Diario El Este

Los gatos, al igual que los humanos, pueden sufrir asma: todo lo que hay que saber para prevenirlo – Diario El Este

Los gatos, al igual que los humanos, pueden sufrir asma: todo lo que hay que saber para prevenirlo

La importancia que tiene la salud de los gatitos es fundamental para que puedan vivir una vida larga, plena y sin complicaciones. Es por eso que desde Puppis, la reconocida cadena de tiendas especializada en productos y servicios para mascotas, insisten en la importancia de las visitas semestrales al veterinario, ya que una detección de cualquier enfermedad de forma temprana, asegura casi en su totalidad un tratamiento exitoso.

Entre las afecciones que pueden sufrir los gatos se encuentra el asma. “Al igual que los humanos, los felinos pueden sufrir esta enfermedad inflamatoria crónica y recidivante que afecta los bronquios”, explica María Ines Rosatti (MN 8505), especialista en Medicina Felina y responsable del equipo “Cat Friendly” de Puppis. 

Detectada en forma temprana y tratada en forma adecuada por un veterinario, esta enfermedad suele tener muy buen pronóstico. Sin embargo, puede también ser una urgencia con riesgo de vida. 

Lo que sucede cuando un michi tiene asma, a grandes rasgos, es que los bronquios se contraen y se inflaman, lo que provoca la dificultad para respirar”, describe la especialista, y enumera los síntomas a tener en cuenta: dificultad respiratoria (Disnea), respiración más rápida de lo habitual y superficial, silbidos o ruidos al respirar, respiración a boca abierta, mucosas azules (Cianosis), y apatía, cansancio o intolerancia al ejercicio. 

Es importante también estar atentos a cualquier tos moderada a intensa, ya que es muy común confundir la tos con la expulsión de las bolas de pelo. En el caso del asma, el animal suele estirar el cuello, inclina la cabeza hacia abajo y tiene espasmos, como si quisiera sacar algo que tiene atragantado, pero sin lograrlo”, expresa Rosatti.

Según la veterinaria, la clave es intentar disminuir los factores que pueden desencadenar o empeorar este tipo de reacciones en el organismo. Las recomendaciones más usuales son evitar las bandejas sanitarias cerradas y la utilización de arena que produzca mucho polvo, evitar la exposición al humo del tabaco, y el uso de aerosoles, sprays ambientales, inciensos o similares. 

También se sugiere ventilar los ambientes, aspirar y pasar trapos húmedos, en lugar de un plumero o un trapo seco y evitar el sobrepeso de nuestro gato. 

Para finalizar, desde Puppis refuerzan la importancia de recordar que ante cualquier síntoma, es importante la visita al veterinario, ya que detectar un problema a tiempo, significa una reposición mucho más rápida de las mascotas.