Diario El Este

Inicio De Interés Fieles de San Cono siguieron por Facebook la Eucaristía este 3 de junio

Fieles de San Cono siguieron por Facebook la Eucaristía este 3 de junio

por Karina Caputi

Desde el 31 de mayo la Capilla permanece cerrada, medida que se extenderá hasta el domingo 6 de junio

Cono de Teggiano fue un religioso italiano nacido en la ciudad de Teggiano en el siglo XII D.C. en la región de Salerno (Italia). Su temprana muerte y su devoción ardiente que lo hiciera tomar los hábitos a muy temprana edad, fueron signos de santidad para los habitantes locales. Estos supieron trasladar su culto de Teggiano a América, sobre todo a la ciudad uruguaya de Florida, donde cada año se concentra la mayor cantidad de devotos entre las fiestas religiosas que se celebran en el país.

Cono nació en el seno de una pareja de aldeanos de apellido Indelli. Sus padres lo concibieron a una edad bastante avanzada y luego de tener un sueño extraño. En dicho sueño, del vientre de su madre brotaba una llamarada intensa. Esta visión fue interpretada por un sacerdote del pueblo como un augurio de que el niño sería muy importante y tendría notoriedad.

De hecho el nombre que los padres eligieran para el recién nacido, “Cono” significa “Algo Perfecto” en el dialecto de Salerno.

A muy temprana edad, Cono decidió tomar los hábitos y entrar al Monasterio Benedictino de San Nicolás, pero el prior del mismo se opone, ya que, considerando que Cono era hijo único y que sus padres eran ya ancianos, esto no sería beneficioso para ellos.

No conforme con la decisión del prior de San Nicolás, Cono decide escaparse y postularse en otro Monasterio, en una ciudad cercana. Esta vez, sus padres lo siguen y el niño es reclamado ante el responsable del mismo.

Se trata de Santa María de Cadossa. Según narra la tradición, Cono se esconde en el horno de pan del Monasterio para no ser encontrado y devuelto a sus padres.

Por inadvertencia de los monjes el horno es prendido y Cono se salva milagrosamente de morir quemado, lo cual convence a sus padres de que la mano de Dios cubre a su hijo, permitiéndole tomar los hábitos.

Cono se desempeña como un sacerdote generoso y dispuesto siempre a ayudar a sus hermanos, realizando las tareas pertinentes de la vida monacal. Poco tiempo después de haber ingresado al monasterio y sin contar todavía con veinte años Cono recibió un misterioso mensaje: “esta noche Dios te llamará”. Y así fue, al amanecer del día siguiente, un 3 de junio, Cono había muerto.

El mal llamado “culto” (en rigor a la verdad es una dulía) a Cono, tenido ya por santo, se extendió rápidamente por la región de Salerno y el sur de Italia. Existe una anécdota que narra el destino final de los restos del santo. Los habitantes de dos ciudades cercanas donde Cono había vivido se disputaron largamente el derecho de albergar sus restos. La contienda fue dirimida en forma peculiar, se colocaron los restos de Cono en una carreta tirada por bueyes y se los dejó solos para ver a dónde se dirigían, entendiendo que el mismo san Cono guiaría la carreta. El resultado fue que los bueyes tomaron el camino de Teggiano, el pueblo natal de San Cono.

Su carácter de “santo”  fue reconocido por el pueblo mismo que comenzó a llamarle así mucho antes del proceso de canonización. Esta se produce finalmente en 1871 a instancias del papa Pio IX.

La diáspora italiana supo trasladar el culto de San Cono a otras regiones del mundo, sobre todo a la ciudad de Florida, en Uruguay, donde los descendientes de inmigrantes han erigido un templo, centro de peregrinación local e internacional, produciéndose allí los festejos del Santo todos los 3 de junio. Desde el 2001, ese día es feriado laborable en todo el departamento de Florida.

Se utiliza una imagen del santo en una Capilla remodelada, con pinturas que representan sus milagros. Existe un Museo de Ofrendas a San Cono. La celebración está organizada por una

Cada año, en horas de la mañana, la Eucaristía es celebrada por el Obispo de la Diócesis y se realiza una Procesión por la tarde con la participación de una multitud de visitantes de todas partes de Uruguay y de Argentina, a excepción de estos últimos dos años, en que se resolvió celebrar la Eucaristía de manera virtual y cancelar la procesión.

En la página oficial de Facebook de la Capilla de San Cono de Florida, se subió una imagen envidada por uno de los fieles, la cual acompañaron con el siguiente mensaje “NOS HACEN LLEGAR ESA FOTO DEL AÑO 2018…ASÍ SE VIVÍA UNA JORNADA DE 3 DE JUNIO…OJALÁ PRONTO VOLVAMOS A VER LA CAPILLA ASÍ”

Dejar un comentario

Publicaciones relacionadas