Diario El Este

“Difícil facilidad de cantar sencillamente”. Víctor Lima. - Diario El Este

“Difícil facilidad de cantar sencillamente”. Víctor Lima.

Entrevista al escritor, periodista y artista Ruben Acevedo.
Daniela Lemes

Si tuvieras que contarles a los jóvenes quién fue Víctor Lima, qué les dirías?

  • Le diría que ya he dicho, precisamente a los jóvenes y a todo aquel interesado que se preocupa en informarse. Lima, para mí, fue el referente más importante en la historia de nuestra música popular de raíz folclórica, al margen de la importante que tuvieron otros que también andaban en la misma huella. Te puedo nombrar a varios que si bien andaban el mismo camino no
    tuvieron el impulso que tuvo el salteño y que ayudó innegablemente a que lo suyo tomara un vuelo más elevado. Me refiero a toparse con Pepe y Braulio primero y con Lena y el Laucha después para conformar un grupo que marcó
    un rumbo en la historia musical del país, porque le llegó a un público al que los otros todavía no habían podido acceder. Y en esos momentos, donde primaba la canción argentina y nosotros estábamos envueltos en un silencio
    musical que no lamentábamos porque su presencia la desconocíamos y por ende su ausencia nos era indiferente, jugando un poco con las propias palabras de Lima. Pero hay otros aspectos que resaltan la importancia del papel del
    poeta andapagos. Por ejemplo, en lo que tiene que ver puntualmente con Treinta y Tres, fue quien nos hizo ver el Olimar como no lo veíamos nosotros mismos. Le encontró esa magia de la que hoy nos vanagloriamos todos, y nos
    dio, sin pretenderlo, la identidad musical que hoy tenemos y que es nuestra marca registrada. Pero además, y aquí tiene que ver Treinta y Tres pero también el país todo, fue el motivador, el inspirador para que otros poetas
    nacieran como tal y engrandecieran particularmente a nuestro suelo, pero sobre todo abriera las puertas de un mundo musical nuevo para el país todo.
    Me refiero, principalmente, a Rubén Lena que viéndolo a Lima se motivó y llevando “al tino por rumbeador” llenó de canciones la nada musical que teníamos. Pero también motivó directamente a otros, Alfredo Martirena es un
    claro ejemplo, e indirectamente a muchísimos que, y me incluyo, aún seguimos sus huellas esperando no destrilla.

-¿ Cómo fue el encuentro con Treinta y Tres? Llegó a una tierra de poetas y de poesía, de canto y guitarra, ¿ qué fue lo que a tu criterio lo cautivó?

