Diario El Este

Inicio Política Polémico proyecto sobre Tenencia Compartida entra en su fase final con partes enfrentadas

Polémico proyecto sobre Tenencia Compartida entra en su fase final con partes enfrentadas

por Karina Caputi

Colectivos, organizaciones y asociaciones exponen este martes en la última sesión de la Comisión de Constitución y Legislación del Senado, antes del informe

El proyecto, elaborado por los senadores por Cabildo Abierto (CA) Guido Manini Ríos, Guillermo Domenech y Raúl Lozano establece en su exposición de motivos “la finalidad de atender la situación planteada con los padres, afectados en su rol al ser excluidos de la crianza de sus hijos, transformando al concepto de «patria potestad» para el referente paterno en un concepto vacío que no tiene efectos en la práctica”.

La iniciativa agrega que “al presente, más allá de las consideraciones que están en el Código de la Niñez y la Adolescencia, por la vía de los hechos, no se considera que en algunos casos sería más adecuado para los hijos quedar a cargo de sus padres varones”.

Los legisladores de Cabildo Abierto entienden que “en cuanto a la intervención de los curadores, el paradigma del interés superior del menor se ha visto severamente desvirtuado, por lo que se entiende pertinente hacer una necesaria regulación de sus trabajos”.

Uno de los puntos en los cuales se han vertido múltiples opiniones se manifiesta “sobre los incumplimientos a los regímenes de visita pactados, si bien el Código de la Niñez tiene previsto sanciones, en la práctica, esta rara vez se implementan, por lo que este proyecto de Ley, al definir plazos específicos, busca asegurar el cumplimiento a lo previsto en cuanto al espíritu del Código”.

Es idea base de este proyecto la igualdad de la madre y el padre, en función de dar cabal cumplimiento a los mandatos constitucionales y legales (CNA). Se entiende pertinente legislar al respecto, reforzando la igualdad de ambos progenitores, en todo lo concerniente a la vida de sus hijos.

Según explican los Senadores, se entiende necesario “legislar al respecto, para que según las circunstancias fácticas, los hijos queden a cargo del progenitor más adecuado para tal rol, y asimismo dejar habilitada la posibilidad de que un Juez de familia pueda adoptar la medida de una tenencia compartida por igual período de tiempo entre ambos progenitores”.

Este es uno de los proyectos en los cuales se trabaja en la Comisión integrada por los senadores Charles Carrera (FA) en calidad de Presidente, Carlos Daniel Camy (PN), Vicepresidente, Guillermo Domenech (CA), Liliam Kechichian (FA), Enrique Rubio (FA), Danilo Astori (FA), Pablo Lanz (PC), Carmen Asiaín (PN) Graciela Bianchi (PN).

Desde hace varios años, diversas organizaciones sociales, entre ellas “Todos Por Nuestros Hijos” o Stop Abuso defensora de Derechos Humanos, vienen librando múltiples acciones en procura del bienestar de los niños y su derecho a crecer con ambos padres, manteniendo contacto con las familias de sus dos progenitores.

En esta línea, la Psicóloga Nita Próspero, ha manifestado en reiteradas ocasiones, el daño que se genera al menor que queda en medio de una disputa conyugal de vínculo disuelto. Las denuncias falsas de mujeres, que han impedido durante años el contacto entre sus hijos y los respectivos padres, se ha utilizado como mecanismo de aislamiento del niño hacia su entorno paterno, amparados por una legislación que privilegia a la mujer.

De acuerdo a la experiencia de la profesional, esto provoca lesiones irreparables en la salud emocional del menor, que se manifiesta en el denominado Síndrome de Alienación Parental (SAP).

