Diario El Este

Inicio Internacional Al Qaeda en Brasil y su vínculo con el narcotráfico a Europa y su alianza con la Mara Salvatrucha

Al Qaeda en Brasil y su vínculo con el narcotráfico a Europa y su alianza con la Mara Salvatrucha

por Damián Muñiz

Desde hace ya varios años es sabido sobre las conexiones de la Mara Salvatrucha con el narcotráfico. Es que descubrieron en el negocio de la droga, principalmente con los carteles de México, más rentable que el simple vandalismo local; pero lo descubierto luego de años de investigación es la conexión con Al Qaeda, esa organización terrorista que pareció haber perdido terreno ante la creciente de ISIS en medio oriente y el régimen talibán nuevamente en el poder en Afganistán.

En los últimos días, EUA, a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros, señaló como agentes de la red terrorista en Sudamérica a Ahmad Al-Khatib, egipcio de 52 años con residencia en San Pablo; Haytham Ahmad Shukri Ahmad Al-Maghrabi, también egipcio, de 38 años y afincado en Brasil desde 2015; y Mohamed Sherif Mohamed Mohamed Awadd, sirio de 48 años. Los tres eran dueños de dos empresas ubicadas en la zona de Guarulhos de San Pablo. A través de estas compañías, asegura la oficina del Departamento del Tesoro estadounidense, estos tres hombres recaudaban y lavaban dinero para financiar las actividades terroristas de la organización utilizando una red operativa en varios países; la cocaína que sale de Perú y Bolivia pasa por el norte de África con la ayuda de los extremistas islámicos para el ingreso a Europa.

A 20 años de la muerte de su líder, Osama Bin Laden, la organización terrorista continua viva y expertos temen por un nuevo resurgimiento debido al ingreso de activos que generan gracias al narcotráfico y al respaldo de gobiernos corruptos y Latinoamérica es el lugar ideal para aliarse. Para entender este contexto, debemos de reconocer la importancia de grupos insurgentes que serían los facilitadores de la cocaína; por ejemplo las FARC en Colombia o Sendero Luminoso en Perú. Ambas organizaciones están desmembradas y ahora estan casi extintas, pero siguen teniendo atractivo para Al Qaeda. Estos movimientos de resistencia nacionalistas y marxistas de los países en desarrollo, y de América Latina en particular, estarían cambiando de lealtad hacia la red terrorista al ser testigos de las victorias de al-Qaeda, que nunca ha logrado ningún movimiento laico en el mundo contra el capitalismo.

Actualmente, está dirigida por el médico egipcio Abi Mohamed Ayman al Zawahiri. Con el crecieron las empresas creadas para usarlas como “tapaderas” de recaudadoras de fondos. Es que desde 2001, cuando se dio a conocer a nivel global con los atentados a las Torres Gemelas,

Al Qaeda tuvo franquicias. Grupos locales que pedían permiso a la “casa central”, que estaba en ese momento en las montañas del Hindu Kush, entre Afganistán y Pakistán, para afiliarse y tener el sello de la organización. Esta práctica se difundió aún más durante la última década.

“Las actividades de esta red con sede en Brasil demuestran que Al Qaeda sigue siendo una amenaza terrorista global generalizada, y las designaciones de hoy ayudarán a impedir el acceso del grupo al sistema financiero formal”, dijo el subsecretario del Tesoro estadounidense, Brian Nelson.

En San Pablo y en Foz de Iguazú, en la Triple Frontera con Argentina y Paraguay es donde se concentra la mayoría del millón y medio de musulmanes llegados en los últimos 20 o 30 años a Latinoamérica y se cree que recaudan dinero para sus organizaciones como el Hezbollah libanés que tiene una aceitada maquinaria operando en la Triple Frontera, así como redes menores del ISIS y Al Qaeda.

En este momento, unas 300 personas de todo el mundo se encuentran en esta lista de sancionados.

Publicaciones relacionadas