Diario El Este

Inicio Ecología Fototrampeo: las imágenes nocturnas de animales en las sierras que se convirtieron en un suceso de Instagram en Uruguay

Fototrampeo: las imágenes nocturnas de animales en las sierras que se convirtieron en un suceso de Instagram en Uruguay

por Marcela Fittipaldi

El objetivo de los creadores de la cuenta @uruguay_fototrampeo es que la gente aprecie especies poco conocidas y aprendan a cuidarlas


Su primera publicación en Instagram es del 22 de marzo de 2021. Ahí aparece una foto a color de un gato montés sudamericano entre las sierras de Minas. Esa publicación tiene 251 “me gusta”.

El último video que subieron es de un chiricote, un pájaro de aspecto similar al de una gallineta. Publicado hace menos de 24 horas, ese video fue visto más de 2600 veces. Su última foto es de una familia de carpinchos. Fue subida hace dos días y ya tiene más de 2500 “me gusta”.

Desde marzo a setiembre, la cuenta @uruguay_fototrampeo multiplicó por diez su influencia en redes sociales. Hoy tiene un total de 142 publicaciones, entre fotos y videos, y una comunidad de más de 16.000 seguidores.

El contenido detrás de ese crecimiento son los resultados de lo que hicieron dos jóvenes en Solís de Mataojo, un pueblo al sur de Uruguay con menos de tres mil habitantes. Juntos, instalaron cámaras trampa en zonas silvestres en las sierras cercanas a donde ellos viven. En la cuenta de Instagram que crearon divulgan sus hallazgos y hacen un seguimiento de la fauna uruguaya.

Las personas detrás de este proyecto son Agustino y Valentina. Él trabaja en el mantenimiento de un frigorífico y ella es profesora de inglés, ninguno se dedica a la biología. En conversación con Telemundo, dijeron que lo suyo empezó como una casualidad, como una curiosidad, como una inocencia.

Empezaron colocando una sola cámara, para ver si aparecía algún animal. Las cámaras trampa funcionan a través de un sensor que detecta el calor en los cuerpos en movimiento. Ese fue el comienzo y, la aparición de especies que raramente se ven empezó a aumentar su entusiasmo. Así fue como llegaron muchas más cámaras para poder cubrir más áreas.

“Cuando empezás a ver todo el movimiento que hay, que aparece un guazuvirá, que aparece un gato, un carpincho, la familia. Ves cómo van creciendo”, dijo Agustín a Telemundo.

Ahora, sus rutinas implican ir a ver cuánta batería les queda a las cámaras, ver si ningún animal corrió el ángulo de los lentes, ver si hubo movimiento, si mantener la cámara ahí o si cambiarla de lugar.

Sobre el futuro del proyecto, sus creadores comentaron al programa de televisión que la intención es “Que se aprenda para cuidar. El desconocimiento hace un poco que se cuide poco, que se le de poca importancia. Que miren las sierras y digan qué cantidad de leña hay. Lo único que se le ocurre a mucha gente. No cuidan porque no saben que todo eso está ahí”.

Entre los animales que han podido captar están los margay, los guazuvirá, los carpinchos, el chiricote, el tatú, el gato montés, el zorro de monte, las penélopes, las pavas de monte, el zorrillo. Varios de ellos están en peligro de extinción y su avistamiento es muy raro, incluso, en las sierras salvajes. “No podemos cuidar lo que no conocemos”, agregó Valentina en la entrevista.

Publicaciones relacionadas