Diario El Este

Líder de Diversidad e Inclusión: un nuevo rol que crece 
¿De qué se trata? ¿Qué habilidades requiere?

Bridge The Gap presenta su encuesta sobre habilidades de quienes lideran Diversidad e Inclusión en las organizaciones.

  • La empatía es la característica más valorada. 9 de cada 10 personas entienden que es el principal valor que debe tener un/a líder en estas áreas.
  • Respecto al conocimiento sobre la temática, 8 de cada 10 personas creen que es una característica fundamental para el rol, mientras que solo 4 de cada 10 personas mencionaron como relevante el conocimiento sobre el negocio.
  • En referencia a las habilidades relacionadas al vínculo con otras personas, la comunicación obtuvo 7.5 de 10 y buenas relaciones personales 7.2 de 10.

En Latinoamérica, ser Líder de Diversidad significa pertenecer a áreas como Recursos Humanos o Marketing, entre otras. Sin embargo, a nivel global se trata de roles o áreas transversales a toda la compañía con reporte directo al top management. Por eso, a través del diseño de planes y programas estratégicos, se vuelve cada vez más necesario para las organizaciones el desarrollo de habilidades necesarias para este rol y en la gestión de la diversidad.

Bridge The Gap, hub de soluciones en género y diversidad, realizó una encuesta a personas que lideran la temática en las organizaciones o bien que interactúan con estos roles para medir las características que debe tener este perfil. “Es muy común decir o intuir que para este rol se requiere empatía o cualidades blandas, aunque de acuerdo a nuestra experiencia y a estudios internacionales la empatía no basta: una habilidad clave es la lectura del negocio, por ejemplo. En esta oportunidad nuestro objetivo era mapear cómo estábamos en el ecosistema local respecto de este tema”, comenta Cintia González Oviedo, directora ejecutiva de Bridge The Gap.

Se trata de un rol relativamente nuevo, que se encuentra en plena evolución y  viene pisando fuerte en las organizaciones para impulsar la transformación de cultura y negocio orientada a la diversidad y al impacto positivo. 
 
El foco de la encuesta se centra en la ponderación de habilidades como empatía, orientación al negocio, formación en temáticas de diversidad, relaciones interpersonales, habilidades de comunicación y argumentación, capacidad de influencia, entre otras variables, para medir y definir las consideraciones ideales que un puesto que es nuevo y en un estadio en desarrollo, como lo es el de líder en diversidad. 
 
Resultados: 
 

Del total de encuestados y encuestadas, arrojó que: 

  • 9 de cada 10 personas entienden a la empatía como la principal característica que debe tener un/a líder de Diversidad e Inclusión.
  • Solo 4 de cada 10 personas mencionaron como relevante el conocimiento sobre el negocio.
  • Respecto al conocimiento sobre la temática, 8 de cada 10 personas creen que es una característica fundamental para el rol. 
  • Luego tenemos habilidades relacionadas al vínculo con otras personas: la comunicación -7.5 de 10- y buenas relaciones personales -7.2 de 10-.
  • También se destaca la importancia de entender el entorno y cómo manejarse en él para alcanzar los objetivos: lectura de contexto -6.3- , visión sistémica -5.3- influencia -5.2- y creatividad -4.9-. 
  • Del total de la muestra, solo el 8% afirma que la visión sistémica como la habilidad debe ser parte de los liderazgos diversos. Se destaca la importancia de entender el entorno y cómo manejarse en él para alcanzar los objetivos: lectura de contexto -6.3-, visión sistémica -5.3- influencia -5.2- y creatividad -4.9-. 

“Los resultados validan la hipótesis previa y la experiencia que hemos tenido en estos años: estamos en un estadio inicial donde hay muchas oportunidades de salida laboral innovadora, de perfiles híbridos, donde se requiere una visión social, pero también una visión de negocio, sobre todo cuanto más alto ocupe el rol en la jerarquía de la empresa y con qué tipo de áreas dialogue. En esto es clave entender si la diversidad es una agenda clave de la organización o todavía se es vista como un tema más de sostenibilidad; algo interesante pero no enfocado en el negocio. Aquí las habilidades de influencia y persuasión nos parecen clave, ya que puede ser un desafío ‘convencer’ a quienes tienen que aprobar presupuesto para acciones, por ejemplo”, expresa Cintia González Oviedo.

Es necesario que los directivos de las empresas incluyan en la gestión de talento a la diversidad como un eje transversal de  formación,  dado que la diversidad se caracteriza por ser invisible, pero hace a cualquier equipo mucho más eficiente a la hora de encontrar soluciones novedosas e impulsar la innovación.