Diario El Este

El santuario del Gauchito Gil sobrevivió intacto a las llamas que arrasaron una localidad de Corrientes – Diario El Este

El santuario del Gauchito Gil sobrevivió intacto a las llamas que arrasaron una localidad de Corrientes

La gruta permaneció intacta pese a que el fuego devoró todo alrededor

El implacable avance del fuego devastó a la comunidad de Paraje Galarza, pero un santuario del Gauchito Gil quedó intacto.

La imagen de la figura se salvó de manera inexplicable; todo lo demás se perdió.

Los graves incendios que azotan a Corrientes no dan tregua: ya se quemaron unas 800.000 hectáreas, casi el 10% del total de la superficie provincial.

Sin embargo,  apareció una luz de esperanza para aquellos que creen en el Gauchito Gil, después de que se viralizaran imágenes de una gruta que, a pesar de las llamas, no sufrió daño alguno.

Ocurrió en Paraje Galarza, una pequeña comunidad emplazada a 120 kilómetros de la ciudad de Santo Tomé.

La última semana se vio marcada por la rápida llegada de las llamas.

Nada pudieron hacer los vecinos del lugar ante el implacable avance del fuego, y a pesar del trabajo de los bomberos, varios lugareños perdieron sus hogares.

Cuando los brigadistas terminaron de apagar el foco ígneo que devastó a la comunidad, se encontraron que todas las casas, árboles y postes de electricidad resultaron completamente quemados; a excepción de un santuario del Gauchito Gil, que quedó intacto.

Un vecino del paraje tomó una fotografía del lugar y la compartió en redes sociales, donde se volvió viral. Cientos de correntinos, devotos del santo popular, celebraron el momento.  (Fuente La Voz)

El Gauchito Gil es una figura religiosa, objeto de devoción popular en la Argentina.

Su fundamento histórico está en la persona del gaucho Antonio Plutarco Cruz Mamerto Gil Núñez, de quien se sabe poco con certeza. ​No está comprendido dentro de la liturgia oficial católica (se lo considera un «santo popular»), ni en la evangélica.

Nació en Pay Ubre, cerca de Mercedes, en la provincia de Corrientes, alrededor de 1840 y fue asesinado el 8 de enero de 1878 a unos 8 kilómetros de la misma ciudad.