Diario El Este

Alejo Umpiérrez: “Voy por la reelección en Rocha y quiero ampliar la diferencia de votos” - Diario El Este

Alejo Umpiérrez: “Voy por la reelección en Rocha y quiero ampliar la diferencia de votos”

En las últimas horas, el intendente de Rocha, cercano al ministro Martín Lema, habló sobre la interna de la coalición y el futuro de su partido de cara a las próximas elecciones en una entrevista concedida a diario El País.

-Esta semana dijo que Cabildo Abierto es una herramienta útil al Frente Amplio, luego de que este partido votara con la oposición la anulación en Rocha de un proyecto de inversión. ¿Cree que esto es así más allá de ese caso puntual?

-No. Lo central es el Frente Amplio como oposición cerril, sistemática y desaforada, que desde que empezamos el período de gobierno se ha opuesto a todo proyecto de inversión y crecimiento. Nos ha bloqueado un fideicomiso de US$ 25 millones que generaba 1.000 puestos de trabajo e infraestructura; votó en contra de otro fideicomiso más chico que logramos sacar adelante, de US$ 9 millones; votó en contra de la donación de un predio a Mevir. Nos ha hecho denuncias penales. Vuelve ahora a impugnar un proyecto de desarrollo costero que implicaba trabajo e inversión… Eso es lo central. Después, no estamos hablando de que Cabildo Abierto sea el instrumento general, pero en este caso sí fue un instrumento que le fue de utilidad al Frente Amplio.

-El diputado del Partido Nacional Eduardo Lorenzo dijo en la red social Twitter que lo que hizo Cabildo Abierto en este caso fue una “puñalada trapera” a los blancos, pero sobre todo a los ciudadanos de Río Negro y Rocha. ¿Lo ve igual?

-Puedo decir lo que opino yo: creo que no fue una decisión feliz. Esperábamos de alguna manera un grado de lealtad y compromiso de Cabildo con nosotros, en el entendido de que en Rocha, a pesar de que Cabildo no tiene ediles, les hemos dado una representación importante en el gobierno departamental; y los hemos tratado como un par más. Se me ha preguntado si íbamos a correr en represalia a los dirigentes de Cabildo, y la respuesta es no, para nada, porque son buenos compañeros, son excelentes trabajadores que funcionan en el espíritu y la lógica de la coalición. No tienen por qué pagar desaciertos de sus dirigentes nacionales cuando son leales trabajadores en el terreno departamental.

-¿A nivel nacional, qué futuro le ve a la coalición? ¿Qué análisis hace de otros episodios similares que se vivieron en los últimos días entre los socios?

-Estas son peleas de hermanos. O sea, creo que más allá de todo hay un affectio societatis y una convicción de que tenemos que trabajar y militar juntos, porque en definitiva somos la República. Obviamente que tenemos intereses contrapuestos, porque tenemos partidos diferentes. Pero son contrapuestos en lo coyuntural, porque en lo sustancial estamos unidos. Y eso es inexcusable. Sería imperdonable que no estuviéramos a la altura de los tiempos históricos, de entender que más allá de las diferencias tenemos que trabajar, militar y coordinar juntos en coalición. Este es un barco que llega a puerto con todos sus tripulantes, o no llega.

-¿Cómo ve la interna del Partido Nacional? ¿Hay que hablar o no de candidaturas en este momento?

-Creo que todavía es temprano para hablar de candidaturas. La gente está esperando la gestión de gobierno. Obviamente que, como es natural, las gateras empiezan a verse cerca, pero todavía queda prácticamente un año de gestión. Creo que antes de junio o julio del año que viene hablar de candidaturas es desconcentrar al gobierno de lo que tiene que hacer en su gestión.

-Bien, pero hay blancos que sostienen que igualmente el partido tiene que ir pensando en su equipo para 2024. ¿No cree que queda poco tiempo por delante?

-En el caso del Partido Nacional, los equipos, de alguna forma, están. Porque hay un trabajo de la gestión de gobierno que nos permite divisar a cada uno de los actores principales, y los de reparto, y aun los sustitutos para cada una de las eventuales funciones. Esa es la ventaja que tiene la gestión de gobierno, que permite que los actores se midan dentro de la cancha. Después, el resto del proceso electoral, se va a ir decantando en forma natural. Obviamente que me gustaría que haya un partido con varias candidaturas. Me parece que es bueno un modelo competitivo, pero eso va a ir respondiendo a la realidad. También es bueno que el Partido Nacional entienda que no va a haber candidatos oficiales ni delfines, y eso es una buena cosa. Cada cual se tiene que ganar su cargo en la cancha.

-¿Por qué le parece bien que no haya candidatos oficiales?

