Diario El Este

Inicio De Interés Bautista Gil Castillo y las ideas liberales en Uruguay

Bautista Gil Castillo y las ideas liberales en Uruguay

por Alejandra Sanabria

Bautista Gil Castillo, uno de los jóvenes que más representa la ideas liberales en Uruguay, en poco tiempo se ha hecho conocido en nuestro país y se ha animado a contestarle a dirigentes de «peso». Fue entrevistado por Diario El Este, para conocer más sobre él y su mirada política de Uruguay y del liberalismo.

P: Bauti, ¿qué edad tenés? Contanos qué estás estudiando, cómo surge tu interés por la política.
B: Tengo 18 años, cumplo 19 la semana que viene; estudio derecho en la Universidad de Montevideo. El interés por la política surge en mí de manera reciente, por más que el contacto viene de tiempo atrás. Como algunos sabrán mi abuelo Ney Castillo fue candidato a Intendente de Montevideo en 2010 y desde siempre tengo el recuerdo de tener cercanía con la política; que todo el tiempo se hablara de política y me fui contagiando de todo eso.  Cuando vinieron las elecciones de 2019, no podía votar (cumplí 18 años el año pasado), y empecé a escribir en twitter, en otra cuenta que tenía antes.
En 2017, me había contactado una de las hijas de Ope Pasquet, y me insiste para que me sume a las elecciones de jóvenes. Me llamaron porque veían que opinaba de política, sabían de mi pertenencia al Partido Colorado por mi familia. Yo no estuve en ninguna lista, no fui convencional. Solo me interesa aprender.  No seguí militando con Pasquet ni con su juventud, de hecho habré estado menos de seis meses y después me uní a otra agrupación que me permitió acercarme a Carolina Ache, que hoy es como mi madrina en política.

P: ¿Sos parte de la Agrupación Libertad?
B: Nunca estuve pero tengo una excelente relación con Juan Friedl y alguno de sus miembros.

P: Si bien es conocido que sos liberal, ¿Cómo te definís políticamente?
B: Me defino como liberal clásico, acá en Uruguay, jorgista. Valoro mucho lo que fue Batlle y Ordoñez, tengo un cuadro acá, pero valoro más lo que fue Jorge Batlle. Yo creo que Jorge logró entender que los valores de vanguardia y libertad que estuvieron en el gobierno de Batlle y Ordoñez, en el mundo que se venía, aquel mundo de los sesenta, tenía que hacer un viraje al liberalismo económico, social y político. No digo que Batlle y Ordoñez  no fuera liberal en lo político y social, y de alguna manera en lo económico también porque hablaba de las empresas públicas para no cobrar impuestos monstruosos. Pero Jorge entendió que si el batllismo quería ser lo que fue en su momento, tenía que ser vanguardia y libertad. Esa figura de Jorge siempre estuvo pensando en el  futuro, “el provenir” decía él. A mí me convenció y creo que Jorge era liberal clásico.

P: Te han invitado a militar desde el Partido Nacional, porque hoy en día tiene algunas figuras liberales. ¿Considerás a Luis Lacalle Pou como liberal?
B: Yo creo que en su fuero íntimo es liberal conservador. Me parece que el  gobierno que está haciendo es un gobierno de tinte socialdemócrata. No lo veo como el padre, o como Jorge empecinado en bajar el gasto público. Es cierto que estamos en medio de una pandemia. Creo que hoy por hoy todo el gobierno encuentra su comodidad en la socialdemocracia. Obviamente lo sigo bancando. Creo que hay sectores liberales en el Partido Nacional. Quizá es un poco extraño, porque cuando surgieron las divisas, el PN representaba lo conservador y el PC (hay una mala interpretación de los propios colorados), tenía figuras como Fructuoso Rivera, que fue de los más grandes liberales que tuvo el país. Entonces cuando empezamos a hacer esa falsa dicotomía de si sos colorado no podes ser liberal, es mentira. El mismo Batlle y Ordoñez no hubiera formado parte de un partido que se contraponía al conservadurismo del partido nacional. Batlle y Ordóñez criticaba el marxismo y el socialismo, es cierto que llega en un momento donde estaba más de moda el socio liberalismo que es una de las vertientes que tiene el liberalismo. Cuando se habla del que el Partido Colorado no puede ser liberal es no entender la historia. Jorge cuando aparece como líder de la lista 15 demuestra que podemos ser un partido liberal.

