Diario El Este

Ministerio de Ambiente firmó acuerdo para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal

Se trata de un proyecto internacional en el que participan varios países, y es de apoyo a la ejecución del Acuerdo sobre medidas del Estado rector del puerto

Se espera lograr impactos positivos en las economías y mejores medios de vida para las comunidades costeras

Los ministerios de Ambiente y de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), junto a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) firmaron dos acuerdos para el desarrollo de proyectos internacionales, que atienden los recursos acuáticos: Proyecto Cuenca Laguna Merín y Proyecto Acuerdo Puerto.
Las iniciativas, que involucran a ambos ministerios, están alineadas con la perspectiva de trabajo conjunto que vienen llevando, con el fin de posicionar a Uruguay como productor sostenible de Alimentos y el cuidando sus recursos naturales.
De la firma, que se llevó a cabo en el Paseo Sostenible de la Expo Prado 2022, participó el ministro de Ambiente, Adrián Peña Robaina, su par de Ganadería Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, y el Representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) para América Latina y el Caribe, el uruguayo Mario Lubetkin.

El Proyecto Acuerdo Puerto
Se trata de un proyecto internacional en el que participan varios países, y es de apoyo a la ejecución del Acuerdo sobre medidas del Estado rector del puerto, del que Uruguay es parte, y busca prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada desde su entrada en 2016.
Para el ministro de Ambiente, estas iniciativas apuntan a proveer “mejores medios de vida para las comunidades costeras, aumentar la seguridad alimentaria en función de la sostenibilidad de los ecosistemas marinos locales”.
El proyecto tiene como objetivo mejorar la capacidad de los Estados para aplicar el acuerdo y las operaciones, medidas y herramientas complementarias de seguimiento, control y vigilancia, con apoyo financiero del Ministerio de Océanos y Pesca de la República de Corea.
Esta iniciativa parte de la premisa que la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) debilita los esfuerzos nacionales y regionales de conservación y ordenación de las poblaciones de peces y, como consecuencia, inhibe el progreso hacia el logro de los objetivos de sostenibilidad.
El proyecto apunta a fortalecer los marcos normativos y legislativos nacionales y mejorar las capacidades y competencias nacionales para combatir la pesca INDNR. Se espera lograr impactos positivos en las economías y mejores medios de vida para las comunidades costeras, así como aumentar la seguridad alimentaria en función de la sostenibilidad de los ecosistemas marinos locales, entre otros aspectos.
Los costos totales del Proyecto se estiman en 2 millones de dólares a ser implementados por la FAO en Cuba, Fiji, Filipinas, Saint Kitts y Nevis, y Uruguay durante 5 años.

Deja un comentario