Diario El Este

Inicio De Interés Intendencia de Treinta y Tres apuesta al turismo rural, como atractivo para visitantes

Intendencia de Treinta y Tres apuesta al turismo rural, como atractivo para visitantes

por Karina Caputi

Se espera posicionar el Departamento como destino turístico desde sus diversas potencialidades

“El turismo rural es un sector que crece en el mundo y nosotros no podemos estar ajenos a esa oportunidad de desarrollo y empleo”, aseguró  la directora de Desarrollo Económico de Treinta y Tres, Luisa Rodríguez.

Más allá de algunos tesoros naturales irresistibles para los amantes del ecoturismo, como la primera área protegida del país, Quebrada de los Cuervos, un lugar emblemático por su geomorfología, flora y fauna exuberante, Treinta y Tres cuenta con otros atractivos.

Pese a no contar con costas oceánicas que le permitan competir con departamentos como Rocha o Maldonado, posee paisajes dignos de ser expuestos en la vidriera turística nacional.

La Charqueada y su serenidad recostada al Río Cebollatí, o la desembocadura de la Lagura Merín; una de las mayores reservas de agua dulce, y uno de los principales reservorios ecológicos de Uruguay. Este espejo de agua, fronterizo con Brasil tiene una superficie de 4.500 kilómetros cuadrados y más de 120 kilómetros de costa uruguaya.

Pero más allá de estos puntos emblemáticos del paisaje Treintaitresino, el Departamento también es un destino ideal para descubrir las tradiciones autóctonas de los habitantes del interior uruguayo y la calidez de la vida sencilla.

Entre su actividad ganadera y arrocera, que impulsa gran parte de la economía de la región, fomentando la industria de productos precocinados, existen establecimientos rurales dignos de recibir cualquier turista que desee interiorizarse, o simplemente disfrutar de las actividades de campo.

Si bien algunos establecimientos ya brindan hospedaje y servicio gastronómico tradicional, con jornadas de faenas y hasta noches de fogones entre guitarras bajo las estrellas, aún resta mucho por descubrir de ese ángulo turístico local.

Debido a esto, la Intendencia de Treinta y Tres, a través de la Dirección de Desarrollo Económico, tiene previsto impulsar el turismo rural y difundir los distintos atractivos que el Departamento puede ofrecer.

Uno de los sitios que actualmente se posiciona como  lugar de referencia entre visitantes que disfrutan la vida, rural, comenzó tímidamente hace ya muchos años, y hoy, su titular responsable, es precisamente la Presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, Marina Cantera.

El viejo casco de estancia, con edificaciones anteriores al 1850, constituyen las primeras construcciones que con el paso de los años fueron sufriendo modificaciones. Seis generaciones han cuidado sus paredes de piedra, sus techos de madera y tejas traídas en barco desde Francia.

En 1910, aproximadamente, se incorporaron al conjunto grandes habitaciones y un gran galpón de esquila, que cierran el patio en torno al viejo aljibe, y dan como resultado la vista que actualmente se puede disfrutar.

Aunque no solo ha sido una simple casa familiar, sino que también supo ser Posta de Diligencias, cuando la ruta 7 se llamó Camino Real a Melo, almacén de campaña y vivió de alguna manera, muy de cerca los acontecimientos de los alzamientos civiles de 1897 y 1904.

Con todo este bagaje histórico y paisajístico, los últimos herederos, ofrecen el lugar a los visitantes, que acuden todo el año sin distinción de estaciones.

Esta muestra, deja de manifiesto, el amplio mercado que puede captarse a través del turismo rural que la intendencia de Treinta y Tres, está dispuesta a fomentar.

Publicaciones relacionadas