Diario El Este

Inicio De Interés Asamblea de AEBU en Maldonado

Asamblea de AEBU en Maldonado

por Damián Muñiz

El día miércoles 21 de julio, a las 20hs. realizaran una reunión Martin Ford secretario del Interior de AEBU, Pablo Andrade y Leonardo Di Domenico miembros de la delegación de los trabajadores en el consejo directivo honorario de la Caja Bancaria sobre el proceso de reforma a la seguridad social que se viene llevando adelante por el Gobierno.

Si bien la charla está orientada a trabajadores del sistema financiero, afirman que es un tema que afectaría a todos los trabajadores del país.

 La asamblea será semi presencial, para los afiliados del Departamento de Maldonado, en la seccional de AEBU Maldonado y, también se realizara vía zoom, para los trabajadores del resto del Departamento, como lo vienen haciendo en el resto del país.

Martin Ford, Secretario del Interior de AEBU, hablo en exclusiva con Diario El Este para contar el motivo de la reunión y los temas a tratar.

Dado que la reforma de seguridad social está llevando un proceso muy silencioso, donde prácticamente no ha tenido difusión en los medios, AEBU, busca darle la difusión que el gobierno no ha querido dar.

“Esta reforma piensa bajar las prestaciones, prolongar la edad de retiro; minimizar algunas prestaciones, por ejemplo las pensiones por viudez; jubilación anticipada por enfermedad”, informa Martin Ford.

Desde la directiva de AEDU, buscan “alertar a la población de que esta reforma viene para generar peores condiciones a los trabajadores y jubilados”, afirma Martin Ford.

No solo buscan alertar a la población sobre los puntos a tratar en esta reforma de seguridad social, Martin Ford, también afirma que hay puntos que deberían de tratarse y en cambio, no están contemplados en la nueva reforma. Poniendo el ejemplo de la caja militar, “la cual tiene un déficit preocupante, unos U$S500 millones por año”, alegando que en muchos casos, los oficiales de rango se jubilan con un ingreso superior al de el salario en actividad. “Cuestiones que vienen del periodo del Gobierno de facto que aun hoy, no han sido subsanados”.

Como tampoco hablan de las fuentes de financiación.

Para ello, nos cuenta que los trabajadores del sistema financiero cuenta con un instituto propio, la caja de jubilaciones y pensiones bancarias, la cual data del año 1925. Mucho antes que el BPS.

“La caja bancaria es la única institución de seguridad social que tiene un consejo honorario compuesto por el Gobierno, bancos públicos y privados, jubilados y los trabajadores”, nos cuenta.

En el 2008, tuvo una reforma, a partir de esa reforma se hizo viable a largo plazo y una sustentabilidad a más de 50 años. Si bien, la pandemia ha afectado la situación financiera, por la pérdida de 5% de los puestos de trabajo en el sector financiero privado y hoy hay con oscilaciones unos 1000 trabajadores del sector financiero aportantes a la caja no bancarios en seguro de paro, sumado a la falta de reposición de vacantes en los bancos públicos, esto no representaría un problema de insolvencia de largo plazo,  ya que se cuentan con reservas forestales y patrimoniales.

La caja bancaria, cuenta desde su reforma en el 2008, con su propia aportación excepcional patronal, donde previendo que la tecnología sustituiría los puestos de trabajo, se gravo los activos fijos de las instituciones financieras. Con una tasa mínima de un aporte patronal que no depende de la plantilla, sino de los activos de las Empresas. Esto se explica, porque las empresas financieras desde el 2008 a la fecha, han reducido su personal un 25%  y sin embargo, han incrementado su volumen de negocios un 400%  y por ende sus ganancias.

“Evidentemente necesitamos otra financiación para la seguridad social que no esté atada al empleo, si seguimos gravando el empleo habrá menos trabajo aún. En cambio gravando la actividad hace viable la caja bancaria y seguramente toda la seguridad social del país, en la medida que las fuentes de financiación no sean las tradicionales del aporte personal y patronal, derivados de la nómina, o sea de la cantidad de trabajadores”.

A todo esto, suman la problemática con las AFAPs, las cuales están dando un promedio de $7000 mensuales de una renta vitalicia después de 26 años de funcionamiento. “Las AFAPs da incertidumbre, uno no sabe con cuándo se va a jubilar”.

“Poner el modelo de la caja, de solidaridad intergeneracional, de reparto, sin déficit estructural de largo plazo, con fuentes de financiación atadas a la actividad y no a la cantidad de trabajadores; Es un modelo que queremos para nuestra Caja y para toda la seguridad social, para todos los uruguayos.

Dejar un comentario

Publicaciones relacionadas

Escucha "VOCES" con Oscar González Oro en EL ESTE