Diario El Este

Inicio Deportes Conversamos con los representantes de Treinta y Tres en la tradicional “San Fernandito”. Con ustedes Naomi, Delfina, Pierina y Guzmán

Conversamos con los representantes de Treinta y Tres en la tradicional “San Fernandito”. Con ustedes Naomi, Delfina, Pierina y Guzmán

por Belen Silveira

Nuevamente en el lugar que me siento más cómoda y escribiendo sobre lo que me gusta: gurises que tienen sueños y se proponen metas desde pequeños. Es cierto que la niñez es una etapa para disfrutar y que hay que dejar que los botijas sean libres y se diviertan, pero créanme que ayer cuando llegue al estadio para hacer esta entrevista, me di cuenta de que es posible conjugar disciplina y diversión.

Siempre trato de expresar mediante mis letras, lo que siento en el momento que estoy haciendo las notas, o lo que se me pasa por la mente, pero lo que sentí cuando fui al Estadio a conversar con Delfina, Noemí, Pierina y Guzmán fue único e inexplicable. Ver como venían caminando hacia mí con esa timidez que enternece, pero al mismo tiempo con ganas de contarme sus experiencias, hizo que mi concepto de libertad de amplíe mucho más. Disfrutar no es solo estar en la playa bañándose en el mar con los 38 grados que nos azotan, disfrutar también es ir a entrenar, correr una carrera y sentir que se toca el cielo con las manos, como le pasó a estos 4 gurises que, con la frente alta, dejaron bien representado a Treinta y Tres.

Nunca me cansaré de remarcar el rol de un referente y más cuando trata niños, por eso quiero destacar la labor de Marcos Silva, que en silencio va poco a poco inculcando valores a nuestros niños y un estilo de vida basado en el deporte, cosa que pensé se había perdido, pero retomando el periodismo en nuestro departamento, me di cuenta de que hay personas que viven sueñan y luchan por un futuro mejor. Hago especial énfasis en esto porque cuando se habla de sacar adelante al departamento, lo primero que se nos viene a la cabeza es la política, olvidándonos que hay personas que se ponen la camiseta y todas las tardes salen a repartir esa dosis de entusiasmo y ánimo a muchos jóvenes que en vez de quedarse en sus casas con el celular, arrancan para la Pista de Atletismo y se comprometen con el deporte olimareño. Y sí mis amigos, a eso también yo le llamo “ponerle el hombro al Uruguay”. 

Sin ir más lejos, el pasado domingo tuvo lugar en el departamento de Maldonado la corrida “San Fernandito”, donde Delfina, Pierina, Noemi y Guzmán marcaron la diferencia, haciendo una excelente carrera, trayéndose una medalla, pero también la experiencia del compartir y competir. Los pequeños atletas contaron un poco de su experiencia al diario El Este, comenzando por Naomi Machado de 10 años, quien fue primera en su categoría y nos cuenta sus primeros pasos en el atletismo: “Cuando comencé por primera vez a venir para entrenar me daba un poquito de vergüenza, pero luego fui agarrando confianza de a poco. Conocí todo esto por mi hermana, que ya venía a entrenar, hasta que un día me comentó que yo también podía hacerlo y acá estoy”. 

También nos comentaba como se sintió en la carrera disputada en Maldonado, dejándonos claro que correr y divertirse no es para quien puede, sino también para quien quiere y pone ganas realmente: “En la carrera estaba un poco nerviosa, pero cuando ya estaba allí me tranquilicé. Ahora mi meta es seguir corriendo”. Y finalizando esta hermosa charla, nos compartió su mayor sueño, que por supuesto esperamos poder estar ahí para cuando se haga realidad: “Mi sueño es ser cantante, ya que admiro mucho a María Becerra”. Como todo triunfo tiene una dedicatoria detrás, esta vez la afortunada fue Victoria, mamá de Naomi y a quien le dedicó todos los galardones. 

Por otro lado, tenemos a Delfina Ruiz de 7 años quien también compitió quedando en segundo lugar dentro de su categoría. Conozcamos un poco más de una de las más pequeñas de la escuadra: “Comencé a correr hace poco tiempo, pero una vez que lo hice me gustó mucho. Al principio venia y solo miraba, pero después vi que era lindo y empecé a entrenar con Marcos (entrenador)”. Sabiendo que nos vamos haciendo desde pequeños en base a experiencias, Delfina nos cuenta la suya en la San Fernandito: “Antes de la carrera estaba tranquila hasta que llegó el momento de correr, pero después me fui acostumbrando y me dije a mí misma que ya no podía estar más nerviosay pude correr tranquila. En un futuro quiero seguir corriendo”. Dejándonos una increíble experiencia de autocontrol, Delfina nos confiesa con una voz firme que su ídola máxima es su mamá Romina, y una vez más remarco mediante este gesto, la importancia del acompañamiento familiar. Así que Romina puede quedar tranquila, que éstas respuestas no hacen más que reflejar ese amor y enseñanzas que recibe en casa. Finalizando nos cuenta su sueño, dejándome la duda de si en un futuro voy a hacerle notas a atletas de élite o a un grupo musical: “Cuando sea grande quiero cantar y ser como María Becerra”. Y en esta ocasión el triunfo fue dedicado a su mamá, y a Kevin, sin olvidarse de agradecer a Marta Ramos y Marcos Silva.

Llegó el turno de Pierina Machado de 13 años, quien también supo defender a Treinta y Tres quedando en primer lugar. Sin más antesalas, los dejo con ella: “Fue mi padrastro quien me comentó que estaba Marcos, que hacia atletismo y como a mí me gustaba correr empecé a venir a ver para mástarde arrancar a correr, que es lo que anhelo desde chica”. Con respecto a la competencia del pasado domingo nos contó que “antes de ir estaba muy nerviosa, pero al llegar me tranquilicé. Durante la carrera estaba tranquila porque yo ya había corrido, no allá, pero si lo había hecho antes. Traté de correr como lo hago siempre acá, fue algo muy”. Y la dedicatoria de este triunfo fue para su mamá que está embarazada, para Álvaro Díaz y Marcos Silva. Finalizando dejó un mensaje para esos chicos que aún no conocen este hermoso mundo del atletismo: “A todos esos niños les diría que dejen la vergüenza de lado y persigan sus sueños”. 

Y llegando al final de estas entrevistas de lujo, es el turno de Guzmán Giménez de 10 años, quien también compitió el pasado fin de semana quedando en cuarto lugar. Con pocas palabras, pero firme es sus respuestas, nos cuenta un poco sobre él y la experiencia en Maldonado: “Comencé a correr porque mi padre era atleta y yo quería ser igual a él. Con respecto a la carrera en Maldonado me sentí muy bien, estuve siempre tranquilo porque ya había corrido antes en Treinta y Tres”. Y como dije anteriormente, cuando las cosas se hacen bien en casa se nota, ya que ante la pregunta acerca de quién era su ídolo máximo, Guzmán sin pensarlo dos veces me dijo que era su papá. Y volviendo a repetir mi trillada frase, reafirmo que las palabras se las lleva el viento, pero los ejemplos arrastran multitudes, por eso me daré el gusto de imaginar la cara de satisfacción del padre de este chiquilín mientras lee la nota. Ah, y como era de esperar, la carrera de Guzmán, también fue dedicada para Pablo Martín Giménez, espejo y referente de un pibe con futuro prometedor y siempre con la familia como bandera.

Dejar un comentario

Publicaciones relacionadas