Diario El Este

Inicio Internacional Argentina: CFK gana una nueva pulseada

Argentina: CFK gana una nueva pulseada

por Alejandra Sanabria

La pérdida del Frente de Todos, en la mayoría de las provincias del país, en las elecciones primarias legislativas del pasado domingo, desató la furia del oficialismo sobre todo de la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, quien esperaba de su compañero de fórmula cambios de gabinete a primera hora del lunes. Alberto Fernández, se mostró lunes y martes junto a sus allegados políticos, pidiendo el apoyo para mejorar errores y seguir adelante, en una actitud pasiva que a CFK le pareció imperdonable. Y así como táctica militar, ordenó a sus tropas a presentar renuncias en masa, comenzando por el más cristinista de todos, el Ministro del Interior Eduardo De Pedro.
Miércoles y jueves fueron dos días aun peores para Alberto quien alentó la esperanza en algunos votantes de instaurar el verdadero albertismo; aquél que había esbozado a principios de su mandato hasta su radicalización a mitades del 2020 con el suceso «Vicentín».

La decisión que pesaba sobre Alberto desde el lunes, sobre entregar a su círculo más íntimo, por pedido de Cristina parecía algo que no iba a suceder, hasta que en el día de ayer CFK se despachó «sinceramente» con una carta dirigida al Presidente de la Nación Argentina. «Recuerdo que, cuando perdimos las elecciones legislativas en la Provincia de Buenos Aires del año 2009, con Néstor como candidato a Diputado Nacional -después de la 125 y de la crisis global del 2008-, quien Alberto considera con justicia el mejor presidente de la democracia, el día lunes siguiente a las elecciones no sólo renunció a la titularidad del Partido Justicialista, sino que yo como Presidenta de la Nación pedí la renuncia de quien fuera mi Jefe de Gabinete, entre otros. Y ¡ojo!… habíamos perdido en la Provincia de Buenos Aires pero habíamos ganado a nivel nacional. A Néstor Kirchner hay que recordarlo en versión completa y no editada.».

Estas son algunas de las palabras que Cristina redactó para Alberto, quien decía que por las buenas todo y por las malas nada. Pero Cristina parece ganarle por las buenas y las malas ya que tras cinco días de pulseada, el Presidente aceptó cambiar a todo su equipo removiendo como Jefe de Gabinete a Santiago Cafiero quien será designado como Canciller. Por su parte Felipe Solá abandonará la cancillería y podría irse de embajador a México. El lugar de Jefe de Gabinete, lo aceptó Juan Manzur quien gobernaba hasta el momento la provincia de Tucumán y no Sergio Massa como se había especulado.

El nuevo gabinete que jura el lunes 20 de setiembre a las 16 hrs quedó conformado por: Julián Domínguez como Ministro de Ganadería, Aníbal Fernández como Ministro de Seguridad, Jaime Perzyck como Ministro de Educación y Daniel Filmus como Ministro de Ciencia y Tecnología. Pero la pérdida más importante para Alberto trascendió en la tarde del viernes cuando Juan Pablo Biondi , vocero y secretario, renunció luego de haber sido acusado por Cristina de «operaciones mediáticas».
Por su parte Eduardo «Wado» De Pedro continuará como Ministro del Interior.

Una vez más Cristina Fernández de Kirchner mostró que le gana todas las pulseadas a Alberto y en el medio, el pueblo argentino, que parece no importarle a ninguno de los dos Fernández.

Foto de El Perfil

Publicaciones relacionadas