Diario El Este

Inicio Espectáculos El show de la vacuna, los vips, la gente y la sanata

El show de la vacuna, los vips, la gente y la sanata

por Luis Ventura

Una a una van apareciendo las miserias humanas que estaban solapadas y enmascaradas sobre la Tierra. Porque como si fuera agua bendita o brebaje purificador, esta arrasadora epidemia de Coronavirus ha servido para desnudar y exponer nuestras almas con avaricias y generosidades, egoísmos y bondades y con las diferencias polarizadas de las riquezas a las pobrezas más sórdidas.

Porque el Covid19 no hizo distinciones de clases sociales, religiones, ideologías, colores de piel, géneros, banderas, camisetas, nacionalidades… Esta arrasadora epidemia se metió con todos. Y tratándolos a todos por igual, hasta que el poder, las condiciones vips, los ricos, los famosos y las potencias mundiales empezaran a incidir para que los más fuertes y con mayores posibilidades manipularan las formas de combatir con clasismos los contagios, las enfermedades, los malos médicos, riesgosas internaciones y la falta de vacunas inmunizantes. La sanata para esconder a los vips y postergar a los comunes se hizo muy evidente en los discursos de profesionales, operadores, políticos, funcionarios y muchos atrevidos que cuando vieron cámaras, luces y micrófonos salieron a cholulear y ganar pantallas.

Y en la Argentina mucho más que en Uruguay hemos sido testigos de lo que han sido las silenciadas listas de vacunados Vips, que al ser descubiertos y publicados, pronto se encargaron de silenciarlos como fueron los casos del sindicalista Hugo Moyano y su familia, como así también del ex mandatario argentino Eduardo Duhalde y su familia, entre otros poderosos privilegiados, contrastados con todos aquellos que humildemente nos quedamos a aguardar nuestro lugar, pacientes y en la fila de espera.

Pero ahí aguantó estoicamente Mirtha Legrand que se quedó en su casa, alejándose de sus comidas televisadas y abdicando sus programas a la conducción inexperta de su nieta Juana Viale del Carril, de 40 años. Hasta que llegó el momento de su vacunación, que se produjo en el Centro Islámico que supo facilitar su construcción el ex presidente Carlos Menem, pero que “Chiquita” transitó sin volver a la pantalla por miedo a los riesgos de una mujer de 94 años de edad.

Después pasó lo de Susana Giménez con su radicación y nacionalización como ciudadana uruguaya en  su querida José Ignacio, donde se vacunó dos veces para finalmente contraer el lapidaria virus contra el que está luchando para tratar de salir airosa.

Como ellas, también se aisló y se vacunó Moria Casán. Marcelo Tinelli que no se fue al exterior y eligió quedarse en su país en medio de rabiosas polémicas entre los que viajaban a Miami para inocularse las dosis antivirósicas, para luego agitar las aguas con el regreso de su ciclo “La Academia”, que lo hizo con protocolos pero que no supo evitar varios contagios que fueron todo un tema de debate popular con el programa en el aire.

A Gianinna Latorre no le perdonaron que haya llevado a su madre a Estados Unidos a vacunarse. Jorge Rial la defenestró, por eso ella y Angel De Brito, atacaron al ex “intruso” cuando éste decidió viajar a Miami en busca de la vacuna, en el  mismo procedimiento que se había cansado de repudiar.

Gino Renni a los 78 años y con las dos dosis de vacunas terminó internado con Covid19 y todo el mundo se preguntaba por qué.

Podría estar horas y horas contando el show de la vacuna con todas las historias escondidas, disimuladas y sanateadas para que los ventajeros y vips no queden tan expuestos ante los pobres y los comunes. Un pinchazo y nos reencontraremos pronto en este rincón. 

Dejar un comentario

Publicaciones relacionadas