Diario El Este

Hola, Susana…te estamos rezando - Diario El Este

Hola, Susana…
te estamos rezando

Esta vez, Susana Giménez la pasó muy mal. ¡No fue moco de pavo! Porque en la ruta de su vida, en la conducción de su existencia, la diva del teléfono al mirar por su espejo retrovisor, seguramente no verá ni encontrará un episodio tan grave como éste. Es más, estoy convencido que nunca antes debe haber sentido tanto miedo como tampoco debe haber estado tan cerca en la muerte, en su optimismo natural de siempre. Esta vez fue distinto y el pánico insondable la acompañó desde que supo que su hisopado daba positivo.
Ese fin de semana quedó internada en el Sanatorio Cantegrill de Punta del Este, el mismo de Diego Maradona, el mismo de Pata Villanueva y tantos otros famosos en situaciones extremas y muy difíciles. Susana quedó internada, aislada, con respirador artificial… Cuarto piso, después el segundo piso, sala radiográfica, kinesiología, neurología… varias salas de terapias y cuidados reservados. Esa misma mujer que se construyó a sí misma flaqueaba, la invadía un miedo que nunca había conocido. No era una más, era dramático.
Tampoco fue casualidad que se armaran cadenas de oración para que una estrella tan querida y amada como Susana para que saliera del trance, que se ocultara tanta información para quitar dramatismo al momento, pero en esta ocasión también se generó una alternativa crítica, enfrentada y hasta muy dura de mucha gente que, como pocas veces, le cayera encima a Susana por sus decisiones personales, por sus declaraciones públicas y por sus ideas con relación a los planes de vacunación, de prevención sanitaria y posiciones políticas.
También fue fustigada en Argentina por su decisión de radicarse en Uruguay, además de hacerse ciudadana oriental y en sus opiniones con relación a su postura preventiva respecto de la pandemia de C19, fue abriendo surcos en la opinión pública, y terminó agrandando la grieta que Argentina existe, y en este caso con respecto al cariño que ella misma supo sembrar y cosechar en su público, terminó generando estampidas de ataques digitales condenando su cambio de país, su distanciamiento de sus cosas y afectos en tierra natal.
Y en Uruguay, también se convirtió en una bomba de tiempo latente y viviente, porque un mal final comprometía a la medicina local, al sanatorio y todas las atenciones y cuidados con que el Uruguay supo cobijarla en esta lucha de salud que va dando el partido ganado. En buena hora y por el bien de una mujer que nunca deja de ser una estrella muy popular

4 comentarios en “Hola, Susana…
te estamos rezando

  1. Un periodista que da por muerto a una persona como fue el caso del SR. CACHO FONTANA, que no chequea su fuente de información, deja mucho que desear, no solo como persona sino como periodista. CERO CREDIBILIDAD.

  2. Es necesario traer a estos porteños para escribir estas cosas?. Para esto está Intrusos de Argentina. Ya sé que no tengo la obligación de leer los artículos que no me interesan.
    Pero no será mucho esto?

    • Y como conoces Intrusos? te la debes pasar mirandolo sino no conocerias ni al periodista ni al programa de otro pais

Los comentarios están cerrados.