Diario El Este

Antía destacó que sin presencia de la IDM el departamento habría crecido desordenado y defendió la descentralización

El jefe comunal dijo que Maldonado siempre fue visto como el “Tío Rico” y por eso nunca se le reconoció el esfuerzo que realiza en inversión y las áreas que abarca la misma, vivienda, deportes, políticas sociales, entre otras.

Al cerrar las Primeras Jornadas Iberoamericanas de Financiación Local, Enrique Antía lo graficó relatando que la población en el departamento se duplicó en los últimos 15 años y eso trajo aparejadas obligaciones para el gobierno departamental.

Allí se explayó para subrayar que fue necesario invertir, trabajar y contraer endeudamiento para que los 40 nuevos barrios que fueron surgiendo, como consecuencia del aumento poblacional, tuviesen todos los servicios.

Actualmente también hay más de 40 fraccionamientos, aprobados, señaló y se avanza con un crecimiento ordenado, fruto de que el equipo que existe en la Dirección de Planeamiento, fue el mismo que hace 25 años pensó el Maldonado que hoy tenemos.

Destacó en ese sentido la realización del saneamiento, sin lo cual el departamento se moría.

También subrayó el camino emprendido para llegar a ser hoy Ciudad Universitaria, donde hay más de 7 mil alumnos, recordando que cuando le tocó ser gobierno por primera vez hubo que construir este camino.

“No había ni un curso, hicimos estudios de mercado, convenios y hoy tenemos ciudad universitaria” afirmó.

El intendente lamentó que los esfuerzos que realiza la intendencia y por ende, el pueblo de Maldonado no siempre son reconocidos.

Asimismo, elogió que las jornadas se realizaran en el interior porque eso es descentralización.

De las exposiciones que escuchó Antía dijo que son la siembra de algo que va a ser bueno.

Subrayó que la improvisación en descentralización ha sido permanente, a veces les ha ido bien y otras no tanto, pero resaltó que la mirada desde el interior es distinta, porque se trata de reclamar lo que les pertenece.

Agradeció el relacionamiento que ha construido con CINVE, Centro de Investigaciones Económicas, que les permitió abrir la cabeza y hacer este encuentro vital del que aprenden todos, porque los administradores muchas veces lo hacen al tanteo y si no se profesionalizan no se avanza.