P: En cada uno de los partidos tradicionales, hay un ala más liberal que otra, pero además en el Partido Colorado se impuso la figura de Sanguinetti que gobernó dos periodos y no es liberal. Tal vez eso haya dificultado la consolidación del liberalismo.
B: Creo que Sanguinetti es socialdemócrata, también es verdad que en su gobierno se promulgó la ley de forestación que es una ley típicamente liberal. Pero si lo escuchas hoy, está más cercano a lo que pensaba Jorge Batlle, que a lo que decía en la década del  80-90 . Dicho esto, creo que en Uruguay hay una vocación por el Estado y el estatismo. Lo que representa el Estado para nosotros es una mala interpretación del primer batllismo. La socialdemocracia termina siendo la regla.
En cuanto a figuras liberales, en PN me cuesta verlo más que en el PC. Sartori desperdició la oportunidad de plantarse por ese lado. Pero lo veo a Pablo Viana, un diputado de Montevideo que me gusta lo que está haciendo y no está más en el sartorismo.
En el PC tenemos también a Isaac Alfie, si bien no ha sido candidato, ha estado apoyando a la Agrupación Libertad y hoy está en la OPP que no es un cargo menor si lo sabemos aprovechar. También tenemos a Gabriel Gurméndez que hoy tiene inhibición política, y después jóvenes que van a ir apareciendo, a Juan Friedl. También considero que fenómenos como los de Milei y Espert, y de otros países, han repercutido en Uruguay y hacen que mi generación tenga una inclinación hacia las ideas liberales un poco más fuerte.
Nosotros no tenemos ese peso de haber vivido la dictadura como otras generaciones, o el segundo batllismo, estamos más libres de cuerpo y no vemos al estado como el protector.
Los tres grandes partidos ya gobernaron y no quedan posibilidades de seguir probando distintas versiones de estatismo. Hay que seguir probando diferentes versiones del liberalismo.

P: Mirando  el resurgimiento del liberalismo en Argentina, pero teniendo en cuenta que Uruguay en algunas cosas es conservador, no le gustan los cambios…No veo en un Uruguay un bloque de liberales en el Parlamento  por ejemplo ¿verías un fenómeno Milei “a la uruguaya”?
B: Es trasladable, creo que nos va a llevar más tiempo. Jorge decía, “Uruguay capta todo 20 años después”  y me parece que en algún momento vamos a tener que despertar. Los jóvenes somos pocos pero también es cierto que hay un cansancio del Estado y frases como “el Estado te cuida”. Quizá no dentro de cuatro años, pero va a llegar porque el transcurrir natural de las cosas.
Miramos mucho a Argentina pero en Argentina todo pasa más rápido, todo pasa peor, cualquiera sabe que la inflación es un fenómeno de emisión de moneda, porque de tanto vivir lo mismo son cosas que ya saben.
Entonces creo que en Uruguay va a pasar y ese líder natural capaz ya está en el escenario político o capaz como. Pero te decía tenemos a Alfie, Gurméndez, Viana ,Friedl que llevan esas banderas. O tal vez sean una generación de paso de posta. Hay una parte del sistema que está yendo para ese lado.

P: ¿Te identificas más con un liberal como López Murphy o con Milei? Viste que hay una fuerte discusión sobre si el liberal puede ser conservador al mismo tiempo, hay quienes dicen que Milei no es verdaderamente liberal por su postura sobre el aborto. Otros que creen que no se puede ser liberal y progresista
B: Liberal progresismo me suena a trabalengua, diría Jorge. Lo que hoy le decimos liberal progresista implica una participación del estado que termina en socialdemocracia.
Con Milei me pasa que representa la energía del liberalismo en sí. El sacó muchos votos en sectores más oprimidos. No olvidemos que el liberalismo nace para hacerle frente a los autoritarismos europeos y a las monarquías autoritarias. Por eso me inclino más hacia Milei.
En el tema aborto: estoy a favor a de despenalización de aborto. Milei no. Pero eso dentro del liberalismo es una discusión filosófica porque científicamente hay vida desde la concepción. Pero ¿qué entendemos por vida inteligente? Le doy el beneficio de la duda a la postura que antes de las doce semanas no hay vida humana por temas vinculados con la inteligencia, por más que en lo personal pueda estar en contra del aborto, entiendo que alguien piense distinto y pondero la libertad del que piensa distinto.
En cuanto al cambio climático, otro tema que Milei niega, si creo que es real, pero en caso de Uruguay la huella de carbono es mínima comparada con las grandes industrias europeas. Pero no creo que haya que tachar a Milei de conservador por no pensar así porque el liberalismo es una filosofía de vida, puede tener variantes. ¿Por qué no puedo aliarme mañana con una persona que únicamente tiene una diferencia conmigo por ejemplo el aborto? Es importante considerar que en el liberalismo puede haber matices, que es parte de su esencia, siempre  y cuando no pasemos la barrera de la libertad y caigamos en el autoritarismo.

