Diario El Este

La Selección de Treinta y Tres empató 1 a 1 de visitante en el Domingo Burgueño de Maldonado mientras que los juveniles cayeron por 1 gol contra 0 – Diario El Este

La Selección de Treinta y Tres empató 1 a 1 de visitante en el Domingo Burgueño de Maldonado mientras que los juveniles cayeron por 1 gol contra 0

Nuevamente la «roja» del Olimar dando pelea y dejando bien representado el fútbol de nuestro departamento. Quizá muchos pensaron que iba a ser un trámite o «pan comido», como se dice tradicionalmente, pero los muchachos otra vez demostraron que tienen hambre de gloria y que van por todo.

El trámite del partido fue parejo, con la Selección de Maldonado intentando hacerse fuerte de local, pero olvidándose de que tenemos un As bajo la manga que es la rebeldía y esa capacidad de mandarla guardar sobre la hora. Es lo que tiene este combinado de Treinta y Tres y que al parecer no lo han percibido, siendo que ya no vamos a ver qué pasa o a suerte y verdad sino que vamos a ganar.

Quien llevó la peor parte fue el capitán Gonzalo Lemes, quien a los diez minutos recibió una fuerte patada en la cabeza, situación que lo dejo fuera de eje y nauseabundo y tuvo que ser retirado del campo de juego. Cabe resaltar que al jugador le hicieron los estudios correspondientes, tanto tomografía como otras revisiones y se encuentra bien en su casa en nuestra ciudad.

El encuentro finalizó 1 a 1 pero mismo así nos encontramos con un fútbol interesante , sabiendo que un empate de visitante y en el Domingo Burgueño, es muy buen negocio. Así lo vio el DT Simón Mier: «Fue un partido muy bueno para nosotros dónde en el primer tiempo hicimos cosas muy buenas incluso pudimos haber encontrado el gol en varias oportunidades. También nos pasó que sufrimos la salida de Gonzalo Lemes que es nuestro capitán, nuestro referente. Fue una situación de incertidumbre dónde no sabíamos que pasaba al punto que tuvimos que quedar el entretiempo dentro de la cancha porque lo estaban atendiendo en el vestuario. A parte de ser un jugador importante en el equipo, él es un amigo lo que hizo que nos afecte desde el punto de vista sentimental y afectivo. En el segundo tiempo no repetimos nivel pero tuvimos ocasiones. También nos afectó la expulsión de Santiago Suárez que es el goleador del equipo pero supimos reponernos. Volvimos a meter un gol en la hora y con 10 jugadores, dando la pauta de que los muchachos no claudican y eso me deja muy ilusionado».

Con respecto a lo que viene Mier nos contaba que tienen que intentar bajar la intensidad y la euforia, ya que según él no han logrado nada todavía: «Tenemos que mejorar detalles tácticos e intentar en casa hacernos fuertes nuevamente y lograr la clasificación».

El próximo domingo a partir de las 22:00 horas en el Estadio Centro Empleados de Comercio será el partido de vuelta, dónde la selección buscará sellar el pase a semifinales con un pueblo entero que acompañará desde la tribuna. Otra vez los corazones vuelven a latir a 1000 pulsaciones por minuto y nuestra ciudad se tiñe cada vez más de rojo.

Por otra parte los pibes de la sub 17 perdieron por un gol contra cero, siendo este sin dudas uno de esos partidos visagras para ver los errores y poder sobreponerse a ellos, cosa que Federico Medina sabe hacer a la perfección y así nos contaba como vivió el encuentro: «Fuimos claramente superados y el resultado pudo haber sido más abultado. Lo que me deja de positivo es que la esencia de nuestros gurises sigue intacta porque dejaron todo en la cancha y gracias a eso la ventaja no fue más abultada. Creo que lo que sucedió fue que el entrenador no supo transmitir la calma necesaria para animarnos a jugar sobre todo en el primer tiempo. Cuando estábamos mejorando recibimos el gol y a partir de ahí Maldonado se echó para atrás porque sabia que era cuestión de llevar la ventaja y desesperar al rival».

Medina también destacó que la lucha que llevaron los muchachos es lo que lo deja más tranquilo de cara a lo que tienen que corregir para el partido del domingo dónde oficiará de local y seguramente otra será la historia.