño le aseguró al vicepresidente estadounidense Mike Pence que la caravana estaba siendo financiada por grupos de izquierda hondureños, financiados desde Venezuela, para desafiar la soberanía de Estados Unidos.

Publicaciones relacionadas