Diario El Este

Denuncian que en el interior del país hay 24 médicos de ASSE por cada 10.000 habitantes - Diario El Este

Denuncian que en el interior del país hay 24 médicos de ASSE por cada 10.000 habitantes

La Federación Médica del Interior (FEMI) expresó que el 70% de los usuarios de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) corresponde al interior del país; sin embargo, “el escenario actual enfrenta la terrible realidad de que en la capital hay 74 médicos cada 10.000 habitantes, mientras que en el interior hay solamente 24 médicos para la misma cantidad de personas”. La administración estatal tiene un presupuesto de 40:000.000 de pesos, pero destina menos de la mitad a los centros del interior del país.

La Federación Médica del Interior (FEMI) expresó su preocupación por ciertos aspectos de la Rendición de Cuentas que analiza la Comisión de Hacienda del Senado y la que ya fue aprobada por Diputados.

En tal sentido, el sistema de salud del interior en general y la realidad actual del trabajo médico en las diferentes regiones país necesitan ser “abordados proporcionalmente en función a sus servicios y cobertura para poder comenzar a nivelar las asimetrías existentes”.

FEMI indica que “tales asimetrías se verifican tanto en los servicios de salud que se brindan a la población como en la distribución de los recursos humanos, tanto dentro del territorio nacional, como en interior del país”.

Según datos que aportó FEMI, “el 70% de los usuarios de ASSE corresponde al interior del país”.

“Sin embargo, el escenario actual nos enfrenta a la terrible realidad de que en la capital hay 74 médicos cada 10.000 habitantes, mientras que en el interior hay solamente 24 médicos para la misma cantidad de personas. Esta falencia se hace más notoria en varias especialidades básicas: pediatría, medicina familiar, ginecología, entre otras”, asegura FEMI.

El sindicato ejemplifica que “en el interior del país hay un pediatra cada 350 niños y adolescentes, mientras que en la capital hay un pediatra cada 107 niños y adolescentes”. Es decir que, el interior tiene 40% menos de los pediatras que debería tener para atender a esta población objetivo.

A través de un comunicado, FEMI indica que “solamente el 30% de los médicos está en el interior del país, y menos del 7% al norte del Río Negro”.

A pesar de dicha distribución, “el caudal de usuarios de ASSE aumentó un 10% en los últimos dos años, y la administración estatal tiene un presupuesto de 40:000.000 de pesos, pero destina menos de la mitad a los centros del interior del país, aunque allí esté el 70% de los usuarios”.

Mayores recursos

“En el Senado hemos planteado que el presupuesto asignado es insuficiente y que es imperiosa la necesidad de que se destinen mayores recursos para poder cubrir la demanda asistencial de ASSE en el interior”, reclamó FEMI.

A la vez, reivindica que los fondos sean volcados de forma “más equitativa y proporcional en todo el territorio nacional, con especial énfasis en el norte del Río Negro”.

La Federación también ha planteado la necesidad de atender la situación de los médicos rurales, que trabajan en el interior profundo. “La Sociedad de Medicina Rural ha constatado que la radicación de médicos en pequeñas comunidades se redujo un 30% en los últimos años”.

FEMI planteó su “preocupación por la situación de la salud mental en el interior, con tasas de suicidio de las más altas de la región, en Treinta y Tres y Rocha”.

En este sentido solicitaron “reforzar o crear equipos de salud mental en las unidades ejecutoras del interior”. Aseguran que “un psiquiatra no es suficiente, la figura del psicólogo y de los licenciados en trabajo social forman parte de los equipos de salud mental y deben incorporarse efectivamente a los equipos en todo el territorio”.

FEMI entiende que es fundamental el apoyo y al fortalecimiento de la carrera de Medicina en el interior. “El proceso exitoso en el litoral norte del país (comenzó con siete alumnos y hoy en día hay más de 800 solo en la carrera de doctor en Medicina), necesita potenciarse”.

“Este aumento exponencial de la matrícula de estudiantes de la carrera en doctor en Medicina en el interior, demanda un fortalecimiento del presupuesto que haga sostenible el sistema en el futuro próximo. Esto impacta directamente en las posibilidades de radicación de los médicos en los diferentes departamentos, mejorando la equidad geográfica y la pertinencia social de los procesos de formación avanzada. El país no está partido en dos. No hay un solo interior y la distribución presupuestal debe estar acorde”, sentenció FEMI.