Diario El Este

¿De qué se trata la enfermedad por arañazo de gato?

¿Qué hay en las uñas de un gato?

●     La enfermedad por arañazo de gato es una enfermedad silenciosa y difícil de diagnosticar en las personas.

Por una iniciativa del Fondo Internacional para el Bienestar Animal y con el fin de preservar su salud, todos los 8 de agosto se celebra el Día Internacional del Gato. Cada vez son más las personas que los eligen como mascotas: según la Encuesta Anual de Hogar (EAH), realizada por la Dirección General de Estadísticas y Censos del Ministerio de Hacienda y Finanzas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, se estima que la población de gatos en hogares es aproximadamente de 295 mil: un total de 10 felinos cada 100 personas[1]. Por lo cual, se destaca el favoritismo de las personas para adoptarlos y sumarlos a la familia.

Hacer foco en el bienestar de nuestros gatos, es clave para la convivencia.  Quienes tienen gatos, saben que son ellos quienes marcan los límites de hasta donde está bien abrazarlos, molestarlos o simplemente tocarlos. Una demostración de afecto muy efusiva o el simple hecho de tocarlos en sus “zonas sensibles”, como el vientre, suele terminar con un arañazo o una mordida. Si bien normalmente son simples “advertencias” de que se está pasando el límite, incluso un arañazo suave puede traer consecuencias más tarde, como la enfermedad por el arañazo de gato.

¿Qué es la enfermedad por arañazo de gato?

Es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria llamada Bartonella henselae (B. henselae) que se suele alojar en las uñas de los gatos y que se transmite a las personas a través de un rasguño.

Esta enfermedad constituye una de las causas más comunes de inflamación dolorosa de los ganglios en niños y adultos jóvenes[2]. También puede haber fiebre y malestar general y en un porcentaje menor de los casos, puede producir complicaciones oculares, nerviosas y en otros órganos.

Las primeras lesiones se suelen ver en el lugar del arañazo unos 3 a 10 días más tarde, en forma de ronchas sobreelevadas que pueden tener una costra. Posteriormente se desarrolla la inflamación de los ganglios cercanos al lugar del arañazo.

En general la enfermedad suele resolverse sola sin necesidad de tratamiento, pero la afección de los ganglios puede durar semanas o meses[3].

Esta bacteria no solo se aloja en las uñas de los gatos sino que se encuentra en su sangre, en los glóbulos rojos. Lo curioso es que a los gatos normalmente no los afecta a pesar de que pueden permanecer infectados por largos períodos.

¿Cómo llega la bacteria a las uñas?

Para entender cómo llega la bacteria a las uñas, es importante saber primero cómo se transmite de un gato a otro. Las verdaderas responsables de la transmisión de la bacteria son ¡las pulgas! Debido a que las pulgas se alimentan de sangre, al picar absorben la bacteria junto con la sangre del gato y después la eliminan con su materia fecal sobre la piel del animal. Cuando el gato se rasca en respuesta a la picazón que le producen las pulgas, se contaminan sus uñas con la materia fecal de las pulgas.

Walter Comas, director de la unidad de negocios de Animales de Compañía de MSD Salud Animal Región Sur, brinda recomendaciones para prevenir esta enfermedad:

●        Evitar las interacciones y los juegos bruscos que lleven a arañazos o mordeduras, particularmente de gatos de la calle.

●        Proteger a los gatos contra las pulgas durante todo el año (la mayoría de los productos antipulgas duran un mes y también hay pipetas que duran hasta 3 meses).

●        Enseñar a los niños a interactuar con los gatos para prevenir arañazos y mordeduras.

Aproximadamente el 99% de los pacientes que ha padecido esta enfermedad informa haber estado en contacto con gatos, la mayoría de los cuales son sanos[4]. Estos mamíferos domésticos son el mayor reservorio de B. henselae, así como también el principal vector para la transmisión a los humanos. Además, los niños suelen ser el grupo más afectado[5].

“Ser proactivos protegiendo a los gatos contra las pulgas desde la edad temprana es la principal medida para prevenir la enfermedad por el arañazo de gato. Los cachorros pueden ser portadores durante meses y los dueños pueden no darse cuenta ya que diagnosticar esta enfermedad en humanos, tampoco es fácil” afirma Walter Comas.

Para prevenir las pulgas en los gatos, MSD Salud Animal, la ciencia de los animales más sanos, brinda soluciones innovadoras para el cuidado y el bienestar de las mascotas, entendiendo que cuidar la salud de ellas es también cuidar la de las personas. Ante cualquier duda lo pertinente siempre es consultar al profesional veterinario que brindará toda la información necesaria.

Deja un comentario