-Porque la experiencia y la historia de los delfines no es buena, y creo que el presidente Luis Lacalle Pou, y acá me pongo en su pensamiento, sabe que no es bueno indicar con el dedo ni marcar sucesores, ya que la historia abona malos ejemplos al respecto. Y creo que, en definitiva, el propio Lacalle demostró que lo importante no es ser hijo de, o elegido por, sino ganarse el lugar a pulso y a pulmón

-¿Y no sería Álvaro Delgado el más asociado al gobierno o el delfín por la vía de los hechos?

-No creo que Álvaro Delgado sea un delfín. Sería pensar que Delgado es demasiado poco como para ser candidato y que por tanto tiene que ser designado o tocado por una varita mágica. Yo creo que si Delgado es eventualmente un candidato, lo va a ser por su propia competencia y cualidades, y porque es un tipo de una particular inteligencia y tiene capacidad para tejer acuerdos, alianzas y sacar soluciones adelante. Pero no será porque fue tocado por una varita mágica.

-¿Todos Hacia Adelante se va a mantener unido y en bloque o con la competencia interna puede llegar a abrirse alguno de sus sectores?

-El partido ha aprendido de su propia historia. Ha atravesado un proceso de aprendizaje acelerado luego de lo que fueron los episodios de división interna que se vivieron en los años 90, y eso marcó a fuego a toda una generación. Yo espero que la generación siguiente no se olvide de esto. Creo que todos tenemos una clara conciencia partidaria de pertenencia y de sentido. La experiencia de gobierno nos demostró que el trabajar juntos amalgama y cohesiona.

-Hay quienes dicen que en Aire Fresco, la lista 404, puede haber una puja entre Delgado y Martín Lema. ¿Cómo ve ese escenario?

-No creo que haya contradicción, creo que hay complementariedades. Porque en todo caso siempre es bueno que un sector tenga la posibilidad de ofrecer lo que decía recién: distintos productos en la góndola, para sumar a un mismo proceso.

-Entonces admite que, dentro de Aire Fresco, puede haber un perfilamiento de Lema, más allá del de Delgado.

-Creo que eso no es de descartar. Habrá que ver cómo se van procesando los diálogos, pero obviamente la figura de Martín, por su gestión, por su perfil, por su personalidad, concita la mirada de propios y ajenos. Él está haciendo una muy buena gestión y no es contradictorio para nada con la figura de Álvaro Delgado.

-¿Lema puede ser un candidato del Partido Nacional?

-Él ha descartado esa posibilidad, entonces no voy a hacer yo quien candidatee a alguien que descartó su candidatura. Martín está en un proceso de acumulación, de crecimiento, de formación, de consolidación, que no es para el ahora, sino que es para ir formando parte de esa renovación que tiene que ser el caudal histórico del partido. Hay que ir generando nuevas camadas de dirigentes.

-¿Le preocupa que el ala wilsonista no tenga un candidato igual de competitivo que Delgado?

-Tiempo al tiempo. Lo que se suele llamar wilsonismo de alguna forma va a encontrar su expresión o sus candidatos, y va a ir formando su propio menú electoral. Es obvio que el fallecimiento de (Jorge) Larrañaga generó un impacto fuerte, y hoy día están en un proceso de reacomodo que habrá que ver cómo concluye.

-¿Jorge Gandini o Beatriz Argimón pueden ser opciones?

-Primero van a tener que autoaceptarse como candidatos, aunque Jorge sea el más proclive a eso por lo que pasó en el último congreso de Por La Patria (donde los dirigentes de su sector le pidieron que ya asuma su precandidatura a las internas). Creo que es bienvenido todo candidato que trabaje por el partido.

-¿Aspira a la reelección en la Intendencia de Rocha o apuesta a una nueva diputación?

-Vamos a ir por la reelección de la intendencia, porque es el lugar que la gente nos confió y a nosotros nos gustaría repetir. Obviamente tengo una pasión por la política nacional y no pienso dejar de participar o trabajar en ella por más que esté en el marco departamental.

-No será una batalla fácil. Ganó por muy pocos votos y sobre la hora a su contendiente Aníbal Pereyra…

-Pero me tengo fe de que vamos a ampliar la diferencia.

-¿Cree que la gestión le ayudó a sumar respaldo popular? ¿Encargó alguna encuesta?

-No hemos hecho encuestas todavía, porque recién empiezan a cristalizar las obras. Pero no hay medición más certera que la del laburo.

-¿Qué temporada turística espera tener este verano, ya sin pandemia?

-La pandemia va a ser sustituida por la situación de Argentina. El estrago cambiario que existe en el hermano país va a pegar muy fuerte. Todavía es una incertidumbre, aunque creo que será de signo neutro y un poquito para abajo.