Diario El Este

Hong Kong anunció severas restricciones ante el récord de nuevas infecciones de COVID – Diario El Este

Hong Kong anunció severas restricciones ante el récord de nuevas infecciones de COVID

El centro financiero asiático estima que los casos continuarán aumentando rápidamente. Hubo 2.600 contagios en las últimas dos semanas en comparación con solo dos en diciembre. La falta de camioneros complicó el abasto de alimentos.

Hong Kong anunció el martes nuevas restricciones más severas ante un récord de nuevos contagios con coronavirus, mientras que la escasez de verduras se sumó a las penurias, ya que los camioneros que dieron positivo en la prueba del COVID-19 no pudieron transportarlas desde China continental.

En respuesta a la preocupante tendencia de contagios, la líder de Hong Kong, Carrie Lam, dijo que las reuniones públicas se limitarían a dos personas de cuatro actualmente, mientras que las iglesias y los salones de belleza cerrarían a partir del jueves, uniéndose a una gran cantidad de lugares que ya están cerrados.

Lam también anunció la prohibición de reuniones privadas de más de dos familias, aunque no estaba claro cómo lo harían cumplir las autoridades.

“Ha llegado el momento de que Hong Kong tome algunas medidas duras”, dijo Lam en una rueda de prensa.

“Estamos adoptando medidas estrictas para proteger a Hong Kong”.

El suministro de verduras de Hong Kong el martes fue alrededor de un tercio del lunes después de que varios conductores de camiones transfronterizos, que traen productos de China continental, dieron positivo, dijo el gobierno. Los estantes que almacenaban verduras estaban vacíos en los supermercados de la ciudad, mientras que las multitudes acudían a los mercados frescos para comprar los productos limitados disponibles.

En un mercado en el distrito Wan Chai del centro de la ciudad, un miembro del personal de la tienda de verduras Qiandama gritó a la multitud que no entrara.

“No hay más verduras adentro… Es como el campo de batalla”, dijo mientras la gente intentaba entrar.

Se cerraron algunos puestos de verduras y frutas que vendían productos de China continental, mientras que otros vendían productos al doble de sus precios habituales. Por ahora, dijo Lam, la mejor opción era adherirse a la estrategia de “cero dinámico” empleada por China continental para suprimir todos los brotes de coronavirus lo antes posible.

El periódico oficial del Partido Comunista Chino, el Diario del Pueblo, alentó a Hong Kong a seguir el enfoque de China para contener el virus en un editorial del lunes.

“Cuando las tasas de vacunación aumenten, cuando Omicron desaparezca y cuando sucedan otras cosas, revisaremos nuestra estrategia”, dijo Lam. Las políticas de coronavirus de Hong Kong convirtieron el centro asiático de viajes y negocios en una de las principales ciudades más aisladas del mundo.

El costo económico y psicológico del enfoque de línea dura está aumentando rápidamente, y las medidas se vuelven más draconianas que las implementadas por primera vez al comienzo de la pandemia en 2020.

Los vuelos bajaron alrededor del 90%, las escuelas, los parques infantiles, los gimnasios y la mayoría de los demás lugares están cerrados. Los restaurantes cierran a las 18 horas, mientras que la mayoría de las personas, incluida la mayoría de los funcionarios públicos, trabajan desde casa.

Todas las medidas se extienden hasta el 24 de febrero, cuando también entrará en vigencia el pase sanitario en toda la ciudad. Las personas deberán vacunarse para ingresar a los centros comerciales, supermercados y otros lugares, dijo Lam. Las instalaciones de cuarentena del gobierno también están llegando a su máximo a medida que las autoridades luchan por mantenerse al día con su rígido esquema de rastreo de contactos.

Muchos expertos en salud han dicho que la estrategia actual de cerrarse mientras el resto del mundo cambia a vivir con coronavirus es insostenible. Los médicos dicen que la salud mental está sufriendo, particularmente en familias donde las personas ganan menos o los niños no pueden ir a la escuela debido a las restricciones.

“El gobierno no hace nada, entonces los vendedores de verduras están subiendo el precio”, dijo. “Es realmente difícil ser un hongkonés”, expresó un hombre de 60 años en una verdulería.