Diario El Este

Inicio Noticias Cuidacoches reclaman al Intendente Antía la autorización para cobrar propinas fijas de $200

Cuidacoches reclaman al Intendente Antía la autorización para cobrar propinas fijas de $200

por Karina Caputi

Demandan que el Gobierno Departamental reglamente la tarifa en Punta del Este

La ciudad esteña, punto turístico de relevancia internacional, vive una temporada a pleno, con una gran cantidad de visitantes, muchos de los cuales, aseguraron sus reservas para los meses entrantes, y otros tantos que ya se instalaron a disfrutar del verano.

Argentinos principalmente, pero también brasileros y europeos, han elegido las costas de la península para establecerse durante sus vacaciones.

En una gran porción, han llegado con sus propios vehículos, pero un importante número ha decidido alquilar los automóviles en los que se habrán de desplazar mientras transcurra su estadía.

El gran flujo automotriz, no parece condecir con los dividendos de aquellos que se dedican a la labor de cuidacoches, tanto frente a las distintas playas, en horas diurnas, como en torno a locales de esparcimiento nocturnos.

Las quejas se han tornado unánimes, y el reclamo corresponde a la falta de colaboración por los servicios prestados.

Aseguran que los conductores, a diferencia de otras épocas, se resisten a entregar propina, y cuando la ofrecen, no recompensa el trabajo cumplido.

Es por esta razón, que han decidido solicitar audiencia con el Intendente Departamental, Enrique Antía a fin de realizar una propuesta que los complazca.

Maldonado cuenta con un gremio organizado de cuidacoches, y en este sentido, sus representantes aguardan por una entrevista con Enrique Antía.

El planteo que llevarán consigo, consiste en que el Gobierno Fernandino fije una tasa básica de 200 pesos por vehículo que sea estacionado en zonas donde se brinde este servicio de vigilancia.

De este modo, cada responsable de un automóvil o camioneta, que aparque en esos lugares, deberá retribuir al cuidacoches correspondiente, esa suma de dinero, al retirarse del sitio.

Claramente la iniciativa mantiene sus complejidades jurídicas, pero los autores del planteo insisten en que su función debe ser regularizada y legitimada.

Publicaciones relacionadas