Diario El Este

La Edil Lilán Santos se refirió, el martes pasado, a la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Muta - Diario El Este

La Edil Lilán Santos se refirió, el martes pasado, a la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Muta

SESIÓN ORDINARIA DE FECHA MARTES 6 DE SETIEMBRE DE 2022

EXPOSICIONES DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

PARTIDO FRENTE AMPLIO
EDILA (S) LILIÁN SANTOS

NUMERAL IV) EXPOSICIONES DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS.
PRESIDENTE.- Tiene la palabra una edila del FRENTE AMPLIO; señora Lilián Santos.
EDILA SANTOS (Lilián).- Buenas noches, señor presidente, ediles y edilas: Fucvam y la
situación de las cooperativas de vivienda.
Entendemos que no es necesario presentar a la Federación Uruguaya de Cooperativas
de Vivienda por Ayuda Mutua –Fucvam–. Desde hace 52 años las cooperativas de vivienda se
han multiplicado en el territorio nacional, constituyéndose en una verdadera alternativa de
acceso a una vivienda digna para trabajadores y trabajadoras de este país.
Durante su historia, las cooperativas pasan por varios años de trámites, formación y
consolidación del grupo humano, asambleas, discusión de la estructura de las viviendas,
reuniones con técnicos, lucha para conseguir un terreno donde construir, más trámites para
acceder al préstamo, la propia obra y posteriormente la mudanza de las familias a su nueva
casa y, finalmente, la etapa de convivencia donde se implementan actividades sociales y
culturales en las que por lo general también participa el resto del barrio y nosotros, los y las
cooperativistas.
Fucvam no es una organización exclusivamente viviendista. Desde su fundación, la
federación ha estado presente en las grandes luchas de nuestro pueblo, sobre todo en lo que
hizo a la resistencia durante la dictadura cívico – militar, el retorno a la democracia, las
grandes crisis financieras, la resistencia a los modelos neoliberales, etc.
En su declaración de principios establecen claramente la oposición a cualquier forma
de discriminación o explotación entre las personas y en Fucvam, en particular, hay un
compromiso con una cierta perspectiva del mundo y su lugar junto a la clase obrera.
En materia de vivienda Uruguay fue pionero en el mundo con la Ley del año 1968. En
ella se sentaron las bases para el desarrollo del movimiento cooperativo de viviendas.
A más de 50 años de su aprobación, la ley uruguaya sigue siendo vista como una ley
de avanzada, ya que aseguró los tres instrumentos políticos necesarios para el desarrollo de la
vivienda popular construida en el marco del cooperativismo: el encuadre jurídico, la
financiación estatal y los mecanismos para el acceso a la tierra para poder construir.
Fucvam resume además de sus 52 años de trayectoria junto al movimiento popular
uruguayo, una concepción de la vivienda como un derecho de todos los y las ciudadanas del
país y no como un bien de cambio que se presta a la especulación financiera del capital
inmobiliario y de la construcción.
Los cooperativistas de Fucvam reciben parte del monto necesario para construir los
complejos, la parte que falta se aporta en horas de trabajo en la obra ‒la ayuda mutua‒, donde
hombres y mujeres cumplen una jornada semanal en la obra de entre 21 y 25 horas, durante
por lo menos 2 años. El préstamo se devuelve durante 25 años, con intereses y en UR. Hoy
por hoy, más de 700 cooperativas están vinculadas a Fucvam, que comprende a,
prácticamente, más de 100.000 personas en todo el país.

JUNTA DEPARTAMENTAL
DE MALDONADO

Fucvam, indisolublemente ligada a las luchas populares y obreras por la utopía de un
mundo mejor, ha desarrollado un modelo sui géneris, estudiado y analizado en todas las
academias vinculadas a la vivienda con su sede en Uruguay.
Hoy por hoy, las principales luchas de Fucvam se orientan a: 1) La conquista del
interés único para todas las cooperativas, unificando el mismo interés para todas las
cooperativas del movimiento. Ese interés es del 2 %, tal como se estableció en la Ley del año
1968 y que arbitrariamente se elevó al 5,25 % de interés anual.
2) La creación de un verdadero Fondo Nacional de Vivienda que permita pensar en
una política de largo aliento en materia de viviendas de interés social. Es imposible pensar en
abatir el déficit habitacional del país si no se asignan recursos suficientes y, además, se recorta
el presupuesto.
3) La obtención de tierras adjudicables a las cooperativas para seguir construyendo
viviendas de calidad para sectores populares, en una cartera…
…de tierras que tenga expresión en todo el territorio nacional, pero, a la vez, sin duda
podríamos contribuir desde Maldonado con la creación de una cartera de tierras a nivel
departamental, con tierras ociosas o de grandes deudores de sus tributos municipales.
En estos días, y en ocasión de la presentación de la rendición de cuentas, se intentó
colocar un nefasto artículo 304 en el cual se lesionaban derechos ya adquiridos y consagrados,
tanto en la Ley del año 1968, como en la de Subsidio a la Permanencia, del año 2017.
Este artículo fue sabiamente votado en forma negativa por todos los partidos políticos
y, por lo tanto, no pasará al Senado. Entendemos que las movilizaciones del 29 de julio y del
pasado 19 de agosto fueron determinantes en el ánimo de los legisladores de todos los
partidos políticos porque fueron dos manifestaciones populares como hacía tiempo no se
veían, con participación de toda la familia cooperativista, de todas las edades y de todos los
departamentos. Si ese artículo prosperaba, se hubiera afectado nada más y nada menos que a
unas 500 cooperativas de todo el país y a más de 20.000 familias que verían restringidos sus
derechos.
Primó la sensatez y, por sobre todas las cosas, quedó en evidencia que cuando una
organización social y popular plantea sus razones en forma determinante y asistida por la
razón y la justicia, los partidos políticos tenemos mucho que aprender de cara a la mejora de
la calidad de nuestra democracia y nuestro sistema de convivencia política.
En nuestro departamento, la ausencia de una política de tierras para la construcción de
viviendas de cooperativas; actúa como una fuerte limitante al desarrollo de las cooperativas,
hoy es más fácil que un extranjero tenga tierras en Maldonado que el hecho de que una
cooperativa acceda a un predio para la construcción de sus viviendas.
Quiero cerrar dejando planteada la invitación a todos los ediles y todas las edilas del
departamento a pensar en la necesidad de contar con una cartera de tierras a nivel
departamental que se ponga al servicio de las cooperativas de vivienda en todo el
departamento, incluyendo a Maldonado en la corta lista de departamentos que piensan en su
gente, facilitando el acceso a la tierra a los trabajadores y las trabajadoras cooperativistas.
Voy a dar destinos a mis palabras: a la Secretaría de la Dirección de Fucvam, a la
ministra de Vivienda señora Irene Moreira, al Ministerio de Vivienda, a la Agencia Nacional
de Vivienda, al señor intendente Enrique Antía, a la Dirección de Vivienda de la Intendencia,
a todas las cooperativistas y los cooperativistas, y a la prensa en general.

JUNTA DEPARTAMENTAL
DE MALDONADO

PRESIDENTE.- Gracias, señora edila.
Señor edil González.
EDIL GONZÁLEZ ÉVORA (Marcelo).- Si la edil me permite un nuevo destino, a la
Comisión de Presupuesto de esta Junta Departamental.
PRESIDENTE.- ¿Se lo permite, señora edil?
EDIL SANTOS (Lilián).- Sí. Y al Ministerio de Economía y Finanzas.
PRESIDENTE.- Muy bien, agregamos ese destino.