Diario El Este

Inicio Deportes Nicolás Macció: entre el fútbol y la experiencia de vida

Nicolás Macció: entre el fútbol y la experiencia de vida

por Belen Silveira

Otras líneas donde el protagonista es el esfuerzo, la humildad y dedicación que los gurises le ponen a lo que aman. Interesarnos por el fútbol del interior no es una responsabilidad ni un deber, sino que es una manera de mantener vivo algo más que una pasión. Es todos los días encender esa llama que quizá nuestro padre, abuelo o tío nos inculcaron. Sin dudas, las sonrisas más puras y lindas que le he visto a mi viejo, fueron frente a una tele, asistiendo un partido de fútbol y eso créanme que no lo cambio por nada. 

Por eso estamos acá, una vez más, apoyando a nuestros muchachos, nuestros jugadores, quienes no deben de cargar con presiones (como a veces sucede) sino con una mochila de sueños y aspiraciones. Muchos se preguntarán como hacemos para despertar ese interés, y la respuesta es sencilla: conociéndolos, sabiendo de donde vienen y hacia dónde quieren ir, preguntándonos como crecieron y que les gustaba hacer de chicos. 

Todas éstas interrogantes, vamos a develarlas hoy, siendo el medio por el cual conozcan un poco más a Nicolás Macció, jugador de Treinta y Tres Fútbol Club con una gran particularidad: donde te descuides, te la manda guardar. Así es en la cancha y en la vida, con las cosas claras y consciente de lo que quiere. Lo mismo que le ocurre con el arco, le pasa con su futuro: lo tiene entre ceja y ceja, esperando el momento oportuno para colgarla del ángulo. 

Otra vez hago alusión a mi trabajo, donde atiendo mucho público que gracias a Dios leen nuestras líneas. Entre tanta gente que me comenta sobre las notas, un muchacho me cuestionó el por qué siempre pregunto a los entrevistados por sus sueños, siendo que es más importante saber cómo se encuentran para el próximo partido. Ahí, es donde sonrió, respiro y sigo, porque si dejo aflorar mi lado humano, me sale la ironía y termino mal. Aunque se me pasa por la cabeza decirle “dejá, que para la próxima le pregunto si llueve”. Tengo la certeza de que no somos precisamente lo que comemos, como se dice tradicionalmente, sino lo que soñamos. Porque en la ilusión de Nicolás, como de tantos otros, está puesto el futuro del país. Y sí, sin exagerar, como usted mismo lo leyó, los sueños de los jóvenes, anidan el futuro de un pueblo, y más si ese anhelo se basa simplemente en ser feliz. Los dejo con el hombre gol del Decano ¡Suya Nico!

– ¿Qué recuerdos tenés de tu niñez?

“Era un chiquilín travieso, inquieto, insoportable, todos los sinónimos que puedas encontrar, asi era yo. Recuerdo que en el barrio era pura macana lo mío”. 

– ¿Quién te dio para adelante en esto del fútbol?

“Mi madre fue quien me impulsó a jugar, desde chico me llevaba a practicar y me iba a ver, cosa que me motivaba bastante. Hasta el día de hoy miro fútbol con ella, es una apasionada del deporte. Le debo todo a ella, pero también tengo un amigo que me enseñó a jugar en la posición de 9 porque antes andaba por cualquier lado, y eso se lo debo a Agustín, uno de mis mejores amigos. Es como que me descubrió como delantero por decirlo de alguna manera”. 

– ¿Un partido inolvidable?

“El partido de mi vida fue cuando me vine a Treinta y Tres en el 2019. Yo estaba viviendo en Montevideo, y cuando falleció mi padre me vine para acá a buscar un poco de aire, que quien me lo dio fue Treinta y Tres. Recuerdo que por primera vez jugué un clásico por primera vez en el Estadio, estábamos empatando 1 a 1 y en el minuto 45 más o menos hago un gol de cabeza, un poco másdelante de la mitad de la cancha. Ganamos 2 a 1 y fue inolvidable para mí y para los que estaban ahí. Una lástima que no quedó filmado, pero quedo en la retina del público y de mis compañeros”. 

– ¿Tenés algún referente en tu puesto?

“Tengo muchos, porque en mi puesto hay muchos jugadores que han marcado historia. Pero te puedo nombrar al “gordo” Ronaldo, en su momento, Lewandowski, Ibrahimovic, Cavani, esos son los que me encantan. A mí me gusta mandarla guardar, hacer goles y jugar par el equipo, soy así, necesito el gol”. 

