Diario El Este

Inicio Noticias Proyecto de ley que aprobó internación de adictos por parte de familiares no cubre costos por tratamientos

Proyecto de ley que aprobó internación de adictos por parte de familiares no cubre costos por tratamientos

por Karina Caputi

Al igual que ahora, serán los interesados quienes deban enfrentar los gastos en clínicas o instituciones privadas

Si bien se aguardaba con singular expectativa, una medida que ofreciera herramientas legítimas a familiares de personas con problemas de adicciones, para que pudieran proceder a su internación, la solución no estuvo a la altura de lo esperado.

Aunque  se demandaba la aprobación de la internación compulsiva, teniendo en cuenta que un adicto grave no se encuentra en sus plenas facultades para decidir sobre su integridad, esto no fue siquiera sometido a estudio por parte de los legisladores.

Sin embargo, la voluntad anticipada, apareció como la alternativa más próxima a lo reclamado.

El proyecto de ley, surgido desde el Partido Colorado, establece que un adicto puede dejar escrita su voluntad de internarse, en momentos que se encuentre lúcido, y este documento ser utilizado por su familia cuando así lo entienda pertinente.

El proyecto fue debatido en diputados, donde contó con 54 votos en 91, rechazando el mismo los legisladores del  Frente Amplio y Partido Independiente.

En su exposición de motivos, las diputadas Nibia Reisch y Silvana Pérez Bonavita, ambas del Partido Colorado, indicaban que en el año 2009 se incorporó al ordenamiento jurídico la ley 18.473 sobre voluntad anticipada donde se consagró que toda persona en forma voluntaria, consciente y libre, tiene derecho a oponerse a la aplicación de tratamientos y procedimientos médicos, así como al derecho de expresar anticipadamente su voluntad en el sentido de oponerse a la futura aplicación de tratamientos y procedimientos médicos que prolonguen su vida en detrimento de la calidad de la misma, si se encontrare enferma de una patología terminal, incurable e irreversible.

Con similar criterio se propone este proyecto de ley que apunta a las personas que sufren algún tipo de drogadicción de forma tal que pueden ejercer su derecho de voluntad anticipada, por la cual en un momento de plena lucidez, puedan expresar su intención de ser sometidas a tratamientos de desintoxicación, rehabilitación y reinserción social.

Si hoy, legalmente se puede expresar la voluntad de no ser sometido a tratamientos y procedimientos médicos que prolonguen la vida en detrimento de la calidad de la misma, con mayor razón se debe admitir que una persona disponga su voluntad de ser sometido a tratamientos que tiendan a proteger su vida y que le permitan salir de una situación de drogadicción.

En concreto, el proyecto de ley, aprobado en Diputados, establece que “toda persona mayor de edad, psíquicamente apta, que padezca de una adicción a cualquier tipo de drogas, en uso de su capacidad de forma voluntaria, consciente, libre, podrá expresar su voluntad de ser sometida a una internación para recibir tratamiento de desintoxicación, rehabilitación y reinserción social para cuando se encuentre bajos los efectos de su drogadicción”.

Agrega que “a tales efectos, los profesionales médicos psiquiatras tratantes, serán quienes deberán determinar que la persona se encuentre capaz refrendada en la justicia, y en situacion de adicción a las drogas”.

En el caso de las personas menores de edad, la decisión corresponderá a sus padres en ejercicio de la patria potestad o al tutor, cuando correspondiere.

Manifiesta a continuación, que “la internación podrá recibir el tratamiento de desintoxicación, rehabilitación y reinserción social, preceptivo por el plazo indicado por el médico y equipo profesional tratante. Deberá ser realizada en clínicas o instituciones, públicas o privadas, especializadas en la materia a juicio de los profesionales tratantes. Los costos de la referida internación, cuando correspondieran por tratarse de clínicas o instituciones pagas, serán a cargo del interesado o de quienes éste designe y acepten asumir los referidos costos”.

Aclara el proyecto de ley que “la expresión anticipada de la voluntad se realizará por escrito, con intervención notarial documentándose en escritura pública o acta notarial, con la firma del titular y dos testigos. En caso de no poder firmar el titular, entre otras, por imposibilidad física, se hará por firma a ruego por parte de uno de los dos testigos. En todos los casos, deberá ser incorporada a la historia clínica del paciente y podrá ser homologado ante la justicia competente”.

Se especifica que “no podrán ser testigos los profesionales médicos tratantes, empleados de los médicos tratantes o funcionarios de la clínica o institución de salud en la cual el titular sea paciente”.

A fin de mantener la asistencia,  se establece que “la referida voluntad anticipada no podrá ser revocada durante el período de internación. En otras instancias, podrá ser revocada de forma escrita, por el titular, siempre y cuando éste no se encuentre bajo los efectos de su drogadicción, y esté psíquicamente apto y en un momento de plena lucidez, a juicio de los profesionales médicos tratantes. En todos los casos, estos últimos dejarán debida constancia en la historia clínica”.

1 Comentario

Anónimo 15 de octubre de 2021 - 17:54

Podrá ser revocado x el enfermo? Obvio que lo será!!!! Es chiste???? Al fondo deben ir !!!! Al hueso !!!! Nada de chiquitas

Respuesta

Dejar un comentario

Publicaciones relacionadas