Diario El Este

Alemania se tapó la boca en forma de protesta en la foto previa al encuentro contra Japón

En la antesala del partido por el Mundial entre Japón y Alemania, más precisamente en la foto de la formación de equipos, los alemanes se taparon la boca en forma de protesta. Esto se debió a la represión por no poder usar el capitán de cada equipo, el brazalete LGBT en apoyo a la diversidad. Así declaró el mismo guadameta del Bayern Munich: “estoy muy decepcionado por no poder usar el brazalete”. 

Este gesto, a pesar de que se trata de aplastar la libertad de expresión, nos muestra cuanto ha avanzado este deporte en lo que al apoyo a las comunidades diversas se trata, más siendo un tema tabú durante tantos años y en un ambiente tan machista, como lo es el futbol. 

Con nuestro brazalete de capitán queríamos dar ejemplo de valores que vivimos en la selección: la diversidad y el respeto mutuo. Sea ruidoso junto con otras naciones. No se trata de un mensaje político: los derechos humanos no son negociables. Eso debería ser evidente. Pero lamentablemente todavía no lo es. Por eso este mensaje es tan importante para nosotros. Prohibirnos la venda es como prohibirnos la boca. Nuestra postura se mantiene», explicó la Federación Alemana de Fútbol en sus redes.