Diario El Este

Inicio Noticias Las aguavivas ya llegaron a las costas de Rocha, Maldonado, Canelones y Montevideo

Las aguavivas ya llegaron a las costas de Rocha, Maldonado, Canelones y Montevideo

por Daniel Altez

De varios colores, tamaños y con textura gelatinosa, las aguavivas (o medusas) ya llegaron a las costas de Maldonado, Rocha y Montevideo, indicó Gabriela Failla, investigadora en la Sección Zoología de Invertebrados del Departamento de Biología Animal de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República (UdelaR).
Failla destacó además que se han identificado desde la primera semana de diciembre «varios» ejemplares de la especie Physalia physalis o «fragata portuguesa», de color violeta y «sumamente tóxica». Su toque genera un «efecto de quemadura» por el «veneno neurotóxico» que desprende, el cual puede traer desde un dolor de cabeza a cuadros graves de salud. De todos modos, puntualizó que en Uruguay «nunca se han reportado casos graves». Ya se registraron estos ejemplares en Maldonado, Rocha y hasta en el balneario Jaureguiberry (Canelones) en las últimas horas, dijo Failla.
Actualmente hay una corriente de agua salada que está ingresando a las costas del Río de la Plata, que «en general trae aguavivas». Estimó que esta corriente sería proveniente de Brasil, que ocurre en un contexto de «muy poca lluvia» – poca descarga de agua dulce – en la costa, lo que «favorece la entrada de agua salada» ya que no ocurre ese «freno» natural.
«Podemos llegar a pensar que si se mantienen estas condiciones podría ser un verano con aguavivas», señaló la experta sobre la presencia de estos que generalmente se pueden hallar de diciembre a marzo. «No es de extrañar que vayan a ver unas cuantas este verano», añadió en esa línea. Recordó que en el verano 2021 «hubo muchísimas».
De todos modos, Failla destacó que tras mantener contacto con los guardavidas de Maldonado y Rocha en las últimas dos semanas no tiene conocimiento de que haya cantidades «muy grandes» de aguavivas por el momento sino «eventos aislados».
Llamó a tener «cuidado» en función de las especies que uno se encuentre en las playas, que en Uruguay son dos. La llamada «medusa de la cruz» – Lychnorhiza lucerna – porque se identifica por arriba con la forma de la Cruz de Malta, las cuales llegan a tener tamaños «bastante grandes», cuentan con un borde de color violeta y «no son tan urticantes»
La segunda especie en el país se denomina científicamente Chrysaora lactea, que es más pequeña, con variedad de colores – violeta, blanco, amarillo o marrón -, y «sumamente urticantes». Por el momento, no se han identificado «grandes cantidades».
Si bien estos organismos están «mar adentro» y en «profundidad», hay otros elementos además de la corriente de agua salada, como el viento norte, que influyen para que lleguen a la costa, sobre todo cuando se forma una «corriente circular de la cual no pueden salir», que se observa generalmente en puertos o bahías. A mediados de diciembre de 2020 se registraron durante días grandes cantidades de medusas frente a las costas en los puertos de Punta del Este y Piriápolis.
El Ministerio de Ambiente publicó en las últimas horas un spot donde recuerda que la bandera sanitaria (roja con una cruz verde en el centro) «puede indicar que hay medusas peligrosas o mucha acumulación de ellas en la playa». De acuerdo al monitoreo web que ofrece la Intendencia de Montevideo (IMM), a esta hora no hay playas de la capital con bandera sanitaria. En caso de activar esta opción, las autoridades recomiendan «no bañarse» allí y «no entrar en contacto con ellas, ya sea que estén en el agua o la arena».
¿Qué hacer ante contacto con medusa? Se recomienda no frotar la zona con arena mojada o agua dulce, sino enjuagar con agua salada. Además, se puede aplicar vinagre para aliviar el dolor, así como desinflamar la zona con una pomada o usar hielo durante 15 minutos. Si los síntomas persisten se debe acudir a un centro de salud.

Publicaciones relacionadas