Diario El Este

Inicio Política Ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, durante la conferencia de la Coalición de Ministros de Finanzas para la Acción Climática, este martes 12 en Washington, Estados Unidos.

Ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, durante la conferencia de la Coalición de Ministros de Finanzas para la Acción Climática, este martes 12 en Washington, Estados Unidos.

por Damián Muñiz

La Coalición Climática es un grupo conformado en 2019 por secretarios de Estado, quienes formulan y comparten buenas prácticas para la incorporación de estrategias que incluyan el problema del cambio en las políticas económicas y financieras.

En la jornada, la ministra Arbeleche participó en la conferencia organizada por este grupo, que se desarrolló en paralelo a las reuniones anuales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, en la ciudad de Washington, Estados Unidos. También expusieron la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen; la ministra de Hacienda de Finlandia, Annika Saariko, y el profesor de la Escuela de Economía de Londres Nicholas Stern, entre otros panelistas.

Arbeleche sostuvo en la reunión que los ministerios de Finanzas de los países en desarrollo son relevantes en el diseño de políticas que incluyan acciones climáticas de forma transversal en el Estado. Para ello, deben informar sobre los impactos económicos de las vías alternativas de las emisiones de gases con efecto invernadero, colaborar en el diseño de incentivos económicos y evaluar el impacto fiscal y los efectos macroeconómicos de las políticas climáticas alternativas.

La jerarca informó sobre la incorporación de los principios de Helsinki en la ley de presupuesto nacional, lo que consideró el primer paso para la aplicación de un “presupuesto verde”. Mencionó el proyecto de ley remitido al Parlamento que propone un impuesto a las emisiones de dióxido de carbono de las gasolinas, correspondiente a 120 dólares por tonelada. También subrayó que el Ministerio de Economía y Finanzas participa en la redacción de la estrategia climática, en el marco del Acuerdo de París.

Consideró que, a medida que los países persigan caminos de sustentabilidad ambiental, los presupuestos públicos se verán limitados, en especial en economías con acceso restringido al financiamiento. “La entrega de los recursos climáticos por parte de la comunidad mundial es, por lo tanto, una forma crítica y justa de ayudar a los países en desarrollo a alcanzar objetivos climáticos más ambiciosos”, reafirmó Arbeleche.

“Conectado a este punto, creo que es el momento propicio para la innovación en el financiamiento soberano, tanto a través de instrumentos de mercado como de financiamiento multilateral, que vinculen el costo del endeudamiento con la mejora de los indicadores ambientales. Alinear los objetivos del financiamiento de la deuda soberana con el imperativo de abordar el cambio climático podría generar los incentivos para lograr un progreso impactante hacia una economía global baja en carbono”, finalizó.

Publicaciones relacionadas