Diario El Este

Inicio Policiales Once personas fueron identificadas y sometidas a la Justicia: diez de ellas fueron condenadas y una fue formalizada con medidas cautelares.

Once personas fueron identificadas y sometidas a la Justicia: diez de ellas fueron condenadas y una fue formalizada con medidas cautelares.

por Damián Muñiz

La operación “Anonymous” inició en mayo de este año cuando los investigadores de la Jefatura de Policía de Colonia identificaron a un hombre que estaba vinculado a la autoría de tres hurtos en viviendas de la localidad de Ombúes de Lavalle y con otras personas con antecedentes penales.

Las tareas de inteligencia permitieron vincularlos en diferentes hechos delictivos en Canelones, Durazno, Montevideo y Paysandú, donde, en este último, robaron lingotes y monedas de oro desde una estancia.

En conferencia de prensa, de la que participaron el ministro Luis Alberto Heber, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, la fiscal de Carmelo, María Eugenia Rodríguez, el jefe de Policía de Colonia, Jhonny Diego, explicó que los equipos investigadores debieron trasladarse a diferentes puntos del país donde existían elementos para vincularlos a varios de los delitos mencionados. Según se pudo determinar, los delincuentes tenían un sistema organizado de búsqueda de la información, exploración y otros roles para llevar a cabo los delitos sin ser detectados.

“Se comprobó que los involucrados no eran oriundos de Colonia”, afirmó Diego, y agregó que utilizaron más de sesenta celulares que cambiaban en forma constante para no ser localizados, lo que dificultó la operación.

Además, contó que utilizaban “herramientas sofisticadas”, comprobándose que en el robo de Paysandú utilizaron tubos de oxígeno para romper el blindaje de la caja fuerte desde donde se llevaron 17 lingotes y mil monedas de oro, así como dinero en efectivo. Según indicaron las autoridades, este botín tenía un valor que rondaba los dos millones y medio de dólares.

La Policía pudo recuperar ocho autos de alta gama, una moto, camionetas, un camión, armas de fuego, municiones de distintos calibres y marihuana, conjuntamente con algunas monedas de oro.

Los once involucrados fueron judicializados, diez de ellos condenados por delitos de asociación para delinquir, lavado de activos y hurtos, mientras que una persona fue formalizada y se encuentra con medidas cautelares.

La investigación continúa, por lo que no se descartan nuevas actuaciones.

Publicaciones relacionadas