P: ¿Estás en contra de los colectivos?
B: Los colectivos existen, somos seres políticos, sociales. Estoy en contra de la colectivización. Cuando pasa a importar más ese grupo y lo que nosotros suponemos de ese grupo, cuando tenemos una mirada sobre la sociedad en vez de que cada uno pueda desarrollar su proyecto libremente, lo que hacemos es mirarlo como un todo y todos tienen que hacer lo mismo. De eso estoy en contra.
Porque los colectivos siempre están… yo formo parte de una organización política, formo parte de un colectivo que pueden ser los vecinos de Montevideo. La idea es que no por formar parte de un colectivo, todos tengamos que pensar lo mismo, creo en la libertad el individuo y por supuesto no estoy de acuerdo con que el Estado subvencione ONG, salvo que alguna cambie para bien las cosas realmente.

P: ¿LUC si, LUC no?
B: En el referéndum votamos “No”. Estoy de acuerdo en todos los artículos menos en tres, que son los artículos de ANCAP. Creo que este sistema es mejor que el anterior, pero en los hechos termina con los mismos problemas porque pagamos uno de los combustibles más caros del mundo porque ANCAP sigue sin competir.  Se introdujo una forma de calcular el precio, una es el factor x de sobrecostos asumidos por ANCAP, pero la cuenta que presenta la LUC es un desastre aunque es más transparente. En esos artículos pongo el ojo.

P: Pensé que ibas a criticar la LUC en la parte que agranda el Estado y como está atravesada por la ideología de género…

B: No estoy de acuerdo con la ideología de género. Es una imposición que desde el colectivismo nos termina enfrentando hombres y mujeres en vez de buscar integrar a la sociedad. En cuestiones de género es cierto que tenemos un problema en el mundo occidental (ni hablemos del mundo oriental), pero los temas de machismo no creo que se arreglen con más organismos. Ahora justo en INmujeres, están haciendo un evento para líderes políticas mujeres, con la plata de todos. ¿Qué es eso? Eso es discriminación. INmujeres, funciona dentro del Mides que fue creado para atender a personas vulnerables. ¿Te parece que una mujer que está pasando por un problema de violencia le va a solucionar la vida ir a reuniones de cómo ser una líder política?
La solución es cultural y tiene que haber leyes que castiguen fuertemente al violador, al acosador, al abusador, y a la acosadora y a la abusadora también.

P: Además las estadísticas no demuestran que la creación de organismos de género, haya bajado los delitos de femicidios, pero tal vez esto se enmarque de lo que es parte de la agenda.

B: Indudablemente la ideología de género ha venido a sustituir la lucha de clases. Desde la caída del Muro de Berlín son las banderas que ha levantado la izquierda.  Lo mismo han hecho diferenciando personas homosexuales de heterosexuales, otro ejemplo es Black Lives Matter, que no digo que no haya estados donde los negros queden relegados, pero no por eso podes contraponer una parte de la sociedad con otra. Lo mismo cuando quieren beneficiar cierto sector de la sociedad acá y en verdad no nos beneficiamos ninguno. ¿De qué me sirve estar peleados si el día de mañana tenemos que construir un país juntos? Pero ellos saben que es la única forma que tienen para continuar la lucha. Ahora dicen que la LUC, la norma que pena el narcomenudeo perjudica a la mujer… te va a perjudicar si andas en algo raro. Y puede perjudicar al hombre también. Pero tienen que agarrarse de “hombre-mujer, negro-blanco, homosexual-heterosexual” para continuar un discurso que no soluciona nada, sino que pone más violenta a la sociedad.

P: ¿Tenés pensando hacer carrera política?
B: Creo que si a mi edad estoy pensando eso, estoy equivocado. Lo veo como activismo, lo veo como militancia y lo hago para defender mis ideales. Si el día de mañana se da la posibilidad lo voy a evaluar. Hoy por hoy, soy candidato a concejal vecinal, voy a tomarlo como desafío. Veremos si hago carrera política, hoy lo más importante es el estudio y seguir con el activismo. Por suerte la agrupación que lidero ha logrado integrar gente que no estaba en el partido colorado al partido colorado.

