Diario El Este

Inicio De Interés Cáncer de Piel: Prevención y cuidados ante la exposición solar

Cáncer de Piel: Prevención y cuidados ante la exposición solar

por Ana Laura Gorosito

El cáncer de piel es una de las neoplasias más comunes, en algunos países ocupa el primer lugar en
frecuencia. Su incidencia se ha incrementado en las últimas décadas y es muy importante que el médico
general tenga una idea amplia de lo que implica esta patología y referir al paciente con el especialista para
el diagnóstico oportuno y el tratamiento adecuado.
El riesgo de un sujeto para desarrollar cáncer en la piel depende de factores constitucionales y
ambientales. Los factores constitucionales incluyen la historia familiar, cabello claro o rojo, múltiples
nevos melanocíticos, sensibilidad a la exposición solar, entre otros. Mientras que la radiación ultravioleta (UV) es un factor de riesgo ambiental bien establecido, y el más importante.

A pesar de la vasta evidencia que existe acerca del tema, es una realidad la poca percepción de riesgo por gran parte de la población acerca de los peligros de la exposición solar irracional, que no solo es el cáncer de piel, sino también otras dermatosis como la erupción polimorfa lumínica, el prúrigo actínico, la urticaria solar, la dermatitis actínica crónica, entre otras; esto tal vez debido a que estos efectos perjudiciales no son inmediatos.  Por tanto, en muy necesario que las personas conozcan cuán perjudicial es el cáncer de piel, así como la estrecha relación que este tiene con la exposición solar irracional. También resulta muy importante que se comprenda que la radiación solar es un factor de riesgo acumulativo, o sea, que la radiación que provoca el desarrollo de un tumor maligno de piel es la que la persona recibió desde su nacimiento hasta el momento en que aparece la lesión.

Ante las amenazas que enfrenta el mundo hoy por la contaminación ambiental y el cambio climático, que han provocado cambios tan peligrosos en el medio ambiente como el adelgazamiento de la capa de ozono y la disminución de la nubosidad respectivamente,  resulta aún más importante que las personas posean una adecuada fotoeducación, ya que estos dos fenómenos han provocado que una mayor fracción de RUV solar llegue a la superficie terrestre, por lo que ha aumentado el riesgo que este factor provoca en el desarrollo del cáncer de piel.

A todo esto, la Comisión Contra el Cancer lanzó su campaña de prevención y cuidados ante la exposición solar con el hashtag #Tomaloencuenta

Publicaciones relacionadas