Diario El Este

El Chandra podría haber detectado el resplandor posterior a una Kilonova – Diario El Este

El Chandra podría haber detectado el resplandor posterior a una Kilonova

The binary neutron-star (BNS) merger GW170817 is the first celestial object from which both gravitational waves (GWs) and light have been detected, enabling critical insight on the pre-merger (GWs) and post-merger (light) physical properties of these phenomena.

Astrónomos podrían haber detectado un «boom sónico» de una poderosa explosión conocida como kilonova. Este evento se vio en GW170817, una fusión de dos estrellas de neutrones y el primer objeto detectado tanto en ondas gravitacionales como en radiación electromagnética, o luz.

Una kilonova ocurre cuando dos estrellas de neutrones, algunos de los objetos más densos del universo, se fusionan. El 17 de Agosto de 2017, los astrónomos descubrieron ondas gravitacionales de tal fusión utilizando el Observatorio de ondas Gravitatorias por Interferometría Láser (LIGO) y Virgo, coincidiendo con un estallido de rayos gamma.

Desde entonces, los astrónomos han estado utilizando telescopios en todo el mundo y en el espacio, incluido el Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA, para estudiar GW170817 en todo el espectro electromagnético. Chandra es el único observatorio que aún puede detectar la luz de esta extraordinaria colisión cósmica más de cuatro años después del evento original.

«Hemos entrado en un territorio desconocido aquí al estudiar las consecuencias de una fusión de estrellas de neutrones», dijo Aprajita Hajela de la Universidad Northwestern, quien dirigió un nuevo estudio de GW170817 con el Chandra.

Los astrónomos creen que después de la fusión de las estrellas de neutrones, los desechos generan luz visible e infrarroja a partir de la descomposición de elementos radiactivos como el platino y el oro formados en los desechos de la fusión. Este estallido de luz se llama kilonova. De hecho, se detectaron emisiones de luz visible e infrarroja de GW170817 varias horas después de las ondas gravitacionales.

Desde principios de 2018, la emisión de rayos X causada por el chorro se ha ido debilitando constantemente a medida que el chorro se ralentiza y se expande aún más. Hajela y su equipo notaron que desde Marzo de 2020 hasta finales de 2020, la disminución se detuvo y la emisión de rayos X fue aproximadamente constante en brillo. Esta fue una señal significativa.

Una de las principales explicaciones de esta nueva fuente de rayos X es que los escombros en expansión de la fusión han generado un impacto, como el estampido sónico de un avión supersónico. La emisión producida por el material calentado por el choque se denomina resplandor residual de kilonova. Una explicación alternativa es que los rayos X provienen del material que cae hacia un agujero negro que se formó después de la fusión de las estrellas de neutrones.

«Esta sería la primera vez que vemos un resplandor posterior de kilonova o la primera vez que vemos material cayendo en un agujero negro después de una fusión de estrellas de neutrones», dijo el coautor Joe Bright, también de la Universidad de California en Berkeley. “Cualquier resultado sería extremadamente emocionante”.

Fuente: NASA