Diario El Este

Inicio Espectáculos Messi, un Rey Mago disfrazado de futbolista

Messi, un Rey Mago disfrazado de futbolista

por Luis Ventura

por Luis Ventura

La historia oficial tiene rasgos verídicos de los protagonistas de los episodios biográficos, pero los que hacen historia siempre tienen un costado desconocido. ¡Un lado B! Con cosas dignas de ser publicadas y otras menos simpáticas y hasta incómodas que generalmente pasan desapercibidas por las características de las mismas.

Por eso, cuando nos concentramos en Lionel Messi surgen miles de perfiles e información que no siempre llegan a la superficie y a muchos les conviene que sigan sumergidas.

Y hablar del “Pulga” implica contabilizar proezas futbolísticas, sumar goles en todo el mundo, llevar estadísticas de records batidos y armar el monumento de un jugador casi inalcanzable en el plano deportivo. Pero Messi tiene otras cosas, que es su generosidad, sus travesuras fuera de la cancha, sus millonarias y silenciosas donaciones a través de su Fundación que se ha cansado de acercar dinero, herramientas e insumos a niveles de Salud, de Deportes y de Educación a muchísimos lugares de todo el mundo.

Por ejemplo, Messi con un aporte de 300.000 dólares fue decisivo para que la Municipalidad de Lanús terminara de construir un Complejo Deportivo en el barrio más pobre del lugar donde nació Diego Armando Maradona, en Villa Fiorito. Y pocos lo saben.

“Lío”, como suele llamarlo su amada Antonella Raccuzzo, su mujer y madre Thiago, Ciro y Mateo, también colaboró para que la Asociación del Fútbol Argentino pudiera competir internacionalmente y pagó premios para los integrantes del plantel seleccionado, para liquidar viajes en aviones, para hospedarse en hoteles de donde debían jugar y hasta para responder a los costos de las concentraciones. Un especie de Sportivo Selección… ¡Ese es el Messi que la gente no conoce y a él no le importa que se sepa!

Gran viajante aéreo, el “Pulga” no dejó de alquilar vuelos en aviones privados y pagando entre 150.000 y 300.000 dólares esos viajes llegó a la conclusión que debía comprarse su propia nave. ¡Y lo hizo! Le costó 15.000.000 de dólares.

Messi adquirió un Gulfstream V, fabricado en Estados Unidos en el 2002 con matrícula LV-1RQ argentina que le impide muchas veces manejarse de manera interna en viajes por España, aunque sí pueda cubrir con tranquilidad la distancia Barcelona- Buenos Aires y no que hablar Rosario.

Este avión con autonomía de 10.750 kilómetros, una velocidad crucero de 937 kilómetros por hora, una comodidad de 16 butacas individuales que se convierten en camas, 2 años con duchas, sala de juegos y 2 cocinas de alta gama fue usado y alquilado la Presidencia de la Nación Argentina en una gira que se realizó por México.

Fue cuando el mandatario Alberto Fernández usó alquilado el avión de Messi para visitar a su colega mexicano Andrés Manuel López Obrador. Una cumbre presidencial. Por eso no se termina de entender porque cuando Messi envió 35 respiradores a la Argentina a principios de este año, y estos insumos jamás fueron ingresados a la Argentina con el compromiso que tiene el jugador de Barcelona con sus compatriotas.

De ahí el entendimiento que cuando el presidente Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández quisieron ir a saludar al flamante campeón de América, a la concentración de los futbolistas la respuesta de los jugadores fue NO.

Pero hay más de este Rey Mago sin camello que supo donar 500.000 euros que Lionel mandó a Hospital Infantil Garraham que entre respiradores, monitores de computación y otros tipos de insumos antiCovid llegaron a médicos e internados del humilde Hospital José María Cullen de Santa Fe que difundió la noticia cuando Messi siguió eligiendo siempre el silencio.

Muchos cuentan por lo bajo los problemas que los Messi tuvieron con los denominados y temidos “Monos” de Rosario, cuando el jugador en reconocimiento a su tierra quiso casarse con todas las figuras del fútbol mundial en su propia ciudad, y el Cartel Narcotraficante se lo impedía… Y fue justamente “Lío” quien habló y negoció con esas mafias para que le permitieran honrar a su tierra y casarse como Dios manda.

Y hace unos días, con hoteles comprados en todo el mundo, el más fastuoso recientemente en New York, multimillonario, aplaudido por el fútbol mundial, buscado para comprarlo por los equipos más poderosos del planeta, Messi renovó su contrato con el club de toda su era profesional por 5 años más, dejando que Barcelona ponga la cifra contractual que está por debajo del compromiso anterior y de esta manera jugará en la entidad catalana hasta los 39 años de edad.

Messi, un Rey Mago que cambió al camello por una pelota y un gran corazón.

Dejar un comentario

Publicaciones relacionadas

Escucha "VOCES" con Oscar González Oro en EL ESTE