P: ¿Cómo se llama tu agrupación? Siempre dentro del Partido Colorado…
B: Se llama “Juntos”. Me siento colorado. Creo que armar un espacio liberal por fuera de los espacios tradicionales es contraproducente para el país porque los partidos tradicionales están inmersos en la gente y han tenido sus sectores liberales como hablamos al principio. Armar un partido político nuevo es muy difícil y precisaría una figura muy potente como para sacar un número interesante de votos. Pero cada cual puede hacer lo que quiera. Yo no voy a dejar de ser colorado y primero hay que ganar la batalla cultural. En un país como el nuestro, seguramente haya más ventajas que hacerlo desde afuera. Esto no significa que una persona que venga de afuera a dar la batalla esté mal. Pero a los efectos de mover más, es mejor dentro de los partidos tradicionales y estos tienen el desafío de no echar liberales. Si toda la gente que es liberal queda por fuera del sistema,  puede ser un problema.

P: ¿Podemos seguir hablando de “derechas e izquierdas”,  ¿el liberalismo lo pondrías dentro de un esquema de derecha?
B: No soy muy adepto a hablar de derechas y de izquierdas, los uso porque son términos que ayudan a conceptualizar y las gente los usa, pero son términos que quedaron en la Guerra Fría.
El liberalismo, creo que es un movimiento esencialmente de centro, es la libertad de todos. Una persona de derecha puede no estar tan de acuerdo con las libertades sociales, sí con las económicas. Y una persona de izquierda, a favor de las libertades sociales y no de las económicas. Nosotros tenemos lo mejor de ambos mundos que es el liberalismo social y económico.
Si me decís en Uruguay me considero de centro derecha porque el eje político de Uruguay está corrido hacia la izquierda. Por ejemplo, era mentira decir que Daniel Martínez era de centro cuando pertenece a una corriente socialista…ahí ves como el eje está corrido.
Pero el liberalismo es un movimiento esencialmente de centro.

P: ¿Qué opinión tenés acerca de la legalización de ciertas drogas?
B: Estoy a favor de las despenalización de las drogas porque el narcotráfico se lleva cientos de vidas. Nosotros elevamos una propuesta de despenalización de la marihuana. Casi todos los crímenes pesados, están relacionados con la droga. Y también tenés la realidad de que el narcotráfico existe porque hay gente que quiere comprar. Entonces; la norma legal tiene que dar un marco legal, seguro, para poderlo hacer. Ahí apareció la ley de Mujica. Es un desastre, licita con empresas amigas, tenés que estar registrado para comparar, lo cual supone una barrera. Solo venden las farmacias, los clubes autorizados, tienen muchas limitaciones.
Pongo el ejemplo de Portugal, que legalizó todo y se terminó el tabú de las drogas como algo prohibido que hay que probar, ellos hicieron una fuerte campaña educativa que en Uruguay faltó. Cualquier droga o producto que consumimos sabemos sus efectos buenos o malos, con la marihuana tendría que hacerse lo mismo. A partir de ahí me animaría a hacerlo con otras drogas si la experiencia con la marihuana es exitosa.
Otro punto es la cantidad de turistas que vienen a comprar es muy grande, es un ingreso económico importante. Es como sucede en el estado de Colorado, en Estados Unidos que la industria canábica, medicinal y recreativa ha incluso triplicado el PBI del estado.

P: Finalmente, quería preguntarte si te has sentido en algún momento intimidado o amenazado por ser tan contundente en redes sociales. Recuerdo el cruce con Fernando Pereira…
B: He tenido intercambios fuertes, alguna amenaza residual pero debo ser honesto, más allá de alguna chicana o pelea, no me sentido atacado . Queda mal que lo diga pero a veces camino por la calle y es más la gente que te da para adelante que la que te dice algo feo. El otro día fui con un amigo a jugar al pool a un bar y había un frentista que me conocía de twitter y jugamos al pool sin problemas. Creo que en Uruguay se conserva una convivencia cívica que es muy importante y no me he sentido amenazado.  Si me pasara tomaría las medidas cautelares del caso. Me  siento responsable por más que sea twitter por la gente que te da para adelante, porque si te apoyan tenés que devolver lo que te dan.

Publicaciones relacionadas