Diario El Este

Inicio Noticias Disconformidad ante falta de controles sanitarios en Plaza Prado durante la exposición.

Disconformidad ante falta de controles sanitarios en Plaza Prado durante la exposición.

por Luis Piñeiro

Expositores, trabajadores y asistentes a la fiesta más importante de la ganadería uruguaya, mostraron su preocupación por las condiciones en las que se realizaron los eventos, principalmente en la noche, en el lugar destinado a tales efectos, denominado «Plaza Prado»

Señalaron a Diario EL ESTE que hubo noches que «fueron un descontrol y tenemos dudas si se respetó el aforo, pero más allá de eso, el comportamiento de los asistentes hacía pensar en la inexistencia de una pandemia de la que aún tenemos que cuidarnos»

Indicaron que «muchos de nosotros dejamos nuestras familias en casa, las escuelas rurales no pudieron asistir, al igual que numerosos estudiantes del interior y familias enteras que habitualmente concurren, tampoco pudieron hacerlo porque se suponía que el control iba a ser estricto. Para muchas de esas escuelas y familias es la única salida del año y con mucha pena debieron quedarse en el campo porque estaba el aforo y el control sanitario «pase verde».

Sin embargo, al ingresar nosotros a la Exposición, nadie nos pidió nada ni hubo control alguno, pero más allá de eso, lo de las noches en Plaza Prado fue de escándalo. Durante el día se trabajaba normalmente, aunque mucha gente estaba sin mascarilla y se formaban grupos importantes de personas en torno a los animales, que si bien estaban en lugares ventilados, suponíamos que se iba a controlar ese tema.

«Lo que más nos preocupó, fueron los espectáculos en Plaza Prado durante la noche. Lugar cerrado, con asistencia masiva y absolutamente ningún control, tanto así que hasta líos de puñetazos hubo y no pasó nada. Nos volvimos sorprendidos y con la pena de haber dejado, la gran mayoría de nosotros, a nuestras familias en casa para poder cumplir el protocolo sanitario, pero resulta que todo fue un descontrol en Plaza Prado»

Coincidieron en señalar que «tampoco pudieron concurrir las escuelas rurales, para cuyos niños es la fiesta máxima a la que pueden asistir en grupos y es sin dudas una experiencia inolvidable para ellos. Pero la medida se había tomado, con buen criterio, para no exponerlos a la posibilidad de un rebrote de la pandemia, que por lo visto durante el día, era muy difícil que se diera. Sin embargo, por lo que se vivió en la noche, cuando muchos de nosotros debemos pernoctar ahí, junto a nuestros animales; tras ver el comportamiento de la gente y la falta de controles, nos.volvimos todos con dudas. Una pena que una fiesta que convoca al campo a la capital, no haya tenido el control y la responsabilidad que merece»

Publicaciones relacionadas