Diario El Este

Inicio Policiales Dos denuncias en Treinta y Tres por estafas por internet y nuevamente Jefatura solicita a la población estar alerta ante estas situaciones

Dos denuncias en Treinta y Tres por estafas por internet y nuevamente Jefatura solicita a la población estar alerta ante estas situaciones

por Luis Piñeiro

Dos personas radicaron denuncias tras haber girado dinero para la compra de un contenedor y no recibir el producto en uno de los casos, y en el otro por el ya conocido cuento de «estoy varado en el aeropuerto»

Ante la situación, el comando de Jefatura mediante la División de Prensa de la policía olimareña reiteró un comunicado a la población.

«Se exhorta a la población a estar atenta ante reiterados delitos de estafa mediante engaño que se han producido últimamente.

La modalidad consiste en comunicarse telefónicamente con personas mayores, haciéndose pasar por un pariente cercano, expresando preocupación por la situación financiera actual (mencionan un eventual “corralito”, una crisis bancaria, una devaluación, el cambio de tipo de billetes, etc.).
A continuación alertan y aconsejan que retiren todos sus ahorros personales o valores que se
encuentran depositados en diferentes entidades bancarias, para luego concurrir a su encuentro el estafador (haciéndose pasar por una persona de confianza del suspenso pariente) y apropiarse de dinero y eventualmente alhajas.

En otras ocasiones el defraudador acompaña a las víctima a retirar el dinero u otros valores a un banco, para apropiarse de lo retirado poco después de que abandona la entidad financiera.

Otras veces la excusa es la necesidad de dinero ante un problema de salud, un accidente de un familiar o que éste ha caído en manos de delincuentes.
Lo común de los casos es la urgencia y la indicación de que no le comente con nadie, especialmente con los funcionarios del Banco.

La Policía alerta a tomar todas las precauciones al recibir llamados telefónicos, a no ir a bancos ni casas financieras acompañado de desconocidos, y especialmente no atender ni entregar valores a
nadie que no sea conocido en sus casas, aunque supuestamente sea “enviado” por un familiar.

Ante cualquier situación comunicarse al servicio 911 o ante la entidad financiera».

Publicaciones relacionadas