Diario El Este

El Gobierno anunció la construcción de 15 centros de enseñanza con una inversión histórica en política social

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) rubricaron con Consorcio Infraestructura Educativa el tercer contrato de participación público-privada. La inversión representa un valor estimado en 42 millones de dólares para construir y mantener 15 centros de enseñanza primaria y 27 de atención a la infancia y la familia (CAIF) en todo el territorio.

La firma se concretó en la Torre Ejecutiva, con la presencia del secretario de Presidencia, Álvaro Delgado; el subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Benjamín Irazabal; el ministro de Desarrollo Social, Martín Lema, y el de Educación y Cultura, Pablo da Silveira. También participaron el director de Educación, Gonzalo Baroni; el presidente de la ANEP, Robert Silva; el titular del INAU, Pablo Abdala, y, como representante de Consorcio de Infraestructura Educativa, José Sánchez-Cano.

El proyecto es impulsado en conjunto por la ANEP y el INAU, y el adjudicatario está integrado por las empresas BTD Capital 12, Tecnove, Conami y Basirey. Los contratos, bajo la modalidad DBFO (sigla en inglés de diseño, construcción, financiamiento y mantenimiento), mantendrán vigencia por un período de 22 años, con un máximo de 3 para la construcción. Durante ese lapso, se realizarán pagos, sujetos al cumplimiento de los indicadores de servicio y calidad definidos en la licitación.

El compromiso con ANEP prevé la construcción y el mantenimiento de 15 centros de enseñanza primaria para 2.850 alumnos en los departamentos de Canelones, Cerro Largo, Montevideo, Paysandú, Tacuarembó y Soriano. El acuerdo con INAU permitirá construir y mantener 27 CAIF para 2.916 niños en Canelones, Colonia, Maldonado, Montevideo, Paysandú, Río Negro, Salto, San José y Tacuarembó.

Las obligaciones de los contratistas incluirán la provisión inicial del equipamiento de todos los institutos y, para ANEP, también el mantenimiento y la reposición, así como la infraestructura, las áreas exteriores y la sustitución de los elementos que se destruyan, excepto en caso de vandalismo durante las horas de funcionamiento. En estos centros, se concretará una rutina diaria de limpieza y retiro de residuos sólidos.

Álvaro Delgado explicó que este proceso se comenzó en 2018 y que el Gobierno, además de generar otros instrumentos para la financiación de obras viales y educativas, aceleró los proyectos por los que había un compromiso.

Agregó que, para primera infancia, el Ejecutivo asumió, aún en los momentos más difíciles, invertir 50 millones de dólares anuales y, para el final de este ciclo, alcanzar una de las mayores erogaciones en política social de la historia del Uruguay.

Benjamín Irazabal, en el mismo sentido, dijo que el monto citado se destinará a rubros que representan “el norte de este Gobierno”, como la educación, y, en especial, la atención a la primera infancia y a los más vulnerables de la sociedad.

Pablo Abdala destacó que esta iniciativa es parte de un plan de expansión, al que se agregan 25 institutos y ampliaciones en CAIF. Informó que en 2022 ya se superaron los 4.000 cupos adicionales. Al cabo del actual período de gobierno se ampliará en 17.000 la cobertura de estos servicios.

Por su parte, Robert Silva señaló que bajo esta modalidad se construirán 15 centros de enseñanza en todo el país, divididos en 12 escuelas primarias y 3 jardines preescolares. Resaltó la atención en el este de Canelones, zonas como Neptunia, Colonia Nicolich, Parque del Plata Norte y Pinepark, donde hay una demanda muy importante, con clases de más de 30 alumnos.

También mencionó la trascendencia de mantener la infraestructura actual, lo que implica 2.800 centros en todo el territorio.

Deja un comentario