Diario El Este

Inicio Mundo Nicaragua: El régimen niega la pandemia, mientras que crece la demanda de oxígeno

Nicaragua: El régimen niega la pandemia, mientras que crece la demanda de oxígeno

por Camila Pérez

El país experimenta un repunte de contagios de COVID-19. Mientras que el gobierno oculta el número real de muertos y afirma que no hay colapso en los hospitales públicos.

Los tanques de oxígeno, que desde hace semanas escasean en el país, son comprados, rentados y rellenados en centros privados por personas que, según su capacidad económica, tratan a sus enfermos en casa. Largas filas de autos se forman en los centros de expendio.

De acuerdo con el régimen de Daniel Ortega, no hay colapso en los hospitales públicos, pero sus opositores afirman lo contrario.

Nicaragua experimenta, como algunos de sus vecinos de Centroamérica, un repunte de contagios de covid-19.

Por su parte, Daniel Ortega argumenta que si Nicaragua, un país de 6,5 millones de habitantes, “deja de trabajar (..) se muere de hambre”. Según el Banco Central, poco más de 1 millón de ciudadanos depende del trabajo informal para sobrevivir.

El Ministerio de Salud registra hasta la fecha 13.206 casos y 201 muertos desde que inició la pandemia. Reconoce en las últimas semanas un aumento en los contagios.

Mientras que la red de médicos independientes Observatorio Ciudadano, hay al menos 25.150 casos sospechosos, de los cuales más de 4.500 terminaron en fallecimientos con síntomas asociados al Covid-19. El gobierno desconoce estas cifras y acusa a esta organización de promover el “terrorismo pandémico”.

El miércoles, la OPS urgió a Nicaragua a evitar las aglomeraciones y aunque señaló que carece “de datos oficiales que permitan hacer un análisis adecuado, existen otras fuentes que muestran que hay una ocupación alta de los servicios de salud, en particular de los hospitales”.

“También hay reportes sobre alta transmisión, es decir un aumento de número de casos y también aumento en los niños y adolescentes, tanto en hospitalizaciones, reportes de casos sospechosos y confirmados y también de fallecimientos”, sostuvo el director de Emergencias en Salud de la OPS, Ciro Ugarte.

Ante el repunte de contagios, las autoridades sanitarias han redoblado los llamados a la ciudadanía a “respetar las medidas” de prevención y acudir a los hospitales en caso de síntomas.

Hasta agosto la vacunación había cubierto apenas a 523.000 nicaragüenses. Para octubre, la dictadura espera inmunizar al 32% de la población mayor de 30 años con dosis de AstraZeneca y Sputnik V.

En tanto, las brigadas de salud visitan las casas en los barrios y comunidades para detectar casos sospechosos.

Los médicos de Observatorio Ciudadano, por su parte, han exhortado a la ciudadanía a realizar una “cuarentena voluntaria” para contener “el pico pandémico”, evitar el “colapso de los hospitales” y salvar vidas.

Publicaciones relacionadas