Diario El Este

Inicio Política Fernando Pereira fue proclamado presidente del Frente Amplio: “Pensar la izquierda del futuro”

Fernando Pereira fue proclamado presidente del Frente Amplio: “Pensar la izquierda del futuro”

por Daniel Altez

A partir del 5 de febrero, Fernando Pereira será el presidente del Frente Amplio, el principal partido de oposición. La confirmación de su triunfo fue anunciada ayer en una conferencia de prensa en la sede de la coalición de izquierdas.
Aunque el escrutinio todavía no culminó, el ex presidente del PIT-CNT sacó una ventaja indescontable con respecto a los otros candidatos que competían por el cargo, Gonzalo Civila e Ivonne Passada. Cuando van computados 84.000 de los 130.000 votos emitidos, Pereira obtiene el 67 %, Civilia el 10 % y Passada el 5.5 %. En cantidad de votos: 56.638, 8.502 y 4.660, respectivamente.
Pereira tiene por delante ahora la conformación de su equipo de conducción y la campaña para el referéndum contra 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración, que según dijo, es su prioridad número uno.
En Perspectiva conversó con él sobre su victoria, sus próximos pasos de cara a la conducción del partido y los desafíos que tiene el Frente Amplio hoy.
En primer lugar, Pereira dijo que el asumir la presidencia con el respaldo de un 67% de los frenteamplistas «implica una alta responsabilidad». Consultado sobre el enorme margen porcentual que sacó respecto a anteriores presidentes de la fuerza (Mónica Xavier con el 43% y Javier Miranda con el 38% en sus respectivas elecciones), el dirigente dijo que su situación es distinta y tiene desafíos, pero que nunca pudo «dirigir una organización» a la que haya pertenecido «sin colectivos muy potentes». Dijo que el «progresismo» se diferencia de los partidos históricos del Uruguay porque «su conducción es colectiva».
«El progresismo uruguayo tiene dos componentes: las bases que lo integran y por otro lado, las bases territoriales, es decir, nuestra militancia en territorio, que tiene la mitad del plenario. Hay que conectar con ambas partes del partido, con la coalición y con el movimiento», dijo Pereira, que aseguró que esta última es «una de las herramientas más potentes que tiene el Frente Amplio».
«El Frente va a lograr ser alternativa nuevamente si efectivamente coloca en territorio todas sus potencialidades, si comunica de nuevo con la gente de buena forma, si efectivamente retoma un diálogo que es mano a mano, que es un día a día y que tiene que ser coherente con lo que uno manifiesta. (…) Una apuesta fuerte y clara del FA es que de nuevo volvemos al territorio y eso es que ningún lugar del territorio puede ser visitado menos de ocho o diez veces por año por nuestros dirigentes. Eso es Parlamento, son alcaldes, los intendentes, pero también la dirección de la fuerza política», sostuvo.
Para Pereira, «el Frente Amplio tiene desconexión con el territorio», porque hay lugares que no visita «hace mucho tiempo».
«No es una crítica con la anterior conducción. Seguramente estar en el gobierno también implicaba otras responsabilidades, pero luego no podemos perder de vista que construir una mayoría es estar en contacto permanente con la ciudadanía. La ciudadanía es mayoritariamente progresista, y si el FA no ganó la elección quiere decir que no entendió que el FA representaba ese progresismo. Progresismo entendido cómo aquella gente que quiere desarrollo productivo y justicia social», aseveró.
El dirigente manifestó que «el FA tiene que retomar una cuestión que a veces la pierde», que es que «no es un partido, es una coalición».
«Tiene que escuchar a los (demócrata) cristianos, (a la) izquierda progresista, tiene que escuchar a las personas que provienen de los partidos tradicionales, a la izquierda tradicional, a las voces seregnistas, y a partir de ahí, construir programas que sean alternativas de cambio para el Uruguay», explicó.
El presidente electo del partido dijo que le preocupa la distribución geográfica de los votos, que figuran concentrados en el área metropolitana con un 60% en Montevideo y Canelones, y con departamentos donde no se logró superar los 2.000 votos (Rivera, Cerro Largo, Lavalleja, Treinta y Tres).
«No me preocupa por la elección interna en si, me preocupa porque es una lectura de lo que le pasa al FA a nivel nacional, el FA tiene que volver a ser opción en cada uno de los departamentos, en cada una de las alcaldías, de los municipios. Y eso implica un trabajo con mucha anticipación. Ni siquiera con una mirada 2024, con una mirada 2050», expresó.
Pereira sostuvo que no solo deben dialogar con grupos «que son base social del FA», sino que deben dialogar «en cada pueblo con 30 o 40 organizaciones».
Dio el ejemplo de Un Solo Uruguay: «es un elefante que nos pasó por adelante y no lo pudimos ver».
«Había una protesta social que no tenía que ver con los grandes productores uruguayos, tenía que ver también con un descontento de pequeños y medianos productores, también de trabajadores, que deberían sintonizar mejor con el FA que con la coalición de gobierno, pero sin embargo no lo hicieron y ese elefante blanco se nos pasó, no lo debatimos correctamente y no lo precisamos correctamente», agregó.
«Para trabajar en el agro, una 4×4 es un instrumento de trabajo. Yo no le digo para estar en la capital, pero para trabajar en el agro. Ahora, si usted a esa persona le dice que es un terrateniente, porque tiene una 4×4, no te mira. Porque después de toda esa jornada de trabajo intensa, sobre todos los pequeños y medianos productores cuando cierran a final de mes, apenas tienen un salario», dijo y añadió que «es un prejuicio total» que desde la militancia del FA se debe «desterrar».

Publicaciones relacionadas