La licenciada en psicología, Leticia Abregó, especializada en psicología clínica, Psicología de la pareja, Psicología clínica de adultos, Psicología clínica infantil, Psicología clínica de adolescentes, Psicología social, Psicología comunitaria, Psicopatología, Psicología médica, Neuropsicología, Diagnóstico clínico y especializada en niños describe el síndrome como “un desorden psicopalógico en el cual un niño, de forma permanente, denigra o insulta sin justificación alguna a cualquiera de sus progenitores con el cual no vive. Este síndrome se centra en la afectación emocional que causa en el hijo; dado que el menor, bajo la campaña permanente y sistemática de difamación sobre el padre/madre con quien no vive, ya sean mentiras, escenarios montados de actos que no experimentó directamente con el padre a quien rechaza, muestra negativa al trato, dando crédito a falsos hechos de supuesto desamor, desprecio, violencia e incluso hasta de abuso sexual, donde el hijo, como en cualquier campaña, se suma de tal forma que tras alienarse, como evidencia en el SAP, actúa en forma activa y personal, negándose a todo contacto y participa en la erradicación de la presencia de su otro papá en su vida familiar”.

En cuanto a la afectación en el menor, la perito señala que “el niño que padece SAP muestra un desprecio infundado. Generalmente presentado con importante arrogancia, bajo respuestas que no corresponden exageradas de rechazo hacia el mínimo acercamiento que tiene su otro progenitor en un menor, que está aparentemente empoderado; esto es, no victimizado y que está empoderado o victimizado de manera irreal. Si estos niños pueden dar razones o explicaciones son absurdas e incoherentes para justificar el rechazo. También utilizan frases o palabras impropias para su edad, como diálogos muy similares o idénticos al del progenitor alienador; llegando incluso a intentar mencionar situaciones de abuso o maltrato que jamás han sucedido. Esto resulta muy grave, dado que es una de la funciones paternas y maternas fundamentalmente, promover el sano desarrollo de la personalidad de sus hijos. También reportan falta de ambivalencia. Se manifiesta en que no pueden ver nada bueno en el padre alienado y nada malo en el padre amado. Esto resulta patológico, pues como parte del desarrollo sano, se debe adquirir una percepción lógica de que existen ambas caras en un solo sujeto; así como uno de los síntomas, que particularmente me parecen gravemente insanos, es el fenómeno del pensador independiente. El niño defenderá que la decisión es propia,  personal de no ver al padre con el cual no vive, y busca supuestamente liberar con esta postura, de la culpa al progenitor alienante y protegerle de las críticas, haciéndose un héroe, un rescatista del padre alienante y hacer propio un conflicto que no ha creado él mismo”.

Por otro lado, los colectivos feministas desestiman estas exposiciones y no consideran el Síndrome De Alienación Parental

Andrea Tuana Nageli,  una trabajadora social y docente feminista uruguaya, directora de la Asociación Civil El Paso e integrante de la Intersocial Feminista de Uruguay, es una reconocida activista contra las violencias de género, doméstica y sexual hacia niños, niñas, adolescentes y mujeres.

Licenciada en Trabajo Social por la Universidad de la República, obtuvo el diploma de especialización en “Género, Desarrollo y Planificación” dictado por el Centro Interdisciplinario de Estudios de Género de la Escuela de Postgrado de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile. Asimismo, es magíster en Políticas Públicas y Género por FLACSO.

Tuana ha tenido diversas exposiciones en las cuales señala, que disfrazado a través del SAP, se han sufrido múltiples situaciones que dejaron a los niños en manos de abusadores o violentos.

Si bien el SAP no se encuentra incluido entre los proyectos, dado que el único presentado por Magdalena Zumarán en el año 2015 siendo Senadora de la República, naufragó antes de embarcarse, se encuentra estrechamente relacionado con la exposición de motivos para una tenencia compartida, tema central que se analiza en estos momentos.

En la última sesión de la Comisión, este martes 1 de junio, los legisladores recibirán a integrantes de la Asociación de Defensores de Oficio del Uruguay, a la Asociación Civil El Paso, de Andrea Tuana, al Colectivo Masculino, al Colectivo Papás Presentes y a la Comisión Directiva del Círculo de Mediación del Uruguay.

Dejar un comentario

Publicaciones relacionadas