Diario El Este

Inicio Noticias En poco más de 3 años, la policía recibió casi 24 mil denuncias de personas que han sido mordidas por perros sueltos

En poco más de 3 años, la policía recibió casi 24 mil denuncias de personas que han sido mordidas por perros sueltos

por Karina Caputi

Un Solo Uruguay insiste en reestablecer la perrera bajo la órbita de los Municipios como único modo de solucionar la problemática

El Movimiento considera que el tema, no se ha podido remediar debido a que las políticas que se aplican están todas enfocadas a los animales que se encuentran bajo la responsabilidad de alguien.

Guillermo Franchi, uno de los voceros del Movimiento Un Solo Uruguay, indicó que tiempo atrás, fueron contactados por las propias jerarquías del Instituto de Bienestar Animal, quienes manifestaron la necesidad de contar con la opinión del grupo, así como los datos que se estaban manejando.

“Nos han llovido las imágenes, las denuncias, los testimonios de gente, sobre todo del medio rural, de lo que ha sido el ataque permanente, en todo el Uruguay, de lo que han sido los ataques a las majadas, pero también lo han sufrido en carne propia, por la mortandad de terneros por causa de perros sueltos”, señaló Franchi.

El integrante del grupo manifestó que a partir de entonces se resolvió, no solamente hacer un diagnóstico, sino también elevar una propuesta ya que “se habla mucho por parte de las autoridades de la ex Cotriba, hoy Instituto Nacional de Bienestar Animal, sobre la castración de perros de ciudad. Las políticas están enfocadas al chipeo, a la patente, pero siempre apuntadas a perros que tienen quienes responden por ellos; pero claramente está faltando una pata muy grande que es la que más daño causa, que es el perro que no tiene dueño, o el que no tiene una persona responsable, es decir, el perro suelto”.

Franchi agregó que como premisa en el documento presentado, que contiene múltiples propuestas, indican que “para hacer políticas que tengan efecto, y no como aquellas que se han venido haciendo desde hace mucho tiempo hasta ahora, que claramente, desde que se terminó con las perreras por parte los municipios, esto se ha potenciado y los daños que han ocasionado son monstruosos. Si no se caracterizan las poblaciones, ya que no es lo mismo el perro suelto urbano, que el perro suelto suburbano, o aquel el medio rural. Se tiene que tener estrategias diferentes de control de población”.

Una solución que vuelve al tapete es la eventualidad de la perrera, aunque, dentro del Movimiento se es consciente que término en sí mismo genera rechazo, por lo cual, se debería enfocar desde el lugar de albergues. “En Uruguay ni siquiera se cuenta con un relevamiento; pueden ser incluso más de un millón, porque no hay pueblo, no hay ruta, no hay camino, que uno ande que no se cruce con un perro que evidentemente no tiene dueño, y no existen políticas de control hacia eso. Por lo tanto esta es una de las propuestas que hicimos, obviamente, que los municipios se vuelvan a involucrar en el tema porque nadie conoce más del tema que las propias municipalidades, y que vuelva la perrera, pero como lugar de albergue”.

Franchi agregó que las políticas de control reproductivo, es decir, las castraciones, irán “corriendo siempre de atrás, por la propia dinámica de reproducción que tienen estos animales. Debido a esto, la única solución que encuentran, es erradicar los perros sueltos; el perro sin dueño, ya sea en el medio urbano o en el medio rural, aunque con diferentes estrategias que “básicamente no se están llevando a cabo”.

Más allá de la complejidad que se atraviesa el sector ganadero, con la matanza de lanares y terneros, Un Solo Uruguay entiende que el problema mayor se da en el medio urbano. Esto fue refutado desde diversos canales, razón por la cual, el grupo solicitó un pedido de informes al Ministerio del Interior, y en el mismo quedó de manifiesto que los ataques a personas son más numerosos, y eso se da en las ciudades, afirma Franchi.

“Entre mordeduras a personas, daños causados a animales productivos y denuncias a perros peligrosos, que se tengan registro, a partir de 2017, hay 30 mil demandas policiales. Inclusive en el 2021, que aparentemente podría haber bajado esa tendencia, se incrementa. Por lo tanto, los datos golpean, y no se puede creer que las propias autoridades no se den cuenta de esto; porque además no están en estas cifras, los accidentes de tránsito que causan los perros sueltos; pero solamente en mordeduras a personas van 23.500 denuncias” afirmó el vocero de USU.

1 Comentario

Anónimo 15 de septiembre de 2021 - 18:42

Si hay más perros que gente,y los dueños de los perros los tratan como humanos.

Los comentarios están cerrados.

Publicaciones relacionadas