Diario El Este

La Senadora Graciela Bianchi habló para El Este y descartó que la reforma educativa implique eliminación de asignaturas

En las últimas horas, la ANEP aprobó el Plan de Educación Básica Integrada que comprende desde la Educación Inicial (3, 4 y 5 años) hasta 3º grado de Secundaria o UTU, el que ahora será 9º grado.

En línea con los sistemas educativos más avanzados, la Educación Básica es concebida como un camino continuo que comienza en la Educación Inicial, pasa por 1º a 6º grado de Primaria, para continuar en 7º, 8º y 9º grado de la Educación Media.

Los expertos indican que “este nuevo plan fortalece la mirada integrada y articulada de la educación para poner foco en la efectiva centralidad del estudiante y su aprendizaje”.

¿Qué características tiene el Nuevo Plan?

• El plan tiene tres ciclos:

1er ciclo: Educación Inicial (3, 4 y 5 años) hasta 2º grado de Educación Primaria.

2do ciclo: 3º a 6º grado de Educación Primaria.

3er ciclo: 7º, 8º y 9º grado de Educación Media.

• Propicia nuevas formas de evaluación con acompañamientos personalizados (tutorías), en particular en los primeros y últimos años.

• Está basado en competencias (ser, saber, saber hacer, hacerlo y convivir).

• Genera espacios opcionales para jóvenes: talleres prácticos en los que se abordan temas cercanos a su vida, artes, educación financiera, proyectos de vida, sexualidad, entre otros.

• Se crean asignaturas nuevas tales como Ciencias del Ambiente, Mundo Contemporáneo, Comunicación y Sociedad, Ciencias de la Computación, que incluye programación y robótica.

• Mantiene las asignaturas como espacios curriculares que coordinan y se articulan entre sí, potenciando los contenidos para el desarrollo de las competencias.

• Fortalece las prácticas activas de enseñanza y de aprendizaje, como el trabajo por proyectos y el aprendizaje basado en problemas, entre otros.

• Cuenta con nuevos espacios para estudiantes tales como componentes digitales, de desarrollo personal, habilidades socioemocionales y proyectos sociocomunitarios.

En diálogo con El Este, la Senadora Graciela Bianchi, destacó la importancia de esta transformación que permitirá a los preadolescentes, a desarrollar una transición integrada y con un sustento académico adecuado de cara al siguiente ciclo.

Precisamente esto es lo que pretende la fusión entre los últimos años escolares con los primeros de ciclo básico, llevando esta primera etapa a insumir 9 grados.

Es necesario reconocer que existen deficiencias en el aprendizaje de los escolares egresados, quienes se enfrentan a una instancia de multiplicidad de asignaturas, sin siquiera comprender, en muchos casos, lo que se les enseña.

“Debemos aplicar el aprender a aprender” indicó Bianchi, quien hizo referencia a sus treinta años de experiencia en la educación.

“Se debe apostar a que los estudiantes asimilen los conocimientos para evitar tanta deserción como observamos en los primeros años de secundaria”, agregó.