  • El llegó a Treinta y Tres en el año 1949 y si sacamos cuenta, fueron solamente 20 años de vínculo con nuestra gente y con nuestro paisaje, porque en 1969, lamentablemente buscó y halló su propia muerte. Veinte años de
    visita casi constante que lo marcó y nos marcó definitivamente. El llegó a dar una charla en el Ateneo local sobre los poetas españoles Antonio Machado, Federico García Lorca y Miguel Hernández y allí mismo conoció gente que congeniaba con sus ideas culturales, además de encantarse con el Olimar y su paisaje de entonces. Así comenzó el vínculo. Treinta y Tres ya tenía sus poetas, claro. Serafín, Pedro Leando Ipuche, José Gorosito Tanco, los Macedo y otros, y también había guitarreros que eran más bien de boliches, sin un rumbo musical propio y donde sobresalían las canciones argentinas. Elcantarle al río, al yerbal de la Quebrada, el mostrar al Treinta y Tres de entonces que teníamos paisajes propios para destacar y resaltar en los textos de las canciones, motivó a muchos y le abrió los ojos a otros tantos. Por eso su vínculo con Lena, con Pepe, con Braulio, con el Laucha, y con todos los de ese entorno. Y en esos encuentros, sin darse cuenta ellos mismos, estaban dando los primeros pasos en el camino que más tarde sí lo caminaron a conciencia.
  • -El cancionero de Treinta y Tres es importante, destacado, con estilo único, ¿qué define en ese cancionero a Víctor Lima?
  • “Difícil facilidad de cantar sencillamente…” Esa misma frase de un texto de Limar incluido en el libro “Milongas de Peñaflor” es la respuesta a tu pregunta. Esa actitud, esa forma de plasmar sus ideas, esa manera de
    entremezclar al hombre con el paisaje, pero esa sencillez en profundizar la temática que abordaba en sus canciones, le daban esa luz inigualable que definió su estilo. Pero también había en él tantas contradicciones y tanta lucha
    consigo mismo que se reflejaban en sus propias creaciones. En una misma canción y a veces hasta en una misma estrofa te hablaba de ausencias y de presencias, de caminos y de querencias. Sus cuestionamientos internos lo
    sacudían tanto que los llevaba también al papel con su sencillez propia de plasmar las cosas, pero con una profundidad tal que estremecía y estremece aún. A modo de ejemplo; siempre se sintió un caminante, a tal extremo que él
    mismo se definía como “andapagos” y ese modo de vida lo reflejó en varias de sus canciones, pero al mismo tiempo escribía sobre sus ansias de aquerenciarse, lo que en definitiva nunca logró ni en su Salto natal, ni en
    Montevideo, ni en su Treinta y Tres adoptivo. Y esas mismas contradicciones, esas mismas interrogantes internas que se hacía seguramente influyeron en su trágica decisión más allá de la necesidad imperiosa de vivir más holgadamente
    y de la muerte de su madre que caló muy hondo en él y que ocurrió un mes y unos días antes de su decisión final. Incluso, había llegado a escribir en ese angustioso mes, una elegía para su madre donde también ya daba señales de lo
    que iba a hacer después por él mismo escribió ahí que se sentía “braceando” hacia la muerte, algo que a su hermana Renée le había confesado tiempo antes avisándole que el día que faltara su mamita nunca más sabrían de él. La
    sinceridad, la sencillez y la profundidad de sus textos, sumadas a la originalidad de sus propias músicas, mayoritariamente zambas y milongas, pero perfectamente distanciadas de las argentinas, le dieron a Treinta y Tres
