Diario El Este

Inicio Salud Personal de CTI en Treinta y Tres, recibirá técnica japonesa para manejar la relajación y el estrés

Personal de CTI en Treinta y Tres, recibirá técnica japonesa para manejar la relajación y el estrés

por Karina Caputi

El Departamento es el único que se mantiene en nivel naranja en la escala de Harvard por Covid- 19

Ubicado al comienzo de la vacunación en los primeros lugares de población inoculada, al alcanzarse el 50 por ciento de las dosis aplicadas, los números se estancaron y el movimiento ascendente ha sido extremadamente lento, pese a los esfuerzos de la autoridades sanitarias por facilitar el acceso a las vacunas.

De hecho, fue el primer lugar del país, donde, tras cumplirse el “pueblo a pueblo”, se implementó el “barrio a barrio” y luego el programa “puerta a puerta” que permitía llegar a la mayor cantidad de ciudadanos vacunados.

Sin embargo, el margen sigue siendo distante con otras zonas del territorio nacional que se encontraban, no mucho tiempo atrás, distante de alcanzar los objetivos, y hoy han superado ampliamente en porcentaje a Treinta y Tres.

Continuando con las líneas de acciones, la Dirección Departamental de Salud, realiza, a partir de este jueves 29 de julio, una nueva iniciativa, denominada “Plaza a Plaza”, donde personal de enfermería se instalará para vacunar, en distintos espacios públicos, a todo aquel que desee recibir su dosis.

Paralelamente, en fines de semana se procederá a concurrir, con las vacunas,  a boliches nocturnos, que han reabierto, luego de suprimidas las restricciones por parte del Gobierno.

Entre tanto, desde el Hospital de Treinta y Tres, se instrumentará una tarea de apoyo al personal de la salud, que trabaja en los Centros de Terapia Intensiva, a fin de facilitar técnicas de relajación y manejo de estrés.

El equipo de Zen Shiatsu.uy estará llegando a la ciudad capital de este Departamento, en apoyo al personal de CTI con una terapia corporal japonesa.

De todos modos, se dará apertura a todo el personal de la salud y a aquellos que se encuentren en contacto con situaciones de estrés.

Si bien existen  numerosas  maneras de establecer un contacto físico curativo con las personas, el sistema de contacto como lo establecen los principios del Zen Shiatsu parece ser el más completo.

Shiatsu quiere decir «presión con los dedos» en japonés. Es un término bastante abierto, ya que hay muchas maneras de ejercer presión con los dedos en la superficie de la piel.

El sistema de contacto del Zen Shiatsu está organizado siguiendo conceptos como la energía, el yin y el yang, los cinco elementos, los meridianos (canales de energía) y los puntos energéticos (tsubos), originarios de la medicina tradicional china y luego revalorizados en Japón.

En el Zen Shiatsu se necesita que el contacto sea, perpendicular a la superficie de la piel (no una presión paralela como en el masaje sueco, por ejemplo y tampoco se usan aceites o instrumentos).

Así mismo, deberá ser estacionario, es decir que al entrar en contacto con el punto que queremos tocar, no hay movimientos rotatorios ni de ningún otro tipo.

Otra de sus particularidades es que sea continuo, de manera de mantener la coherencia de la intención en el contacto, siguiendo el trayecto de un meridiano específico.

Ambas manos están en contacto con el cuerpo, mientras una presiona en un punto, la otra «escucha» el efecto que genera.

La presión que se aplica no es generada por la fuerza muscular, sino por la proyección del peso relajado del cuerpo del practicante, sobre el punto de contacto.

Hay varios principios más que se refieren al estado que el practicante debe tener para poder entrar en un contacto de escucha activa, compasión y atención plena de conciencia que quizás se puedan resumir en la palabra Zen (que quiere decir contemplación), elemento esencial del Zen Shiatsu.

Esta actitud o estado, es el valor fundamental al que apuntamos al atravesar el entrenamiento como practicante. Evocar la calma, el aplomo, la individualización sin perder el contacto con el otro, el sentir que estamos ocupando en nuestro lugar en el mundo, son habilidades que cada vez hacen más falta.

Es un aporte que en sí mismo, más allá de las técnicas y procedimientos físicos que son muy eficaces, ayuda al que recibe Zen Shiatsu a manejar un dolor físico, emocional o mental y ayuda a bajar la tensión en cualquier situación de crisis.

El efecto es inmediato y multiplicador, ya que más allá del individuo la mejoría impacta y genera cambios a nivel familiar y laboral.

La actividad en Treinta y Tres, se cumplirá el sábado 31 de julio a partir de la hora 17.00 en el Parque Dionisio Díaz.

Publicaciones relacionadas