Diario El Este

Inicio De Interés La guerra de la que nadie habla.

La guerra de la que nadie habla.

por Damián Muñiz

Con un Afganistán nuevamente en manos de los talibanes y un EUA atacando desde el extranjero puntos estratégicos en la ciudad de Kabul, nos olvidamos que el mundo sigue girando y los conflictos entre otros estados están latentes.

Es asi como el caso de un eminente enfrentamiento entre Egipto y Etiopia.

Estos dos países africanos están atravesando la peor crisis bilateral de toda su historia como naciones que lleva más de una década de negociaciones.

La gran presa del Renacimiento Etíope está generando polémica debido al control del Rio Nilo.

Si bien el Rio Nilo nace en el lago Victoria y atraviesa por 10 países antes de llegar a Egipto, una presa como la planea hacer Etiopia, podría influir mucho en el cauce de este.

Para entender el conflicto debemos de saber que el 90% de la población egipcia vive a orillas del Rio Nilo.

Entendiendo la problemática que esto causaría en Egipto, luego de buscar por la vía diplomática sin conseguir respuesta positiva, el presidente de Egipto, Abdelfatah El-Sisi, ha dicho que “la opción militar esta sobre la mesa”.

Teniendo un país que separa ambas naciones, Sudan, la opción de tomar acciones militares serían más que complejas y algo de debería de estudiarse bien, aun asi, Egipto, no piensa darle el permiso a Etiopia de la construcción de la presa y del manejo del flujo del Rio Nilo.

Si bien no es la primera vez que Egipto ostenta con su poderío para conseguir sus objetivos, ya lo vimos con el Canal de Suez, lo cierto es que esta vez la amenaza parece ser más concreta si tomamos en cuenta que a comienzos de este año, Egipto se hizo de una gran cantidad de aviones de guerra, misiles y sistemas de lanzamientos.

Por otro lado, para entender la postura de Etiopia, debemos de saber que solo el 45% de la población local tiene acceso a la energía eléctrica y que la construcción de la presa del Renacimiento Etíope, generaría 6500 megavatio de energía hidro eléctrica; y aunque no cumplirá con la demanda necesaria, cuadruplicará la energía actual del país.

Y aunque en Etiopia, circulen más de trece cuentas fluviales, el Rio Nilo fue el elegido para generar energía hidro eléctrica y los motivos de los que para uno son favorables para otros son perjudiciales.

El Rio Amazonas, fluye 65 veces más rápido que el Nilo. Por lo que lo hace a este rio como uno de los más lentos y a su vez más predecible para poder trabajar y es por este motivo que Etiopia lo eligió. El problema para los países que están rio abajo es que debido a su lentitud, les tomaría más tiempo para llenar los embalses y esto provocaría sequias en las cuencas del rio luego de la presa.

Según los derechos internacionales, Etiopia, está en todo su derecho de la construcción de la presa utilizando los recursos naturales que hay dentro de su territorio.

La presa ya está en marcha y estará funcionando a su máxima potencia para el 2023 mientras que Egipto lanza una última advertencia de detener el funcionamiento antes de volver a negociar buscando un plazo suficiente como para poder construir un plan de emergencia ante la reducción del flujo del Nilo.

A todo esto, EUA y Rusia ya tienen bastantes problemas sabidos como para tomar partido por uno u otro dentro de este conflicto. Además, China, es el principal proveedor de Etiopia para la construcción de la presa.

Los países vecinos como Arabia saudí, Catar o Irán, están más preocupados en restablecer los diálogos con Israel mientras que los países de la Unión Europea están de ambos lados.

Francia le vende suministros a Etiopia para la construcción al tiempo que le vende aviones de guerra a Egipto.

La guerra de la que nadie habla, hasta el momento, para estar más cerca de lo pensado.

Publicaciones relacionadas