Diario El Este

Inicio Editoriales Chapa de inmunidad

Chapa de inmunidad

por Luis Prieto

Durante estas horas se hizo de conocimiento público un accionar nefasto, al cual aborrezco de principio a fin, por parte de unos jóvenes que atacaron con golpes de puño y con objeto contundente – al menos así se denuncia – a otro joven que hoy atraviesa por una situación de salud compleja.  

Esto se dio en la madrugada del día domingo, precisamente en La Paloma, Rocha. Ese mismo fin de semana, se estaba desarrollando en La Paloma, el Congreso de Jóvenes del Partido Nacional que entre varias actividades, una de las principales era rendir homenaje al ex Ministro y líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga. 

Se supo, por parte de la parte denunciante, que el joven quería asistir al espectáculo que en la noche del sábado y madrugada del domingo se estaba desarrollando y fue allí, precisamente, donde se produjo horas más tarde un altercado que termino con este accionar, al cual repito, nefasto y que aborrezco. 

Quienes son actores responsables de este hecho, ya están identificados y a su vez, puesto a disposición de la Justicia de Turno, la cual deberá de actuar y determinar las responsabilidades que se competen a los involucrados.  

Obviamente y como era de esperarse, esto genero un ruido bastante particular e interesante por distintos actores de la vida política de nuestro departamento y de nuestro país. Yo hablo por mí y es en estas líneas donde lo hare, al menos por el momento. 

En este ruido, no solo participan los actores políticos, también están vinculados los militantes, aquellos mismos que cumplen rol fundamental en el desarrollo de las estructuras políticas partidas, igualmente que los jóvenes que participación en este congreso el fin de semana pasado. 

Los conceptos, los criterios, la ética y la moral que algunos arrojan por estas horas, demuestran que tienen una inmunidad absoluta y que están libres de que el día de mañana puedan compartir una actividad política partidaria y de ello, se desprenda el accionar de unos pocos como sucedió días atrás y baste para poder enjuiciar a todo un conjunto. 

Ojalá que nunca lo tengan que vivir. Ojalá que no tengan que suceder más este tipo de situaciones donde se vea dañada la integridad física y moral de una persona, como también la de su familia. 

La manija constante, el encasillamiento de un conjunto en unos pocos, es una actitud pusilánime, propia de la miseria con el cual se quieren adjudicar responsabilidades en quienes no las tienen.  

¿Es legítimo meter a todos en una misma bolsa? ¿Los 1.200 jóvenes que participaron en ese acto son responsables de unos pocos? ¿Cuál es la chapa de inmunidad? De algunos no se puede esperar algo más, de otros, me extraña de forma importante.  

Espero que el joven afectado tenga una pronta recuperación, que su familia pueda encontrar tranquilidad. Que no sea una situación que tengamos que volver a vivir o discutir de forma tan miserable. 

¡Qué tupe que tienen! 

Publicaciones relacionadas