Diario El Este

Inicio De Interés Algún día como el de hoy: 31 de agosto

Algún día como el de hoy: 31 de agosto

por Damián Muñiz

Jack, el destripador (1888)

A mediados del siglo xix, las principales demarcaciones británicas, entre ellas el East End de Londres, donde se encuentra Whitechapel, tenían sobrepoblación16​ debido al flujo de inmigrantes irlandeses y al arribo de refugiados judíos del este de Europa y de la Rusia imperial a partir del año 1882.2​ Este problema repercutió en el decaimiento de los niveles de empleo y calidad de vida y llevó a la proliferación de una amplia clase baja17​16​ caracterizada por la pobreza, el crimen y la violencia, el alcoholismo y la prostitución.

En este contexto, el asesino serial conocido como Jack, el destripador, comenzaría con sus homicidios, siendo el primero, un día como el de hoy.

La policía encontró el cuerpo de la primera víctima, Mary Ann Nichols, a las 3:40 de la mañana del viernes 31 de agosto de 1888, en Buck’s Row, Whitechapel. Tenía un par de cortes en la garganta, el abdomen parcialmente rasgado con una profunda hendidura y varias incisiones hechas con el mismo cuchillo.

Se le atribuye once homicidios, los cuales podrían ser más. Jamás se supo quién fue Jack, el destripador.

Muere Lady Di (1997)

Fue la primera esposa del príncipe Carlos de Gales, heredero de la Corona británica, con quien tuvo dos hijos, Guillermo y Enrique. El activismo y el glamour de Diana la convirtieron en un icono internacional y le valieron una popularidad duradera, así como un escrutinio público sin precedentes, exacerbado por su tumultuosa vida privada.

Un día como el de hoy, Diana muere en un accidente automovilístico en el túnel del Pont de l’Alma, en la margen norte del río Sena, en París, Francia; mientras el conductor huía de los paparazzi. El accidente también resultó en la muerte de su pareja Dodi Al-Fayed y del conductor, Henri Paul, quien era el gerente de seguridad en funciones del Hôtel Ritz Paris. El guardaespaldas de Diana, Trevor Rees-Jones, sobrevivió al accidente. El funeral televisado, el 6 de septiembre, fue visto por una audiencia de televisión británica que alcanzó un máximo de 32,10 millones, que fue una de las cifras de audiencia más altas del Reino Unido. Millones más vieron el evento en todo el mundo.

Publicaciones relacionadas