Diario El Este

Inicio De Interés Experimento social: fingió ser millonaria y vivió una vida de lujo sin gastar un peso

Experimento social: fingió ser millonaria y vivió una vida de lujo sin gastar un peso

por Marcela Fittipaldi

La estudiante china de 23 años se grabó mientras se hacía pasar por una persona de alta sociedad y luego subió el video a Weibo: «Quería romper las reglas», aseguró.

Las redes sociales siempre nos toman por sorpresa y esta no fue una ocasión especial. Una joven china de 23 años realizó un experimento social en donde fingió ser millonaria por casi un mes sin gastar ni un yuan, moneda local. Durante tres semanas en Beijing logró llevar un estilo de vida totalmente lujosa.

La protagonista de este experimento es Zou Yaqi y se grabó en varios lugares mientras bebía vino en eventos exclusivos, dormía en sofás en los vestíbulos de hoteles de cinco estrellas y hasta llegó a probarse joyas exclusivas en subastas. También utilizó Ikea como su oficina.

La primera estadía fue en la zona VIP del aeropuerto al que pudo ingresar con un pase de entrada falsificado. Su preocupación era que no la dejaran entrar, pero los agentes miraron por arriba el boleto y la dejaron ingresar. «Estaba muy nerviosa y pensé que me expulsarían. Pero nada pasó». Si bien el pase era sólo válido por tres horas, ella terminó quedándose en el lugar durante tres días. 

Zou también recuerda que una vez pasó una noche durmiendo en un sofá naranja rodeada por un bosque de bambú artificial y en diálogo con un medio la estudiante recordó sentir como si los dos guardias de seguridad que estaban cerca la custodiaban para mantenerla a salvo.

¿Pero como sucedió esto?

La joven explicó que solo necesitó de tres elementos: un bolso Hermés falso, lápiz labial rojo y un buzo de terciopelo de diseñador. Esta gran idea la ayudó a pertenecer a la “alta sociedad” por casi un mes y por este motivo las empresas la dejaban explotar su hospitalidad durante semanas.

“Aunque soy pobre, pude entrar en el mundo de los ricos y obtener sus cosas gratis. Quería romper las reglas”, aseguró. El video fue subido a la red social Weibo con el fin de mostrar lo que logró con solo utilizar tres elementos y así demostrar las diferencias que había entre los ricos y los pobres.

El material terminó convirtiéndose en un proyecto de arte escénico que expuso en la Academia Central de Bellas Artes de Pekín y también se convirtió en una de las obras más comentadas en China. Según señala Zou, este experimento lo comenzó a idear en enero del 2021 en donde averiguó todos los lugares en donde podía encontrar alimentos o alojamiento gratis solamente por pertenecer a la “alta sociedad”.

Como suele suceder la joven también recibió críticas porque muchos señalan que no pertenece al mundo de los “pobres” ya que estudia en una de las universidades más caras de China. Aun así, Zou asegura que, aunque logró estudiar en una de las escuelas más exclusivas de Beijing, ella venía de una pequeña ciudad en la provincia de Hunan y que fue la transición entre estos dos mundos la inspiró a crear el proyecto.

Mirá el video:

Escrito por Micaela Cendra

Buenos Aires, NA

Publicaciones relacionadas