    esa particularidad y esa identidad propia que hoy nos caracteriza, pero en tal sentido hay que adjudicar ese mérito también a la forma de tocar que, sobre todo, impuso Pepe Guerra con su bordona y su dedo “macho”, que ya venía de sus viejos “maestros” de guitarreadas y boliches. Pongo a Pepe de ejemplo por la repercusión que tuvieron Los Olimareños, pero esa forma ya venía de las entrañas de aquellos participantes y de allí mismo fue aprendida y luego difundida y ya instalada en nuestra idiosincrasia musical. Muy poco después, casi contemporáneamente, Lena le dio el puntillazo final a nuestra identidad cantora. Y en eso andan muchos del Treinta y Tres de hoy. Muchos, no todos.
  • -Treinta y Tres es exponente de grandes expresiones artísticas y literarias que refieren en su mayoría a su tierra, a su río, a un sentimiento que une para siempre a este lugar, qué le enamoró de esta tierra?
  • En ese tiempo había una cultura bolichera que lo sedujo. Y cuando digo “bolichera” no pretendo ser peyorativo sino todo lo contrario. El se movía en varios círculos y bastante diferentes entre sí, pero siempre con un hilo
    conductor invisible que sedujo a propios y extraños, pero, creo yo, que fue, definitivamente, el encuentro con esa gran cantidad de precursores anónimos que tenía el Treinta y Tres de aquel tiempo que lo marcó y lo sedujo, al
    margen, claro está de esa magia que le halló al Olimar. Hay una anécdota, cierta o no, que ya averiguaré a su debido momento, que pinta un poco ese “enamoramiento” que tuvo con el río. Un día Pepe lo halló a Lima sentado solo a orillas del Olimar y cuando lo fue a saludar le pidió silencio y que escuchara. Se cuenta en esa anécdota bastante repetida que Pepe escuchaba sin
    saber siquiera lo que tenía que escuchar, hasta que Lima le aclaró: “Oí lo que nos dice este río. Escuchá, nos está hablando. Prestá atención.” Cierta o no, ejemplifica esta historia esa simbiosis que había entre el poeta y nuestro río, y
    por ello, y a partir de ahí, sus canciones y las muchísimas que vendrían después. Como diría el mismo Pepe, creo que por ahí pasaría la “cosa”.
  • En tu investigación y conocimiento de su obra, qué resaltarías?
  • Tal vez lo debí haber aclarado desde un principio. No me considero investigador. No sé quién me rotuló así pero de hecho no creo serlo. Sí me preocupo en conocer nuestras raíces musicales, la folclórica obviamente, porque mi profesión me llevó a eso. Ultimamente fueron una decena de años al frente de “Raíz y Ala”, nombre puesto en tributo a Serafín J. García porque
    así se llama uno de sus tantos libros, y fueron, anteriormente, 25 años conduciendo el espacio radial “Uruguayíssimo, el programa que vertebra el canto nacional”, que, como lo explicitaba ese eslogan se dedicaba a difundir y
    defender lo nuestro. Para hacerlo, obviamente, había que informarse debidamente, porque consideré desde siempre que un programa así no debe limitarse a la sola difusión de la música sino que debe aportar contenido y
    había que informar no solamente sobre los intérpretes sino también los autores, tanto de letras como de las músicas . Por tal motivo, tenía espacios también dedicados exclusivamente a dar luz sobre algunas canciones, explicando cual fue el motivo explícito de su creación. Para lograr ello es lógico que fuera directamente a la fuente. Si eso es investigar, bien, pero repito, no me considero así. Me catalogo, más bien, como alguien bastante informado.
Víctor Lima

