Diario El Este

Inicio Salud EDUCACIÓN Y PREVENCIÓN COMBINADA, CLAVE PARA UNA PRÁCTICA SEXUAL SEGURA

EDUCACIÓN Y PREVENCIÓN COMBINADA, CLAVE PARA UNA PRÁCTICA SEXUAL SEGURA

por Marcela Fittipaldi

En el marco de la iniciativa “Forremos la primavera” AHF Argentina junto a diversas ONGs realizarán el día de la primavera actividades abiertas a la comunidad para promover la importancia de la prevención de ITS para disfrutar del sexo de manera segura. Además, se realizarán testeos de VIH en distintos puntos del país. En CABA el encuentro será en los Bosques de Palermo.

En los últimos años la prevención del VIH se asoció, casi exclusivamente, al uso del preservativo. No hay dudas acerca de su utilidad a la hora de prevenir el VIH y otras infecciones de transmisión sexual, por eso se aconseja su uso en toda relación sexual y durante todo el encuentro. Sin embargo, es importante no perder de vista que existen otras alternativas, que en su conjunto reciben el nombre de “prevención combinada”; y que es la persona quien debe elegir libremente como cuidarse.

En tal sentido, AHF Argentina junto a un grupo de ONGs realizará actividades abiertas a la comunidad el próximo 21 de septiembre en el Día de la Primavera para concientizar sobre todas las alternativas de prevención. Además, se realizarán testeos rápidos de VIH para quienes deseen conocer su estado serológico. “El día de la primavera es un momento de celebración y unión entre jóvenes, por eso queremos estar cerca de ellos brindándoles información sobre las diferentes maneras de prevenir el VIH y también para que los que deseen conocer su estado serológico puedan hacerlo en diversos puntos del país”, aseguró Natalia Haag, directora de testeos y prevención AHF Argentina.

Para decidir cómo cuidarse, la educación sexual integral es fundamental. Solo quienes conozcan las diferentes vías de prevención, podrán elegir voluntariamente con cuáles se sienten más cómodos y seguros. Al hablar de prevención combinada se hace referencia a un conjunto de intervenciones (biomédicas, comportamentales y las estructurales) tendientes a disminuir el número de nuevas infecciones[1]. Bajo esta concepción, la prevención del VIH, al igual que otras infecciones de transmisión sexual, debe ser integral y ajustada a la realidad epidemiológica de cada país; y supone más que el uso del preservativo.

“Es importante y necesario que las personas sepan de qué manera pueden prevenir la transmisión del VIH. Después de muchos años, cada vez son más las personas que saben que el preservativo es una forma efectiva de prevenir la transmisión, pero pocos saben que el test de VIH y la profilaxis post exposición también lo son. En consecuencia, pocas personas acceden a estas alternativas. También que una persona con VIH que sigue un tratamiento antirretroviral efectivo no transmite el virus, lo que llamamos Indetectable=Intransmisible”, comentó Haag.

Se denomina “intervenciones biomédicas” al uso del preservativo, el test de VIH y el PEP (profilaxis post exposición). La más conocida es la primera, pero no es la única. De acuerdo a una investigación realizada por AHF Argentina sólo el 14,5% de la población en nuestro país utiliza preservativo en todas sus relaciones sexuales, mientras que el 65 % admitió usarlo solo a veces y el 20,5% reconoció no usarlo nunca. “Estos datos nos demuestran que, si bien el preservativo es importante para prevenir la trasmisión del virus, la prevención debe ser integral” sumó.

Otra de las alternativas es el test de VIH, una herramienta muy importante porque permite conocer el estado serológico. Cualquier persona puede acceder al test, los mayores de 13 años pueden hacerlo firmando su propio consentimiento y los menores, acompañados de un adulto de su confianza. La prueba es gratuita, segura y confidencial. “Saber el estado serológico, sea cual fuera el resultado, siempre es una oportunidad que permite a las personas disfrutar libremente de su sexualidad, de forma placentera y segura” agregó.

Además, existe la profilaxis post exposición, un tratamiento a corto plazo con antirretrovirales que detienen la propagación del VIH en el cuerpo. Se trata de una herramienta de emergencia que no reemplaza los otros métodos de prevención y no previene infecciones a futuro, sino que es indicado para disminuir el riesgo de contraer la infección por el VIH en casos puntuales en los que las personas se expusieron al virus, ya sea por prácticas riesgosas o en casos violaciones. De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud[2] cuando el tratamiento se inicia en las primeras 72 horas posteriores a la exposición, se reduce en un 80% el riesgo de contraer la infección por el VIH.

El mismo 21 de septiembre, y durante los días anteriores y posteriores, organizaciones sin fines de lucro del país se sumarán a la iniciativa “Forremos la Primavera” de AHF Argentina y de manera conjunta realizarán actividades de concientización a la comunidad destinadas a promover la importancia de la prevención. Además, en algunos lugares se realizarán testeos rápidos para conocer el estado serológico de las personas.

“En CABA estaremos el 21 de septiembre de 14.30 a 19.30 en el Rosedal, en los Bosques de Palermo, brindando información a todos aquellos que quieran conocer más sobre cómo prevenir el VIH. Al aire libre, con barbijos y con todos los cuidados necesarios, estaremos también realizando testeos rápidos. Asique invitamos a toda la comunidad a que se acerque” cerró Haag. Para que nadie quede afuera, AHF Argentina difundirá en sus redes sociales y su página web https://testdevih.org/ los puntos de encuentro en todo el país, que incluyen: Buenos Aires, Chaco, Chubut, Córdoba, Corrientes, Jujuy, La Rioja, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Santa Fe.

[1] Disponible en: https://www.unaids.org/sites/default/files/media_asset/JC2007_Combination_Prevention_paper_en_0.pdf

[2] Disponible en: https://www3.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=14821:post-exposure-prophylaxis-pep&Itemid=40682&lang=es

Publicaciones relacionadas