Diario El Este

Inicio Policiales La autopsia determinó que Gabby Petito murió por estrangulamiento

La autopsia determinó que Gabby Petito murió por estrangulamiento

por Marcela Fittipaldi

De acuerdo con el médico forense, la joven habría sido asesinada entre tres y cuatro semanas antes del 19 de septiembre, día en que fue hallado del cuerpo. 

Gabby Petito tenía 22 años.

La causa de la muerte de Gabby Petito, la joven que fue hallada asesinada tras haber estado desaparecida en Estados Unidos, fue estrangulamiento, anunció este martes el médico forense del condado de Teton, Brent Blue, en una conferencia de prensa.

Blue dijo que se estimó que el momento de la muerte de Petito fue de tres a cuatro semanas antes de que su cuerpo fuera encontrado el 19 de septiembre en el Bosque Nacional Bridger-Teton en Wyoming.

La autopsia incluyó una tomografía computarizada de todo el cuerpo, exámenes realizados por un patólogo forense y un antropólogo forense y un análisis de toxicología. «Así que prácticamente cubrió todas las bases», dijo.

El forense se negó a proporcionar más detalles sobre su autopsia o un posible sospechoso, diciendo que estaba limitado en la información que podía divulgar legalmente. Sin embargo, también se refirió al caso de Petito como «solo una de las muchas muertes en todo el país de personas involucradas en violencia doméstica».

En sus hallazgos preliminares, Blue había dictaminado que la forma de su muerte fue un homicidio, pero la causa de la muerte había estado pendiente de los resultados de la autopsia.

“El estrangulamiento significa que alguien fue estrangulado por la fuerza humana. No hubo fuerza mecánica involucrada», dijo Blue, y agregó que no necesariamente se puede saber si alguien usó sus manos, en lugar de usar un objeto para estrangular a alguien.

El forense también señaló que no había evidencia de que la muerte de Petito «fuera cometida por ningún tipo de animal, en cuanto a la causa de la muerte».

Un caso que conmueve a Estados Unidos

El anuncio se realizó en una conferencia de prensa aproximadamente un mes después de que se denunciara la desaparición de Petito, de 22 años, a raíz de un viaje por ruta con su prometido Brian Laundrie, de 23 años.

Petito había pasado el verano viajando por el oeste de Estados Unidos con Laundrie y había documentado sus aventuras en las redes sociales. Pero Laundrie regresó a la casa de Florida que compartían con sus padres el 1 de septiembre sin Petito, y su familia no pudo comunicarse con ella.

Sus padres reportaron su desaparición por primera vez el 11 de septiembre y, después de una búsqueda exhaustiva, sus restos fueron encontrados el 19 de septiembre.

El cuerpo de Petito fue encontrado a unos 10 minutos caminando desde donde se vio su camioneta por última vez en Wyoming, dijo su madre Nichole Schmidt.

En medio de la búsqueda de su paradero, Laundrie desapareció y no se le ha vuelto a ver desde hace semanas. Sus padres le han dicho a las autoridades que creen que se fue de excursión a una reserva natural cerca de su casa en North Port, Florida, y no regresó.

Laundrie no ha sido acusado de la muerte de Petito, pero sí fue imputado por el uso de dos cuentas financieras que no le pertenecían en los días posteriores a su muerte.

Su caso suscita angustia, indignación e intriga en gran parte del público, pero también puso de manifiesto las decenas de miles de historias de personas desaparecidas que no gravitan un interés tan intenso.

Según el Centro Nacional de Información sobre la Delincuencia, a finales de 2020 había casi 90.000 casos activos de personas desaparecidas. Pocos casos de personas desaparecidas reciben tanta urgencia y atención nacional como el de Petito.Escrito por Martín SassoneBuenos Aires, NA

Publicaciones relacionadas