– ¿Hoy en día como te sentís?

“Me vengo sintiendo bien, aunque en 2019 hice un año muy bueno que fue cuando me citaron para la selección mayor. Luego me lesioné y hasta el día de hoy no sé qué tengo porque nunca me hice una resonancia. Ahora vengo en recuperación, jugando casi al 100%. Estoy con el profe trabajando todos los días, ya que en un club como Treinta y Tres necesitas dar todo, no se negocia nada. También tengo el respeto de mis compañeros que saben que paso un buen momento y confían en mí, pero los 9 necesitamos hacer goles y jugar para el equipo. Igualmente estoy siempre tranquilo, no me desespero porque hay cosas más importantes que el fútbol en mi vida, porque cuando pasas por determinadas cosas te das cuenta de que no hacer un gol o perder un partido no te cambia en nada”. 

– ¿Te ha tocado como deportista pasar por algún bajón? ¿Cómo lo superaste?

“Si, tuve mi momento complicado en el 2019 cuando falleció mi padre, pero con ayuda, amigos y familia se pude. Hay que hablar y sacar todo para fuera, verbalizando las cosas y poniéndole palabras a los sentimientos. Eso es una muy buena herramienta, yo mismo lo pude asimilar por ahí, y no digo que es la solución, pero ayuda mucho. Igualmente hay que buscar ayuda, porque muchos piensan que está mal hacerlo o que ir a un psicólogo es de locos, pero son cosas que hay que normalizar. No hay más vueltas, un profesional es una persona que te da herramientas para llevar la vida un poco mejor”. 

– ¿Cuál es tu sueño hoy por hoy?

“Mi sueño es trabajar en lo que me gusta, estar con mi familia y amigos sanos e intentar ser feliz todo el tiempo que pueda, sin olvidarme de la paz mental. Creo que está por ahí el sentido de todo, ya que muchas veces buscamos los sueños afuera cuando están ahí, a la mano, cerquita”.

– ¿A quién querés tener presente en éste momento?

“Uno valora las cosas cuando no están, entonces quisiera tener presente a mi padre, que no lo tengo cerca, pero está conmigo. También quiero tener presente a todos los que están, para justamente darles valor, como mi madre, mis amigos y mis compañeros. Por último, creo que la vida no es solo el fútbol o deporte, va mas allá, y cuando pasas por un momento difícil te das cuenta, eso es el lado bueno de lo malo”. 

Luego de semejantes respuestas, no me quedan palabras para cerrar la charla. Quien me lee con frecuencia sabe que trato siempre de dar un remate o un lindo cierre a cada nota que hago, pero en éste caso, Nicolás lo dijo todo. Hay momentos que arranco con toda, esperando sacar tremendas respuestas y que el tipo me refleje como es la personalidad del “9” dentro del área, y lo que termina haciendo es darme tremenda lección de vida, haciéndome saber cosas simples, como que los sueños no siempre se basan en tener una casa, un auto o sacar el 5 de oro, sino en ser feliz. 

Así que agradecemos inmensamente a Nicolás Macció, que nuevamente la manda guardar, pero ésta vez con su experiencia de vida, haciéndonos saber que las personas que amamos no se van, sino que se ponen cómodos y nos alientan desde allá arriba.

5 Comentarios

Anónimo 23 de septiembre de 2021 - 11:53

Tremenda nota a una gran persona, arriba Nico, sos un grande!

Anónimo 23 de septiembre de 2021 - 11:19

Excelente la nota…y muy merecida la tiene Nicolás….es muy importante que el primer lugar de reconocimiento a cualquier labor sea con la gente de tu pueblo…
Gracias Belén….sos la herramienta que se necesita…

Anónimo 23 de septiembre de 2021 - 10:34

Me acuerdo cuando lo recomendaron para traerlo al club, la verdad un excelente jugador pero mejor persona.

Anónimo 22 de septiembre de 2021 - 20:41

Muy buen gurí , me consta . Felicitaciones. Impecable la nota !!!

Anónimo 22 de septiembre de 2021 - 11:07

Realmente emocionante !!! .La tiene clara
Un ejemplo para su entorno !!! Seguramente transitará un camino lleno de luz y será un referente para compañeros y amigos

Los comentarios están cerrados.

Publicaciones relacionadas