Biografía de Ruben Acevedo

Ruben Eduardo Acevedo, nació en Treinta y tres el 14 de noviembre de 1959. Como Periodista,
diplomado también como Corresponsal de Guerra, ha escrito para diferentes Diarios y Semanarios
y se ha desempeñado en varios Canales de Televisión y en diversas emisoras del departamento de
Treinta y Tres. Desde 1982 y durante 25 años, hasta 2005, difundió y defendió el canto nacional al
frente del programa “Uruguayísimo” que comenzó en Radio Vergara (hoy El Libertador) y continuó
luego, a veces en forma simultánea, en Canal Once Vergara Televisión, Plaza Canal 4 de Treinta y
Tres, Radio Patria y FM Conquistador. ACTIVIDAD RADIAL: Fue Jefe de Informativos de Radio
Olimar (Treinta y Tres), Jefe de Informativos y conductor de programas (Radio Vergara – Radio El
Libertador) Vergara. Conductor de programas (Radio Patria) Treinta y Tres. Informativista y
panelista programa periodístico ContraCara (FM Conquistador) Treinta y Tres. ACTIVIDAD
TELEVISIVA: Conductor del programa “Aquí Vergara” en Canal 11 Televisora Treinta y Tres.
Director y Conductor de Canal 11 Vergara Televisión. ACTIVIDAD EN PERIODISMO ESCRITO:
Escribió para “La Semana”, “Primera Línea” y “El Chajá” y fue Corresponsal de El Bocón. Dirigió la
Revista “Compromiso”. Actualmente escribe para la Revista Cultural CABA y se desempeña en la
Dirección de Cultura de la Intendencia Departamental de Treinta y Tres. CULTURA Como hombre
de la cultura fue actor de la Comedia Municipal de Treinta y Tres y del Teatro Independiente de
Vergara. Fue integrante de la Comisión Directiva del Centro de Estudio y Promoción del Artista
Treintaitresino (CEPATT). Fue socio fundador de la Asociación de Escritores de Treinta y Tres,
Presidente en el primer período de la Asociación de Artistas Orejanos de Vergara (ADAO) y
miembro fundador del Movimiento Cultural de Artistas Vergarenses Independientes (MOCAVI)
Como escritor es autor de los libros: “BRASAS” (Poesía, versos criollos) Montevideo 1992. (116
páginas) “SUEÑOS Y LOCAS PASIONES” (Poemas y relatos breves) Treinta y Tres 1998 Editorial
Rubén Lena. (320 páginas) “EXPLICANCIONES” (Canciones con explicación) Montevideo 2007
Edición del Tacurú (176 páginas) “PORQUERÍAS” (50 poemas y una sola historia) Montevideo
2009 Edición del Tacurú (64 páginas). «GENTE DE RADIO» (11 entrevistas que narran la historia de
la radio treintaitresina) Buenos Aires 2013 (272 páginas). «CANCIONES DE OTRO RUBITO»
(Cancionero con la mayoría de sus creaciones) Treinta y Tres 2015 -Edición del Tacurú (150
páginas) «VIDENCIAS Y OTRAS CUESTIONES» (Poemas y relatos breves) Treinta y Tres 2017 –
Edición del Tacurú (188 páginas) «VICEVERSOS» (poemas de amor y desamor, al derecho y al
revés, compartido con Héctor Daniel Guerra, «el Corto») Treinta y Tres 2019 – Edición del Tacurú
(120 páginas) Primer premio, dos años consecutivos, en el Concurso Nacional de Poesía «Serafín
J. García» (2018 y 2019) y doble mención especial en el mismo certamen, año 2020. Su poesía ha
tenido trascendencia internacional como consecuencia de haber sido premiado en Uruguay
(Montevideo, Colonia, Durazno y Treinta y Tres, entre otros) Argentina y España lo que le valió
formar parte del libro “HOJAS DE EQUIPAJE II” de Vestal Ediciones, Córdoba, Argentina, en 1994.
Es incluido también en libros antológicos de colección editados en España en el año 2004 por la
Editorial del Centro Poético de Madrid y por el Centro de Iniciativas de Promoción Literaria del
Condado de Treviño. También en el año 2004, siete poemas de su autoría son incluidos en el libro
antológico “LETRAS DEL MUNDO” publicado y presentado en Buenos Aires por Editorial Nuevo
Ser de la capital argentina. La misma Editorial publicó en el año 2006 el libro “LETRAS Y VOCES
2006” compuesto por una selección de poetas de Latinoamérica y España y autores de habla
hispana residentes en Europa, donde también fueron incluidos varios de sus poemas. Junto al libro
se ofrece también un CD multimedia para poder acceder a los textos desde cualquier PC. Al ser
premiado en el año 2004 en el Concurso Durazno, Corazón Cultural de los Orientales, su poema
“Causa y efecto de un Setiembre 11” es publicado en la Antología Poética editada por la
Intendencia Municipal de ese departamento que lleva como título el mismo nombre del certamen.
Además es autor de numerosas letras de canciones interpretadas y llevadas al disco por diversos
solistas y dúos referentes de la canción popular uruguaya, catorce de ellas recopiladas en el CD
“Cosa rara” editado en el año 2008 con interpretación de varios artistas. Algunos de los artistas que
musicalizaron e interpretan canciones de su autoría: José Ituarte, Washington Mateu, dúo Copla
Alta, dúo Raíces, Marcelo Ledesma, Luis Pedro Larrechea, Federico Castillo, dúo Los Hacheros,
Darío «Nano» Araújo, dúo Los del Parao, Oscar Massita, Julio Víctor González “El Zucará”, Alam
Sosa, Francisco “Pancho” Ruiz, Daniel Guerra, Héctor “Tabaré” Abreu y Aníbal Darío López, entre
otros. Así mismo, ha prologado diversos libros y discos. Escribió también para teatro la obra
“PAREJAS DE CINCO” cuya temática gira en torno al alcoholismo y sus nefastas consecuencias
para la familia y la sociedad.

1 comentario en ““Difícil facilidad de cantar sencillamente”. Víctor Lima.

  1. FELICITACIONES Y GRACIAS POR UN ARTÍCULO CON TANTA VIDA Y COMO VICTOR LIMA SE MERECÍA. MUY HONDO ,QUE LLEGA Y PROVOCA ESA EMOCIÓN QUE TE DEVUELVE A LA NIÑEZ Y A LA SDOLESCENCIA A Q.UIENES TUVIMOS EL INMENSO PRIVILEGIO DE PODER CANTAR CON ÉL SUS CANCIONES Y QUE LO LLEVAMOS, NO ME CABE DUDA CON CADA NIÑO QUE DESDE SU BANCO SE BEBIÓ SUS CA.NCIONES. GRACIAS.

Los comentarios están cerrados.