Diario El Este

Inicio Internacional En medio de la crisis que vive el país chileno desde el 2019, comenzó la campaña presidencial.

En medio de la crisis que vive el país chileno desde el 2019, comenzó la campaña presidencial.

por Damián Muñiz

El 21 de noviembre, Chile, elegirá quien los lidere en el periodo de 2022-2026. Si bien en las primeras encuestas se pronostica un resultado muy parejo y sin liderazgos consolidados; los candidatos Gabriel Boric y Sebastián Sichel, sobresalen del resto.

La campaña electoral ha comenzado y siete aspirantes compiten por captar la mayor cantidad de votantes para reemplazar al actual presidente, Sebastián Piñera.

El caudal electoral está muy polarizado teniendo en cuenta que Sichel representa al gobierno oficialista centroderecha; mientras que Boric, con el conglomerado de Apruebo Dignidad, pertenece a la izquierda antineoliberal. Según la intención de votos, ellos se estarían llevando el 11% y el 13% respectivamente; dejando en tercer lugar Yasna Provoste, quien fuera ministra durante el gobierno de Michelle Bachelet y con apenas un 2%, se posiciona en cuarto lugar el mediático ultraderechista, José Antonio Kast.

El debate recién comienza y ya se está hablando de una segura decisión en Ballotage que sería el 19 de diciembre.

Desde el partido de Boric, pronunciaron que “es claro que las chilenas y los chilenos no quieren la continuidad de este mal gobierno de Piñera”. Mientras que el ex ministro del actual presidente, en un tono más calmo, dijo que “la ciudadanía nos envía un mensaje: cambios en democracia y en paz, no más polarización ni división. Nosotros creemos en el diálogo, en los acuerdos”.

En este contexto, los siete aspirantes a ocupar el sillón de La Moneda, aprovecharon el cambio institucional que se vio a partir de la crisis vivida en el 2019, la cual genero las condiciones para crear una nueva Constitución Nacional que aún está en proceso.

Por otro lado, con la intención de polarizar las elecciones, los candidatos que lideran las encuestas, se pronunciaron en el tema principal que divide a la población chilena actualmente que tiene que ver con la aprobación del cuarto retiro del 10% de los fondos privados destinados para las jubilaciones de los chilenos.

Mientras Gabriel Boric apoya la propuesta del retiro, pero establece indicaciones como impuestos y un tope en el retiro, Sebastián Sichel lo rechaza de plano y calificó la idea como “una irresponsabilidad”.

Publicaciones relacionadas