Diario El Este

Anda a buscarlo a la Isla: la Intendencia toma medidas drásticas con los animales sueltos - Diario El Este

Anda a buscarlo a la Isla: la Intendencia toma medidas drásticas con los animales sueltos

Equinos y vacunos sueltos en las rutas, caminos y hasta en la ciudad; se han tornado un problema que parece insoluble y han ocasionados varios accidentes en toda la zona, algunos de ellos lamentablemente fatales.

Al tiempo que vecinos se estaban organizando para juntar firmas y elevar la problemática a la Junta departamental y al propio Intendente Mario Silvera, hoy se anunciaron futuras medidas tendientes a minimizar los riesgos.

Hasta el momento, cuando se recibían denuncias los animales eran llevados al Ejido Municipal, desde donde para retirarlos, los dueños debían pagar la correspondiente multa. Sin embargo, como lugar público, simplemente se mantenía la portera cerrada, pero sin candado. Y es así que muchas veces los dueños entraban y sacaban sus animales del lugar.

William Muñoz, Director de Higiene, fue entrevistado por los colegas de Difusora Treinta y Tres y señaló que en acuerdo con el Ministerio del Interior, se proyecta llevar los animales que sean encontrados sueltos a un predio propiedad de esa cartera en Isla Patrulla, donde además funciona la comisaría de la localidad.

De esta manera, dijo el jerarca, los propietarios de los animales para retirarlos deberán pagar la multa y hacerse responsables del flete para trasladarlos nuevamente a su lugar de origen.

Consultado además por Diario EL ESTE, Muñoz confirmó que el proyecto estará funcionando en breve y se refirió a otro tema que preocupa a nivel de la Dirección de Higiene: los contenedores que toman fuego. En este caso, dijo el jerarca, «se trata mas que nada de brasas de las estufas que se arrojan en los mismos. Habitualmente ya tienen en un interior una carga de elementos inflamables y a si  eso le sumamos que son fabricados en material plástico; es fácil la combustión.  Es por eso que solicitamos la colaboración de los vecinos en este sentido, o sea verificar que realmente las cenizas estén totalmente inactivas al momento de deshacerse de las mismas. Por otra parte, quizás los vecinos desconocen que tienen  un costo muy alto, que sobrepasan facilmente los 500 dólares, que en definitiva es plata nuesta, de los contribuyentes y pagamos todos»